Medios

Cebrián espera que el nuevo socio mexicano inyecte otros 400 millones en Prisa

El 'holding' necesita que Roberto Alcántara Rojas amplíe su inversión en los próximos meses. Los planes del grupo incluyen una reducción de deuda de 800 millones cuando Competencia apruebe la venta de Digital Plus a Telefónica... 

Poco a poco, el grupo Prisa va saliendo del atolladero. En los últimos meses ha reducido su astronómica deuda en 706 millones de euros. Pero todavía debe más de 2.500 millones. A corto plazo, el holding de medios necesita continuar por la senda de desinversiones y posterior reducción de deuda. Y ahí se enmarcan las dos necesidades apremiantes que quitan el sueño al presidente del grupo, Juan Luis Cebrián. Se trata del cierre definitivo de la venta de Digital Plus a Telefónica, gracias a la que pretende rebajar la deuda en otros 800 millones, y del aumento de la inversión del mexicano Roberto Alcántara Rojas. Este último inyectó 100 millones de euros el pasado julio. Y ahora en el consejo de administración se espera que el nuevo accionista invierta otros 400 millones

En caso de que ambas operaciones salgan adelante, Prisa habrá puesto los cimientos para su recuperación definitiva, dado que la generación de caja es positiva y los datos en Latinoamérica son cada vez mejores, según explican fuentes del sector. Pero antes la cúpula dirigente del conglomerado mediático tiene que superar dos obstáculos nada fáciles. Por un lado, debe convencer a Alcántara Rojas de que aumente su apuesta, sea solo o en compañía de otros empresarios del país azteca, donde, por cierto, las relaciones de Prisa son cada vez más boyantes. Y, por otro lado, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) debe dar su visto bueno a la venta de la citada plataforma de pago.

Resulta evidente que para el grupo editor sería deseable que la decisión de la CNMC sobre Digital Plus llegase cuanto antes, aunque en el sector se habla de cuatro meses de plazo

El problema, en este segundo asunto, es que los tiempos que maneja Prisa no son los mismos que los de Competencia. Fuentes del sector dan por hecho que, se apruebe o no la transacción, habrá un dictamen definitivo en unos cuatro meses. Y resulta evidente que para el grupo editor sería deseable que la decisión de la CNMC llegase cuanto antes. La hipótesis más probable que se maneja en el mercado es que finalmente el organismo dirigido por José María Marín Quemada aprobará la operación pero, eso sí, impondrá condiciones a Telefónica, tales como que tenga que abrir sus contenidos premium a otros operadores

La refinanciación obliga

Las necesidades de Prisa son un secreto a voces en el sector de los medios. No puede olvidarse que en la refinanciación que el grupo firmó con numerosas entidades a finales de 2013 se incluyeron una serie de condiciones, referentes a los vencimientos de los pagos de deuda, que resultan de obligado cumplimiento. En ese contexto, el pasado lunes el propio Cebrián se refirió, aunque de soslayo, a estos asuntos candentes para el futuro del grupo. Fue durante un desayuno informativo celebrado en el Hotel Ritz y ya explicado por este diario. 

El pasado lunes Cebrián asombró al público al afirmar que Alcántara Rojas desembarcó en el grupo por su "compromiso moral" y "no para ganar dinero" dado que es un seguidor de 'El País'

De hecho, una de las cuestiones que más llamó la atención a los asistentes a dicho evento fue una afirmación de Cebrián respecto al citado Alcántara Rojas. El presidente de Prisa explicó que el nuevo socio de referencia, que controla un 9% de las acciones, había decidido desembarcar en el grupo por su "compromiso moral" y "no para ganar dinero", debido a que al parecer es un seguidor del diario El País. Una versión un tanto edulcorada que, siempre según las fuentes mencionadas, sin duda se enmarca en la necesidad de convencer al inversor para que apueste todavía más por el grupo mediático. Al igual que las continuas apelaciones de Cebrián a la "vocación latinoamericana" de la compañía. 

La verdad es que, como ya reveló Vozpópuli semanas atrás, la decisión de Alcántara Rojas de invertir 100 millones supuso, en gran medida y por paradójico que parezca, un jarro de agua fría para los miembros del consejo de administración, que ya entonces esperaban que el mexicano inyectase una cantidad cercana a los 500 millones, y no solo 100. Así las cosas, en los próximos meses no sería nada de extrañar, señalan las fuentes consultadas, que este empresario del transporte, un desconocido en España hasta su aterrizaje en Prisa y que arrastra en su currículum la ruina de un banco que presidió, vuelva a mover ficha. 

Mientras Prisa espera cerrar dos operaciones clave, Telefónica ha visto reducida su participación en el grupo, donde los bancos cada vez tienen más fuerza

Cebrián fue más claro respecto a sus intenciones en la política de reducción de deuda que la compañía sigue desde hace meses. Además de agradecer a los bancos el goloso descuento del 25%, el presidente de Prisa dejó muy claro que con la venta de Digital Plus pretenden una nueva rebaja de la deuda de "unos 800 o 900 millones de euros". Mientras Prisa espera cerrar dos operaciones clave, Telefónica ha visto reducida su participación en el grupo, del 5,295% al 4,586%, según consta en los registros de la CNMV. Ahí precisamente, en el accionariado de Prisa, los bancos cada vez tienen más fuerza. Ahora mismo Morgan Stanley atesora el 4,814%, Caixabank el 4,906% y Santander el 4,65%, todos ellos por encima de la teleco


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba