Medios

Duro golpe de Cebrián a la información regional de 'El País': ordena el cierre de 4 delegaciones

La grave crisis financiera del Grupo Prisa le obligará a cerrar las sedes de 'El País' en Comunidad Valenciana, Galicia, Andalucía y País Vasco para ahorrarse el mantenimiento de sus centros de trabajo. La de Barcelona no la tocará, de momento, mientras que las de América Latina pretende ampliarlas.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

Las delegaciones de El País en Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco tienen las horas contadas. El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, ha ordenado su cierre y recurrirá a corresponsales para cubrir el día a día de estas comunidades autónomas. Con esta decisión, la empresa pretende librarse del coste que supone mantener estos centros de trabajo, aunque eso conlleve una "más que probable" pérdida de calidad de la información que se publique de estos territorios, explican a Vozpópuli fuentes del periódico.

El desmantelamiento de estas cuatro delegaciones es una consecuencia directa de la grave crisis en la que se encuentra sumido el periódico más leído de España, que en 2014 vendió una media de 32.000 ejemplares menos al día, con respecto a 2013, y asistió a una preocupante reducción de sus ingresos que se fijó en 13 millones de euros, según reconoce Prisa en su informe anual de cuentas.

Su director, Antonio Caño, fue elegido hace unos meses con la consigna de frenar la caída libre de este diario, pero realmente la ha acelerado, al introducir unos cambios informativos que no han agradado a los lectores, tal y como demuestra el descenso de la difusión que el periódico ha experimentado en los últimos meses.

'El País' vendió en 2014 una media de 32.000 ejemplares menos cada día

Con la clausura de sus delegaciones, Prisa renuncia a tener un punto de referencia sobre el que pivote el día a día de su principal periódico en estas regiones, lo que mermará su influencia, y, “muy previsiblemente”, su capacidad para ofrecer "información propia y buena", lamentan fuentes del diario, en declaraciones a Vozpópuli.

La idea inicial de Cebrián es la de mantener los contratos a los 16 empleados de estos centros de trabajo, aunque sólo permitirá que una parte de ellos prosiga con su labor informativa dentro de estos territorios. Al resto, les ha ofrecido “hacer las américas” y unirse a alguna de las delegaciones del periódico en Latinoamérica, o ser trasladados a Madrid para reforzar la edición digital del diario.

Duplicar las visitas de la web de El País

Precisamente, una de las consignas que ha transmitido Caño a sus trabajadores es la de concentrar sus esfuerzos en la edición digital del periódico, ante el preocupante y continuo descenso de ventas del papel, un formato que descarta que tenga futuro, según le transmitió recientemente a su plantilla.

Su objetivo es conseguir 100 millones de usuarios únicos mensuales durante 2016, lo que supondría duplicar el dato que actualmente consigue el periódico. Para ello, el director anunció que Prisa destinará un mayor número de recursos para potenciar este medio, que sólo aporta una cuarta parte de los ingresos publicitarios que consigue El País, un dato que hace inviable renunciar al papel a corto plazo.

Tras los drásticos recortes en las delegaciones auspiciados por Cebrián, el periódico de Prisa sólo mantendrá su sede central, en la madrileña calle de Miguel Yuste, y la de Barcelona, que no prevé tocar a corto plazo, según inciden fuentes del Grupo. Cabe recordar que el pasado octubre la cúpula de Prisa presentó en público la edición web en catalán de su periódico, en un acto que contó con el significativo apoyo de Soraya Sáenz de Santamaría, figura clave del Gobierno en el sector de los medios de comunicación.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba