Medios

La censura en Grupo Prisa continúa: 'El País' mutila la columna de Santos Juliá

Enésimo capítulo críticas de colaboradores del rotativo que la dirección se ha encargado de acallar. Los responsables del diario eliminan una referencia a Enric González y otra a las diferencias entre retribuciones salariales en la opinión del historiador.

Santos Juliá, comentarista de política nacional en el diario 'El País'.
Santos Juliá, comentarista de política nacional en el diario 'El País'. Eventos UC3M

La represión y censura a la que la directiva del periódico ‘El País’ está sometiendo a la plantilla y colaboradores sigue saliendo a la luz. El penúltimo capítulo lo ha sufrido la columna de opinión de este domingo de Santos Juliá. El texto, titulado ‘Desigualdad como antesala de ruina’ ha visto suprimidas dos referencias incómodas en plena negociación del expediente de regulación de empleo (ERE).

El artículo original incluía, según denuncia en su blog el periodista Victorino Ruiz (30 años en ‘El País’), una mención a una de las grandes firmas del diario, que ha anunciado que prefiere abandonarlo dada la deriva tomada tras la presentación del ERE. “Llevamos digeridas tantas cifras aberrantes sobre los baños de oro, como diría Enric González…” escribía Santos Juliá. La edición en papel y digital tienen suprimidas las cuatro últimas palabras.

El análisis de la situación económica realizado por Juliá contenía, asimismo, en el tercer párrafo: “(…) es obligado acabar con la enorme desigualdad de las retribuciones –de la que este diario tampoco se libra–”. Esta última parte entre guiones también fue censurada.

La semana pasada, la empresa retiró las pegatinas de protesta contra el ERE que los trabajadores habían colgado en los tablones de libre expresión de las instalaciones del rotativo. La directiva alegó que el convenio del diario no permite utilizar material autoadhesivo. Desde que se presentó el ERE, Javier Moreno, director del rotativo, ha presionado y amenazado, según el comité de empresa, a los redactores para que no dejasen sin firmar las informaciones que habían elaborado. Siguiendo órdenes de su presidente, Juan Luis Cebrián, el director ejerció sus presiones directamente y a través de los subdirectores y redactores jefes. Ante la censura que impone el director y su equipo los profesionales se las ingenian para burlarla. Uno de los métodos más sagaces ha sido mediante un crucigrama


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba