Medios

Sin piedad: Cebrián despide a 129 trabajadores de 'El País' con la indemnización mínima legal

Grupo Prisa tira por la borda su compromiso de 2011 de aplicar una compensación económica de 45 días a los trabajadores de su buque insignia. Ejecuta el despido legal más duro y que tanto criticaba su línea editorial: veinte días con un máximo de doce mensualidades. La editora del rotativo justifica este domingo el ERE en una tribuna sin firma llena de medias verdades, cuya autoría recae en su presidente en opinión de la plantilla.

Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa y de 'El País', insiste en la transparencia de su retribución de 13 millones de euros.
Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa y de 'El País', insiste en la transparencia de su retribución de 13 millones de euros. G3ONLINE

Grupo Prisa ha dicho su penúltima palabra en el expediente de regulación de empleo de 'El País'. La última, conforme a la intención del comité de empresa del periódico de pleitear, la tendrá que dar ante la Justicia. Habrá una demanda colectiva, además de las individuales de los afectados. La mañana de este sábado, los responsables de Recursos Humanos de la editora remitieron al comité de empresa un correo electrónico en el que trasladaban su intención de aplicar la reforma laborar para despedir a 129 profesionales. Un tercio de la plantilla.

Indemnizará con 20 días por año trabajado con un máximo de doce mensualidades. La compensación mínima legal, la línea más dura que permite la norma; la misma que meses atrás criticaba en su línea editorial el diario. El órgano de representación laboral, tal y como aseguran fuentes del mismo, se encargó de comunicar personalmente a los damnificados la decisión de la Dirección “antes de que les llegue un burofax” de la compañía. El comité de empresa ha aconsejado no firmar las cartas de despido de cara al contencioso que pondrá en marcha. En 2011, Prisa suscribió con los sindicatos un acuerdo en el que se comprometía a abonar indemnizaciones de 45 días por año trabajado, con un tope de 42 mensualidades en caso de despidos, un acuerdo que los ejecutivos de Prisa tratan de convertir en papel mojado, pero que los representantes sindicales pretenden hacer valer ante la Justicia. CCOO va a presentar una denuncia por entender que vulnera el acuerdo de mínimos firmado y que además obliga a Prisa a intentar realizar recolocaciones como paso previo a despidos. El grupo cotizado también se ha saltado dicho compromiso en los recientes expedientes de regulación de empleo de 'Cinco Días', 'Prisa Revistas' y 'Prisa Brand Solutions'.

Prisa adjuntó, en el citado email, la lista de los despedidos, algunos con cerca de treinta años de servicio en el diario; firmas de prestigio que han publicado, entre otros destacados trabajos, las más recientes primicias publicadas en un periódico que es referencia en España y en información en español. A través de las redes sociales, tal y como recoge la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), trascendió que entre los periodistas que manda a la calle están Ramón Lobo, Javier Valenzuela, José Yoldi, Manuel Cuéllar, Santiago Carcar, Miguel Ángel Villena, Daniel Borasteros, Juanjo García del Moral, Diego Narváez, Julián Rojas, Isabel Pedrote, Julio M. Lázaro, Lourdes Lucio, Marisa Gascón, David Sánchez, Pérez Cabo, Margot Molina, José A. García Cordero, Santiago Belausteguigoitia, Elena Blanco, Juan Méndez, Miriam Lagoa, Ángeles García, José Luis Barbería y Toño Fraguas. Así, hasta 129, algunos fulminados por criterios económicos, pero otros por haberse significado en las protestas contra el ERE, aseguran fuentes de los trabajadores. La lista de afectados, además, supone la puntilla definitiva para las delegaciones del rotativo. En Andalucía han sido despedidos 13 trabajadores de los 21 que la formaban, así como 8 de los 12 de la delegación de Galicia, tal y como también recoge la APM.

Durante la tarde de este sábado, numerosos lectores llenaron Twitter y Facebook de críticas contra la directiva de 'El País' y Prisa. No pasó desapercibido el hecho de que ‘El País’ pretenda liquidar parte de su redacción habiendo arrojado hasta junio de este año beneficios durante sus 36 años de historia, o filtraciones de que los jefes cobraban bonus mientras se perfilaba el ERE. Gran parte de las críticas están enfocadas contra el presidente ejecutivo de Prisa y director fundador de 'El País', Juan Luis Cebrián, quien el pasado año se embolsó 13 millones de euros. Mientras, los 129 despedidos se irán prácticamente con una mano delante y otra detrás. 

Un chiste cargado de ironía logró sacar una sonrisa al grupo de profesionales. "Un jefe va y dice: 'Peláez, en esta empresa no sabríamos q hacer sin usted, pero mañana lo descubriremos'".

En el último mes, la redacción del diario ha ejercido su derecho a huelga. La asamblea de trabajadores autorizó al comité de empresa para que convocase hasta 18 jornadas de paros entre octubre y noviembre. Los redactores, durante varias jornadas, retiraron las firmas de sus informaciones. Esta medida provocó presiones y amenazas por parte de la dirección del diario. Los empleados de ‘El País’, no obstante, siguieron manifestándose en contra del ERE en las páginas del rotativo burlando la censura con fórmulas ingeniosas. Este sábado, algunos de los periodistas que acababan de conocer que la empresa les echaba, y sobreponiéndose al desolador y lacrimógeno ambiente de la redacción, siguieron trabajando durante horas hasta terminar las informaciones que estaban elaborando. Lo hicieron por los lectores, aseguran fuentes del diario que explican, que pese a la tristeza, un chiste cargado de ironía logró sacar una sonrisa al grupo de profesionales. "Un jefe va y dice: 'Peláez, en esta empresa no sabríamos que hacer sin usted, pero mañana lo descubriremos'".

Una tribuna sin firma llena de medias verdades

"La empresa ha explicado que si ha mantenido silencio al respecto durante estas semanas, sin desmentir las falsedades propagadas por algunos ni hacer frente a los procesos de difamación contra determinadas personas". 

Este domingo, ‘El País’ justifica los despidos en una tribuna sin firma, un texto del que Cebrián es el autor, tal y como sospechan los propios profesionales del rotativo. El documento considera que las acusaciones de que los directivos del periódico y de Prisa se han repartido “salarios estrepitosos” a cambio de cumplir las instrucciones de la compañía carece de “fundamento alguno”. Como ha publicado VozpópuliCebrián se embolsó en 2011 en torno a 13 millones de euros mientras que 47 jefes del periódico compartieron en junio de 2012 un bonus por valor de 1.039.000 euros, justo antes de que la editora entrase en pérdidas para justificar el ERE. "La empresa ha explicado que si ha mantenido silencio al respecto durante estas semanas, sin desmentir las falsedades propagadas por algunos ni hacer frente a los procesos de difamación contra determinadas personas", recoge la tribuna publicada en dos páginas de la edición de este domingo.

En la tribuna se hace hincapié en que "ninguno de los directivos o consejeros del holding cobra de Ediciones El País", un hecho que es cierto si no fuese porque el diario paga un 'fee' (canon) a su Matriz, cifra que se ha disparado en los últimos ejercicios. Añade que los “consejeros y altos directivos están obligados a informar de sus remuneraciones, que son públicas y transparentes”, otro hecho que es cierto, pero sobre el que de nuevo Prisa obvia detallar las remuneración de 13 millones de Cebrián, prácticamente la cuantía con la que la empresa justifica echar a la calle 129 personas. Una verdad a medias es una mentira verdadera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba