Medios

Prisa pone a la venta 'Cinco Días'

Inmerso en un drástico proceso desinversión para aliviar una deuda de más de 2.200 millones, el grupo mediático se deshace de su cabecera económica.

Juan Luis Cebrián, Consejero Delegado del grupo Prisa
Juan Luis Cebrián, Consejero Delegado del grupo Prisa EFE

Prisa ha encargado a Deloitte la puesta en el mercado de Cinco Días, y la consultora ya tiene preparado el cuaderno de venta, según confirman a Vozpópuli varias fuentes conocedoras de la existencia del documento. Hay ya distintos interesados en una posible compra del diario económico del grupo creado por el difunto Jesús de Polanco. El cuaderno de venta se envía a los posibles compradores que cualifiquen en requisitos económicos y otras condiciones, previa firma de un acuerdo de confidencialidad. Es en un estadío más avanzado cuando un eventual acuerdo tendría que ser comunicado como hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

“No puedo comentar nada, ni en una dirección ni en la otra”, ha asegurado a este diario por teléfono Bárbara Manrique, directora de Comunicación Corporativa, Marketing y Relaciones Institucionales del grupo Prisa. Tampoco ha querido confirmar o desmentir Deloitte, aferrándose a la confidencialidad para con sus clientes. Deloitte es una de las dos grandes consultoras que, junto con KPMG, suelen encargarse de la elaboración de los cuadernos de venta para este tipo de transacciones.

Aunque la venta de la cabecera era un rumor del mercado desde hace tiempo, ha sido esta semana cuando se ha puesto en marcha el proceso, según las fuentes consultadas.

El diario Cinco Días, dirigido en la actualidad por Jorge Rivera, sería así la última baja de un duro proceso de desinversión iniciado por  Juan Luis Cebrián. El Consejero Delegado trata de reinar en la rampante deuda en la que él mismo incurrió con grandes adquisiciones, y que llevó a Prisa a acumular, en junio de 2013, una deuda que superaba los 3.300 millones de euros. Desde entonces se han producido ventas, despidos masivos y drásticos procesos de refinanciación de la deuda con la banca y hedge funds que, a cambio, se han hecho con gran parte del grupo.

Para empezar, todas las cabeceras de Prisa han sufrido fuertes ajustes de sus plantillas. El propio Cinco Días ha visto salir por la puerta a alrededor de 50 personas, en dos ERES en los últimos años. El último, firmado en 2012, supuso el despido de 21 personas. En la actualidad la plantilla “ronda los 50 trabajadores, de los cuales unos 30 son redactores”, según fuentes de la redacción del diario. El País ya despidió en octubre del año pasado a 149 personas de su plantilla total de 466.

Ventas de activos y de acciones

La familia Polanco controlaba, en sus mejores años, el grueso del que era el mayor grupo de comunicación español, con El País, Cadena Ser, Santillana o Digital+ entre sus empresas más emblemáticas. Ahora, han ido perdiendo acciones hasta situarse en alrededor del 10%. El fondo estadounidense Liberty, Telefónica, Inversiones Otnas, Nicolás Berggruen o los bancos acreedores como Santander, La Caixa o HSBC, además de inversores particulares, tienen el resto.

Los Polanco ya sólo tienen alrededor del 10%

En los últimos cuatro años las acciones del grupo han caído desde los 67 euros del 4 de abril de 2011 hasta los algo más de siete euros actuales, y todo con un contrasplit de por medio hecho por la compañía el pasado mes de mayo en el que se cambiaron cada 30 acciones de las viejas en una de las nuevas, con lo que su valor pasó de 0.1 a 3 euros en ese mes.

El 30 de abril de este año Prisa hizo efectiva la venta, tras su aprobación por el Gobierno, de Digital+ a Telefónica. En concreto, han vendido por 706 millones el 56% del capital de DTS Distribuidora de Televisión Digital a Telefónica de Contenidos.

También han tenido que deshacerse del emblemático edificio de la Cadena Ser y antigua sede del grupo Prisa en Gran Vía 32. El nuevo dueño es la gestora inmobiliaria de Amancio Ortega, fundador de Inditex.

Este año, además, el Tribunal Supremo ha declarado nulos los contratos de 2006 de la llamada “guerra del fútbol”. Por dichos contratos Prisa reclamaba más de 320 millones de euros a Mediapro.

Con todos estos avatares, el grupo asegura que ha reducido su deuda bancaria neta del grupo hasta los 2.580 millones a cierre de 2014, frente a 3.306 en 2013. El año pasado, Prisa perdió 2.237 millones, frente a las pérdidas de 648 millones en 2013.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba