Medios

Prisa, cada vez más de la banca: HSBC, Santander y Caixabank aceptan canjear 100M de deuda por acciones

La compañía presidida por Juan Luis Cebrián ha alcanzado un acuerdo con la banca acreedora para llevar a cabo una emisión de bonos convertibles en acciones mediante el canje de deuda financiera de la compañía por un importe mínimo de 100,1 millones de euros y máximo de 150. Los bonos tendrán una duración de dos años y un precio unitario de conversión de 10 € por acción.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián.
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián. EFE

La banca ganará peso en el Grupo Prisa ante las dificultades de esta compañía para pagarle los cientos de millones de euros que le adeuda. La compañía presidida por Juan Luis Cebrián ha alcanzado un acuerdo con Santander, HSBC y Caixabank para llevar a cabo una emisión de bonos necesariamente convertibles en acciones ordinarias de la compañía mediante el canje de deuda financiera por un importe mínimo de 100,18 millones de euros y máximo de 150 millones. Los bonos tendrán una duración de dos años y un precio unitario de conversión de 10 euros por acción de Prisa, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores este viernes.

El grupo ha indicado que ha recibido sendas comunicaciones de HSBC Bank, diversas filiales del grupo Santander y CaixaBank, entidades acreedoras de la compañía, comunicando su compromiso irrevocable de suscribir la emisión mediante el canje de préstamos de los que son titulares en la actualidad, por un importe total de 80,96 millones de euros, 9,61 millones (de forma agregada, entre las seis filiales del Banco Santander) y 9,61 millones respectivamente (resultando dicho compromiso de suscripción en un importe total conjunto de 100,18 millones), según recoge Europa Press.

La emisión de los bonos deberá ser aprobada por la Junta General de accionistas y se dividirá en dos tramos distintos. En primer lugar, se fija el 'Tramo A' por un importe total de 32,09 millones, dirigido exclusivamente a los acreedores bancarios, que comprometen su suscripción total mediante la capitalización de préstamos por importe de 12,87 millones en el caso de HSBC, 9,61 millones en el caso de las filiales del Banco Santander y 9,61 millones por parte de CaixaBank.

La emisión de los bonos deberá ser aprobada por la Junta General de accionistas y se dividirá en dos tramos distintos

Por su parte, está el 'Tramo B', por un importe total de 117,9 millones, dirigido a los titulares de préstamos participativos ("PPLs") de la compañía en virtud del contrato de financiación sindicada suscrito por Prisa con fecha 11 de diciembre de 2013. En este sentido, la compañía ha precisado que la suscripción de dicho tramo estaría comprometida por HSBC en un importe de 68,08 millones, si bien el importe a suscribir por la referida entidad se vería reducido en caso de que existieran otros acreedores interesados en canjear sus respectivos préstamos en la emisión por un importe conjunto superior a 49,81 millones (distribuyéndose en tal caso los bonos emitidos en virtud del 'Tramo B' de manera proporcional entre las entidades suscriptoras).

Una quita de deuda

La conversión de los bonos en acciones se realizará dentro de dos años a un precio unitario de 10 euros, muy superior a los 4,78 euros a los que cotiza actualmente. Si se tiene en cuenta que el valor de los títulos de Prisa se ha reducido el 95% durante los últimos 5 años, parece claro que los bancos perderán dinero con la operación.

Según datos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la banca posee actualmente el 26,6% de los títulos de Prisa, un porcentaje que se incrementará considerablemente después de esta operación. En concreto, Santander posee el 4,6%, Caixabank y su fundación el 9,09, HSBC el 9,59 y Société Générale, el 3,3. Dentro de sus accionistas significativos, también se encuentran los fondos buitre Amber Capital (15%), BH Stores IV (3,85%) y Nicolás Berggruen (Liberty, con el 3,12%).

Desde que a finales de 2013 la compañía presidida por Juan Luis Cebrián acometiera su gran proceso de refinanciación, ha efectuado tres ampliaciones de capital. La primera, en verano de 2014, tras la inversión de 100 millones de euros realizada por el empresario mexicano Roberto Alcántara Rojas. La segunda, a finales de 2015, tras la inyección de 64 millones por parte de la compañía catarí International Media Group, propiedad del sultán Ghanim Alhodaifi Al-Kuwari. La última la ha anunciado este viernes a través de esta operación de canje de deuda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba