Medios

Homs, el propagandista que controla los medios y lidera el órdago separatista

El consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat coloca en TV3 y el CAC a sus peones. Las principales subvenciones a la prensa dependen de su departamento, el mismo que organizó el simposio "España contra Cataluña". Pertenece al ala más soberanista de Convergencia y se le considera el ideólogo del "derecho a decidir". 

Si figura cobra poder y relevancia a gran velocidad. Y su capacidad de influencia sobre Artur Mas es innegable. Francesc Homs, consejero de Presidencia y portavoz de la Generalitat, mueve los hilos de la propaganda independentista. No solo porque aparezca en ruedas de prensa, como mandan los cánones de su cargo, sino porque también ha colocado a sus peones en cargos decisivos en el sector de los medios. Además, de su departamento dependen las principales subvenciones a la prensa. Su creciente protagonismo en la política catalana queda claro si se tiene en cuenta que es el instigador del congreso "España contra Cataluña" y del listado que elaboró el CAC sobre periodistas que "fomentan el odio" a la comunidad autónoma.   

En la política todo dirigente que se precie debe contar con alguien de su confianza que se dedique a los oscuros asuntos de la trastienda. Esos seres eficaces, informados y silentes, al estilo de Rubalcaba, con capacidad para las negociaciones, los arreglos de todo tipo, las puñaladas y las siempre difíciles relaciones con los medios. Y ahora Mas cuenta con Homs para estos menesteres. La relación entre ambos viene de antiguo. Al final del pujolismo y durante el poder del tripartito surgió y se hizo fuerte una corriente dentro de Convergencia (CDC) llamada el pinyol (el hueso), formada por jóvenes con un perfil más independentista que sus antecesores y que contaban con la máxima confianza de Mas, líder absoluto de CiU. Dos de ellos eran Oriol Pujol y el propio Homs.  

Motivos del ascenso

Sin duda alguna, en el trepidante ascenso del consejero de Presidencia influyen dos hechos: la reciente defenestración de Oriol Pujol al ser imputado por la causa de las ITVs y la marcha al sector privado de David Madí, también miembro del pinyol, ocupado hasta su adiós de seducir a los medios y diseñador de las campañas electorales de Mas. En el primer Gabinete que nombró Mas no hubo sitio como consejero para Homs. Eso sí, ocupó la secretaría de Presidencia y la portavocía del Ejecutivo, con lo que ya se atisbaba su importancia. A finales de 2012, tras las elecciones y con el hijo de Pujol en su peor momento, subió el peldaño definitivo en su carrera y alcanzó la consejería de Presidencia. 

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), es de sobra conocida la antigua pertenencia de Homs a la Federación Nacional de Estudiantes de Cataluña (FNEC), una asociación de corte independentista. Casado y con dos hijas, apodado como Quico por sus amigos y estajanovista según sus compañeros de filas, forma parte, como se ha dicho, del ala más soberanista de CDC. Se le considera el ideólogo del "derecho a decidir" entre los actuales miembros del Govern. No en vano, es autor de los libros Catalunya a judici (2008) y Dret a decidir. Estació concert (2010). En el segundo planteaba la necesidad que Cataluña lleve a cabo una "transición nacional" hacia el concierto económico. Ahora, va más allá y lidera el órdago separatista. 

Sus 'tentáculos'

Como todo experto en maquiavelismo, Homs no se mueve solo. Tiene, como cualquier político, personas de su confianza que le ayudan. Y dos de ellos están en cargos claves para el devenir del sector de los medios en Cataluña. Se trata de Brauli Duart, presidente de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), que agrupa a TV3 y Catalunya Radio, entre otros. Y de Roger Loppacher, presidente del polémico Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC). Ambos tienen la total confianza de Homs, según se publicó en diversos medios catalanes cuando los dos llegaron a sus puestos. Estos tentáculos del consejero de Presidencia evidencian su férreo control sobre los medios. 

Además de sus capacidades, gestos o nombramientos en las sombras, Homs aglutina, por el cargo que ocupa, responsabilidades públicas que también resultan decisivas para los medios de comunicación. Del departamento de Presidencia que ostenta dependen tanto los sondeos de opinión como las subvenciones a la prensa. De estas últimas, tan polémicas como jugosas en Cataluña, hay un ejemplo de hace unos días que muestra cómo se las gasta la mano derecha de Mas. Un grupo de medios, la mayoría afines a la causa catalanista, recibieron en total más de tres millones de euros para informar a la población sobre lo sucedido en 1714. Diarios con edición en Cataluña pero con una línea editorial distinta, como El Mundo, ABC y La Razón, se quedaron fuera del reparto. ¿Casualidad?

El odio de ida y vuelta

En las últimas semanas se ha hablado mucho sobre odio y Cataluña. Primero porque el mencionado CAC censuró a un grupo de periodistas a los que acusó de "fomentar el odio" a la comunidad. Y en segundo lugar por la celebración, la pasada semana, de un simposio titulado "España contra Cataluña" y bautizado por algunos medios como "congreso del odio a España". En ambas cuestiones es protagonista principal el señor Homs. Por un lado, el listado que elaboró el CAC con los nombres y expresiones de periodistas es fruto de una petición formal que hizo el departamento de Presidencia de la Generalitat. El mismo departamento que organizó el controvertido cónclave de hace unos días.

Este lunes, a buen seguro que Homs verá con atención la esperada entrevista en prime time de TV3 a Artur Mas y el coloquio posterior, con los directores de La VanguardiaEl PeriódicoEl Punt Avui y Ara. Tiene que vigilar y apuntar qué dicen todos ellos. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba