Medios

José Manuel Lara pide a los bancos una quita de deuda a cambio de comprar el 23 % de 'El Periódico'

El empresario ha realizado una oferta en firme por el 23% de las acciones de este diario, perteneciente al Grupo Zeta. Esta compañía debe 120 millones de euros de un crédito sindicado que le entregaron una decena de entidades bancarias. La operación de compra seguirá adelante si aceptan renegociar una parte de la deuda.

José Manuel Lara
José Manuel Lara Efe

José Manuel Lara Bosch está decidido a comprar el 23% de las acciones de El Periódico de Catalunya, aunque no parece desesperado por hacerlo. Consciente de la delicada situación económica que atraviesa el Grupo Zeta –propietario de la cabecera-, el empresario ha impuesto una condición importante para que se complete la operación, como es que vaya aparejada de la quita de una parte de la deuda a la que debe hacer frente el diario.

El rumor de que 'los Lara' quieren formar parte del Consejo de Administración de este diario circula desde hace algunas semanas entre las mesas de la redacción del periódico. Oficialmente, sus componentes se enteraron el pasado viernes de que existe una negociación “avanzada” entre el Grupo Zeta y el propietario de Planeta y Atresmedia, si bien la empresa les ha ofrecido nuevos detalles en una reunión mantenida hace unas horas.

Grupo Zeta debe afrontar un crédito sindicado que asciende a 120 millones de euros

Según han afirmado a Vozpópuli fuentes del periódico, en ese encuentro se explicó que José Manuel Lara ha solicitado la renegociación de una parte del crédito de 120 millones de euros que el Grupo Zeta mantiene con diez bancos. Esta propuesta habría sido trasladada a las entidades, que tendrían la pelota en su tejado. Desde el grupo, no han hecho públicos los números de la operación, pero conllevaría la inyección de una cantidad económica que sería todo un balón de oxígeno para un grupo cuyas cuentas se encuentran en un intenso color rojo. Es más, parece que la oferta de Lara es bastante generosa.

Los desvelos del Grupo Zeta no sólo están causados por este crédito sindicato, sino también por los 20 millones que debe a Hacienda, que le acuciarán hasta que los abone, previsiblemente en 2018. Esta situación financiera ha llevado a los responsables del grupo a tratar de deshacerse de cabeceras emblemáticas como Sport, de la editorial Ediciones B; y del propio El Periódico de Catalunya, cuya venta negociaron con el Grupo Prensa Ibérica hace unos meses.

Los Lara ocuparían dos de las seis sillas del Consejo de Administración

Una vez se complete la operación, 'los Lara' pasarán a ocupar dos de los seis puestos que conforman el Consejo de Administración de Ediciones Primera Plana, que seguiría presidida por Antonio Asensio Mosbah. Una de las butacas estaría ocupada por José Manuel Lara -que se encuentra en un delicado estado de salud-, mientras que la otra se la adjudicaría su hija Marta, a la sombra de su hermano Pablo en la herencia de su padre.

En la redacción del diario, desde el viernes se ha empezado a hablar sobre si la llegada de los nuevos accionistas conllevará un viraje en la línea editorial de este medio -progresista y catalanista- para hacerla más afín a los postulados del Gobierno. Ahora bien, también se baraja la posibilidad de que no la modifique, como ocurre con LaSexta, televisión de su propiedad de claro carácter de izquierda.

En la redacción, sospechan que la llegada de Lara suponga una modificación de la línea editorial del periódico

Desde Ediciones Primera Plana han confirmado a sus empleados que esta operación no estará aparejada de un recorte de plantilla o una merma de su salario. Sin embargo, en la redacción se teme que, si los bancos aceptan la quita de deuda, exijan una disminución del gasto en la partida de personal. También han expresado sus recelos con que el Grupo Zeta pretenda dividir la compañía en dos núcleos: uno "bueno" con El Periódico de Catalunya en exclusiva; y otro "malo" en el que estarían su editorial y sus diarios y revistas deficitarios, y en el que podrían producirse recortes "dramáticos" de plantilla.

Lo que parece claro es que este traspaso de acciones obedece al deseo que desde hace mucho tiempo tenía José Manuel Lara Bosch de entrar en el medio de comunicación más vendido en los quioscos catalanes. Prueba de ello es que el Grupo Atresmedia estará al margen de esta adquisición, pues la completará en los próximos días la familia Lara "a título personal", siempre que las partes implicadas alcancen un acuerdo. Por parte del Grupo Zeta, no habrá problema, pues en la compañía se ve con buenos ojos la oferta. Sin embargo, habrá que esperar para saber si las entidades bancarias levantarán el pulgar hacia arriba o no aceptarán la renegociación de la deuda impuesta por el comprador, según puntualizan desde el periódico.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba