Medios

Cebrián no frena la caída libre de 'El País': se desploma en ingresos, difusión y publicidad

El periódico de Prisa recaudó menos dinero y llegó a muchos menos lectores en 2014. En la última década, ha perdido casi la mitad de su difusión y una buena parte de influencia. El "giro a la derecha" de su línea editorial, consentido por Juan Luis Cebrián, ha fracasado, al no frenar la caída en picado del diario.

El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián EFE

Hubo un tiempo en que las portadas del diario El País eran capaces de modificar el rumbo de la agenda política española. El principal periódico de los Polanco gozaba de una influencia que resultaba inalcanzable para sus competidores y ofrecía un volumen de exclusivas que le convertían en el referente absoluto de la prensa generalista. La situación es hoy muy diferente y su protagonismo y su repercusión son mucho menores que en las décadas de 1980 y 1990. Este fenómeno se refleja en las últimas cuentas presentadas por Prisa, en las que la compañía reconoce que, en 2014, su principal cabecera tuvo un 11,1% menos de difusión, ingresó un 6,7% menos y logró una facturación por publicidad un 5,2% menor que en 2013.

El periódico disponía hace una década de una difusión de 469.000 ejemplares, mientras que hoy es sólo de 259.000. Es líder en la prensa generalista, pero sus números son mucho menores que hace unos años y no ofrece signos de recuperarse de una crisis que amenaza su viabilidad a medio plazo. Según ha remitido Prisa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en su informe anual de cuentas, en 2014 circularon en el mercado, de media, 32.450 ejemplares menos de El País, lo que influyó en que los ingresos de explotación de la empresa fueran casi 13 millones de euros más bajos.

En 2014, el periódico perdió un 11,1% de difusión e ingresó un 5,2% menos por publicidad

Estos números ponen de manifiesto que la estrategia de Juan Luis Cebrián para tratar de relanzar este periódico ha fracasado. El “giro a la derecha” que ha impulsado en su línea editorial no ha estimulado a los lectores de perfil más conservador para comprar El País y, desde luego, no ha sido del gusto de su público tradicional progresista, destacan fuentes del sector.

La gran incógnita que pende sobre este golpe de timón es si se ha impulsado de forma voluntaria o si realmente ha estado condicionado por el papel protagonista y mediador que se otorgó a Soraya Sáenz de Santamaría en el proceso de refinanciación de la deuda de Prisa en 2013. A este respecto, fuentes de dentro del periódico consideran sospechoso el “buen trato” informativo que se ha dispensado en los últimos meses a las figuras de la vicepresidenta y de Mariano Rajoy.

Menor recaudación por publicidad

Otro de los datos negativos que recoge el balance anual de Prisa es el relativo a la recaudación por publicidad de El País, que descendió el 5,2%. Esto supuso que Prisa dejara de ingresar por este concepto más de 4 millones de euros. La caída se aminoró en el último semestre (-0,9%), si bien este hecho se puede atribuir a la remontada que ha experimentado este mercado desde el tercer trimestre de 2014 como consecuencia de los signos de recuperación de la economía española, que han estimulado a los anunciantes.

Desde el periódico, consideran sospechoso el "buen trato" informativo de 'El País' hacia la Rajoy y Sáenz de Santamaría

La compañía señala en su informe que la facturación que han obtenido sus periódicos en concepto de publicidad digital es un 18,4% mayor que en 2013, si bien estos ingresos tan sólo representan el 30% del total de la división de prensa.

Antonio Caño no cambia la tendencia negativa

Los resultados a la baja obtenidos por El País en el último año ponen en cuestión la labor de su nuevo director, Antonio Caño, el cual no ha sido capaz de detener la sangría de lectores que sufre este diario desde hace una década. Vozpópuli contó hace unas semanas que el consejero delegado de la compañía, José Luis Sainz, ya ha trasladado al director su gran preocupación por la ausencia de signos de recuperación en la edición en papel del diario,

Desde la redacción, se le ha acusado de optar por un modelo informativo desacertado -"muy timorato" en temas políticos-, así como de formar un núcleo duro sin experiencia en las tareas de dirección, encabezado por David Alandete, director adjunto; y por Eva Saiz, subdirectora. De hecho, la plantilla votó en contra del nombramiento de ambos, en el proceso consultivo que antecedió al mismo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba