Medios

Carmen Rigalt manda a Sostres “a mamarla, a Parla” tras su salida del diario ‘El Mundo’

La periodista ha dedicado un duro artículo al columnista barcelonés en el que critica su estilo “escatológico” y “pajillero”, su incoherencia y su misoginia. “A la mitad de las mujeres las llamaba zorras o putas, y a la otra mitad las despreciaba por su edad”, relata.

Salvador Sostres
Salvador Sostres Gtres

Carmen Rigalt se ha despachado a gusto con Salvador Sostres en el artículo que ha publicado este miércoles en el diario El Mundo. Pocos días después del despido del polémico escritor barcelonés, le ha dedicado un duro texto en el que critica su misoginia, su incoherencia y el estilo “escatológico” y “pajillero” de sus columnas de opinión. También le define como un “pobre infeliz” y le envía “a mamarla, a Parla”. Lo que se llama hacer leña del árbol caído.

La experta en crónica rosa asegura en su artículo que el estilo del nuevo columnista de ‘ABC’ es el propio de “personalidades tímidas o acomplejadas”, como la que sugiere que tiene Sostres. También cuestiona su valentía por refugiarse en el catalán cuando ha tenido que escribir sobre temas más polémicos que de costumbre. “En catalán escribió Cómo sodomizar a una socialista (catalana) y luego brindarle el relato al respetable. El título no era así, pero así se entiende el argumentario. Lo contó con pelos y señales, pero antes de publicarlo se lo leyó a los amigotes para procurarles el alivio. Las vejaciones se le daban muy bien”, afirma.

La periodista lamenta la forma despectiva de referirse a las mujeres que caracteriza a Sostres, la propia de alguien a quien considera un misógino y un "faltón". “A la mitad de las mujeres las llamaba zorras o putas, y a la otra mitad las despreciaba por su edad y aludía a ellas hablando de la incontinencia, o de las pérdidas”, argumenta.

Rigalt afirma que el estilo de Sostres es el propio de "pesonalidades tímidas o acomplejadas"

Una relación tirante desde hace mucho tiempo

Carmen Rigalt y Salvador Sostres han mantenido algunos desencuentros en el pasado. Sirva como ejemplo el que les enfrentó en 2011, después de que la periodista criticara la defensa que el escritor realizaba de las fiestas de Silvio Berlusconi en Cerdeña, a lo que Sostres respondió en su blog en ‘El Mundo’ en los siguientes términos:

“No hay nada tan divertido como ver a las señoras ya de una cierta edad -y de una cierta tendencia, claro (en referencia a Rigalt)- excitarse como auténticas quinceañeras cuando les mentas a Berlusconi (…).Berlusconi molesta sobre todo a los hombres pobres y a las mujeres mayores”. A estas últimas porque “ya nunca serán invitadas a ellas (a las fiestas de su villa italiana). El derecho de admisión causa estragos”, expuso.

La periodista le contestó de esta manera, pocos días después: “Te descubrí en una procaz columna del diario Avui donde decías que hablar castellano era de chachas. Así, tal cual: ¿Recuerdas? No sé si lo dijiste porque realmente lo pensabas o porque querías agradar al periódico que entonces te echaba de comer. Puede que fueran las dos cosas. Un día lo comenté con tu abuela (doña María, la jefa de Semon: una santa) y la pobre no sabía dónde meterse. Con el tiempo me dí cuenta de que ibas de enfant terrible (sin serlo), y utilizabas la procacidad para llamar la atención. Vive Dios que lo has conseguido (lo de llamar la atención) pero el pego de 'enfant terrible' no cuela. Eres, todo lo más, un monaguillo de El Bulli que se bebe el vino de misa”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba