El primer contagio de ébola fuera del continente africano que este lunes se detectaba en España ha sido recogido por las principales cabeceras de los países más próximos, algunos incluso en sus ediciones en papel. Así ocurre por ejemplo con el británico The Times, que dedica su apertura al caso bajo el titular "El ébola llega a Europa con el contagio de una enfermera española". "Se ha convertido en la primera persona en dar positivo por ébola en Europa, aumentando el espectro del virus mortal que ha asolado África y de rápida propagación a Gran Bretaña y otros países", escribe, recordando también que Obama ha anunciado planes para endurecer la vigilancia de pasajeros que entren en Estados Unidos y que ha criticado a los gobiernos por no actuar de manera más activa contra este brote. 

También The Daily Telegraph llevaba en su portada en papel "una enfermera es el primer caso de ébola en Europa". The Guardian, por su parte, lo recoge en su edición digital, recordando cómo la auxiliar de enfermería era parte del equipo que asistió a un misionero español con ébola que fue repatriado hace unas dos semanas y que murió sólo cuatro días después de haber sido llevado al Carlos III. "Las autoridades de salud dijeron este lunes que la enfermera estaba estable. Ella les había alertado por una ligera fiebre el 30 de septiembre y se presentó en un hospital de Alcorcón con fiebre alta este domingo. El protocolo de ébola se activó de inmediato en el hospital y los primeros y segundos análisis dieron positivo al virus", publican recogiendo las palabras de Antonio Alemany. 

Le Monde se pregunta si fue un fallo de protocolo ya que pese a admitir que se puso en marcha enseguida, la ministra admitió que se está comprobando si todas las normas se siguieron estrictamente

La prensa francesa también recogía este primer contagio por ébola fuera del territorio. El vespertinoLe Monde dedicaba a primera hora su apertura digital a la noticia, resaltando que es la primera vez en que una persona contrae la enfermedad fuera de África y que atendió a los dos misioneros infectados que fueron repatriados. "La auxiliar, de 44 años, fue ella misma al hospital de Alcorcón con una fiebre alta que le acompañó todo el día. En situación estable, fue puesta en cuarentena y trasladada al hospital Carlos III por la noche", recoge. 

Además, Le Monde se pregunta si fue un fallo en los protocolos de protección, ya que la ministra Ana Mato, pese a declarar que se había puesto inmediatamente en marcha el protocolo de seguridad para garantizar la protección de los ciudadanos, admitió que "estamos comprobando si todos los protocolos se siguieron estrictamente -en el momento de la infección-. Se tomaron todas las medidas para garantizar la seguridad del personal del hospital", añadía. 

También Libération recoge este primer caso de ébola fuera de África. "Hicimos dos análisis y los dos fueron positivos. Esta auxiliar trabajaba en el Carlos III donde murieron en agosto y septiembre dos misioneros repatriados, aunque todavía no sabemos a cuál de los dos misioneros habría tratado", decían recogiendo las palabras de un portavoz del hospital. En la misma línea aparece la información en la edición digital de Le Parisien, que además se pregunta "¿teme la llegada del virus a Francia?", para a renglón seguido hacerse eco de las palabras de la ministra de sanidad francesa, quien dice no estar particularmente precoupada por ello. "Debido a que no existe riesgo cero, llevamos meses preparándonos para hacer frente a un caso de fiebre de ébola en nuestro territorio", decía. El diario señala que "aún así, la psicosis está ganando terreno. Tres padres se negaron a llevar a sus hijos el lunes a la escuela en Boulogne-Billancourt por la presencia de un estudiante recién llegado de Guinea, país golpeado por el virus".

'Il Corriere', más crítico

En Italia también las diferentes cabeceras se han hecho eco de este caso de ébola, recogido porIl Corriere della Sera con un tono algo más crítico y en formato papel. El diario pone en antecedentes de la situación remontándose a la repatriación del segundo misionero, quien "con síntomas evidentes luchó durante varios días aunque fue trasladado a Madrid para morir el 26 de septiembre. Todo el mundo sabía de los peligros del virus que ya ha infectado a más de 7.000 personas y mató a más de la mitad de ellos. Todos estaban preparados para protegerse cuando García Viejo se bajó del avión que lo trajo de África. Sin embargo, no es suficiente. Una enfermera de 44 años que entró sólo dos veces en su sala de aislamiento en el Carlos III ha caído enferma", escribe. 

"En lugar de tranquilizar, la tensísima ministra de Sanidad acaba asustando porque, evidentemente, el virus se ha burlado de las precauciones", recuerda Il Corriere della Sera

El diario describe cómo una "tensísima ministra de Sanidad" aseguraba que la salud pública española está a la altura y participa en todos los planes de prevención desde que en agosto el virus fue declarado una emergencia internacional. "Pero en lugar de tranquilizar, la ministra acaba asustando porque, evidentemente, el virus se ha burlado de todas las precauciones. De hecho, el ébola se ha propagado en el hospital y, sin que nadie lo imaginase ha salido a la sangre de la enfermera. Ha estado en el metro con ella, en el supermercado, en casa de amigos, con otros parientes y colegas. Ayer, diez días después de la muerte del religioso, catorce días después de su llegada a España, el virus se ha revelado con una fiebre altísima y dos análisis han confirmado el contagio. Pero ya desde el 30 de septiembre la mujer tenía algún tipo de fiebre. Correctamente, según las normas de seguridad, había advertido del riesgo en el propio hospital. No le sugirieron nada salvo mejorarse de la fiebre. Durante seis días la temperatura no ha pasado de 38,6, umbral de alarma para el reconocimiento oficial del ébola. Seis días en los que la enfermera continuó sus vacaciones, iniciadas al día siguiente de la muerte del religioso", recuerda. 

También el rotativo La Repubblica recoge en su portada en papel y en la edición en digital la noticia, bajo el epígrafe "ahora el ébola mete miedo en Europa, enfermera contagiada en Madrid". El diario recuerda que Obama ha criticado a los países por no hacer lo suficiente contra el virus, y hace balance también de la dramática situación que se vive en los países afectados, especialmente en Sierra Leona. 

También en EEUU

En cuanto a prensa norteamericana, el New York Times también recoge la noticia de este primer caso de contagio occidental en portada, algo que "plantea dudas preocupantes sobre el grado de preparación de las naciones occidentales para tratar con seguridad a las personas con la enfermedad mortal". Firmado en Barcelona, el artículo expone que "el caso es particularmente preocupante para los expertos en salud porque España es un país desarrollado que se considera que tiene el tipo de medidas rigurosas de control de infecciones que deben prevenir la transmisión de enfermedades en el hospital. Aunque la epidemia ha matado a cientos de médicos y enfermeras en el África occidental, los funcionarios de salud en Europa y Estados Unidos han tranquilizado al público en varias ocasiones con que si la enfermedad llegase a sus costas los sistemas de salud podrían tratar a los pacientes de forma segura, sin poner en peligro a los trabajadores o al público", apunta. 

"Mientras que el riesgo para los trabajadores del hospital se supone que es mucho menor en los países desarrollados, la infección de la enfermera española, junto con los errores en el tratamiento del ébola en Dallas, pone al descubierto los puntos débiles de los sistemas de defensa altamente elogiados", critica. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba