Medios

David Jiménez: las 5 grandes piedras en el camino que encontrará el nuevo director de ‘El Mundo’

El tercer director de la historia del periódico de Unidad Editorial tomará posesión de su cargo el 24 de mayo. Se inaugurará entonces una nueva etapa en un diario inmerso en una preocupante crisis de ventas, que pertenece a un grupo con una complicada situación financiera.

El nuevo director de 'El Mundo', David Jiménez
El nuevo director de 'El Mundo', David Jiménez EFE

El próximo 24 de mayo, David Jiménez tomará las riendas del segundo periódico más leído en España: El Mundo. Será el tercer director de su historia, tras Pedro J. Ramírez y Casimiro García-Abadillo, y llegará con el objetivo de potenciar los negocios digitales de la cabecera y frenar la preocupante caída en picado de la difusión del papel.

Hombre con una larga trayectoria en la casa (llegó en 1994), aunque de rostro desconocido para el público general, el periodista se hará cargo del rotativo después de varios años sin pisar su redacción. Lo hará en un ambiente enrarecido por la opacidad de Unidad Editorial a la hora de explicar la destitución de García-Abadillo y con la idea clara de poner fin a un dilatado periodo de transición que se inició en enero de 2014, cuando Antonio Fernández-Galiano decidió fulminar a Pedro J. Ramírez.

Para afianzarse en su nueva posición y disipar las dudas sobre su capacidad de gestión que rondan a una parte de la plantilla del periódico, Jiménez deberá superar algunas dificultades con las que se topará de inicio.

1.-El difícil reto de frenar la pérdida de difusión

Los resultados que Unidad Editorial ha presentado recientemente, correspondientes a su actividad durante el primer trimestre del año, arrojan un dato preocupante: en el último año, El Mundo ha perdido un 11,8 % de sus lectores. Hace una década, su difusión media era de 315.000 ejemplares (El libro blanco de la prensa), mientras que actualmente ronda los 135.000.

Uno de los motivos a los que se atribuye la destitución de Casimiro García-Abadillo al frente del periódico es su incapacidad para frenar la debacle del papel. De hecho, durante su estancia en el despacho central de esta cabecera, el diario perdió la segunda posición en ventas en un lugar estratégico como Madrid, en detrimento de ABC, recuerdan fuentes de Vocento.

Hace una década, la difusión de 'El Mundo' era de 315.000 ejemplares. Hoy, es de sólo 135.000

Desde la empresa, le exigirán una mejora de los resultados en este terreno, pues, de lo contrario, El Mundo habrá perdido la batalla contra la endémica crisis del papel y su negocio en prensa peligrará.

2.-La falta de contacto con la realidad española

Cuando el consejero delegado de Unidad Editorial, Antonio Fernández-Galiano, comunicó a la empresa que el nuevo director de su periódico generalista sería David Jiménez, hubo un comentario que se extendió rápidamente por una buena parte de las mesas de la redacción, el cual aludía a su desconocimiento de una realidad española que no ha vivido en primera persona durante la última década y media.

Este periodista no es un hombre acostumbrado a hincar los codos en la mesa de una redacción. Todo lo contrario, pues el grueso de su carrera como informador ha transcurrido en otros países, principalmente en Asia, entre “las montañas de Afganistán”, las “ciudades arrasadas por el tsunami de Japón” y “las avenidas impolutas de Singapur”, como expone en su blog.

Fuentes de la redacción del periódico, consultadas por Vozpópuli, inciden en que una de las principales tareas que deberá afrontar durante los primeros meses de estancia en el cargo será la de “hacer buenos contactos” en un país en el que, durante mucho tiempo, no ha trabajado. “Su agenda de comidas y cenas va a estar llena a rebosar durante un buen tiempo. Al menos, si quiere hacer fuentes en las más altas instancias”, aseveran, en tono irónico.

3.-La amenaza de Pedro J. Ramírez

La buena relación que David Jiménez mantiene con Pedro J. hace que su nombre haya sonado en los últimos meses como uno de los que contaba con más papeletas para recalar en el nuevo proyecto periodístico del antiguo director de El Mundo, que se llamará El Español. La oferta, temida en los despachos de Unidad Editorial, finalmente no llegó, pero eso no quiere decir que Ramírez no trate de pescar en su antigua empresa a otro u otros redactores de su confianza.

En las últimas semanas, Pedro J. ha fichado a pesos pesados de 'El Mundo', como Fernando Baeta o María Peral

En las últimas semanas, algunos pesos pesados de El Mundo, como Fernando Baeta o su jefa de Tribunales, María Peral, han sucumbido ante la oferta de su antiguo jefe. Una de las misiones de Jiménez será la de llenar el hueco informativo que han dejado estos redactores. También, por supuesto, la de aplacar el temor que existe en el medio de comunicación que dirigirá a que Pedro J. “robe” una parte de la audiencia que consulta diariamente Elmundo.es.

4.-La complicada tarea de potenciar los medios digitales

Hace casi dos décadas que los gurús de los medios de comunicación concluyeron que el futuro de la prensa está en internet. El problema es que, muchos años después, las grandes cabeceras aún no están capacitadas para sobrevivir exclusivamente con este medio –al menos, en su actual dimensión-, pues apenas si una tercera parte de sus ingresos publicitarios proceden de sus negocios online.

Uno de los retos más complejos que deberá abordar David Jiménez será el de hacer ganar importancia a los negocios digitales del periódico. Los datos de Elmundo.es invitan al optimismo, pues en el último año sus visitantes han crecido un 13,8 %. Pero apuestas como Orbyt están en decadencia o, al menos, así se deduce al comprobar que, en 2014, perdió casi un 9 % de sus abonados.

Unidad Ediitorial negoció durante meses para fusionarse con Vocento

Con su elección, Unedisa ha optado por un perfil “más digital” que el de su antecesor, tal y como se trasladó a su plantilla el día de su nombramiento. Por eso, si no consiguiera que remontaran las plataformas electrónicas de El Mundo, serían muchas voces las que se alzarían para cuestionar su ascenso a director.

5.-La inestabilidad de Unidad Editorial

Unidad Editorial no es una compañía rentable. Su deuda supera los 250 millones de euros y sus números no inducen a pensar que pueda superar sus dificultades financieras ni en el corto, ni en el medio plazo. En 2014, cerró con un beneficio antes de impuestos negativo (EBIDTA de 0,5 millones de euros), mientras que sólo en el primer trimestre de 2015 ha perdido 2,5 millones.

La posibilidad de que su matriz italiana, RCS MediaGroup se deshaga de ella siempre está presente. A esto se une el que, durante una buena parte de 2014, sus máximos responsables mantuvieron reuniones con Vocento para abordar una fusión que no cristalizó. Es decir, la estabilidad no es precisamente la mejor palabra para definir a este grupo.

David Jiménez pasará el próximo 24 de mayo de ser un soldado raso a ocupar un despacho de directivo, por lo que los vaivenes del grupo le afectarán y condicionarán su actividad. En su capacidad para adaptarse a esta nueva situación estará la diferencia entre su éxito o su fracaso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba