Medios

El Consejo Audiovisual catalán, controlado por CiU y ERC, apoya a una tertuliana independentista

El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), con mayoría de miembros propuestos por CiU y ERC, ha vuelto a rechazar que en la televisión pública catalana haya una falta de pluralidad. Ha afirmado que llamar "quintacolumnistas" a los miembros de Societat Civil Catalana no constituye un insulto.

El pasado 1 de julio de 2014, todos los tertulianos que se sentaron en la mesa del programa de TV3 Els Matins eran favorables a la celebración de una consulta en Cataluña. En ese debate, la escritora y política de CiU Marta Alós calificó de "quinta columna" a Societat Civil Catalana, cuyos miembros se habían reunido unas horas antes con Artur Mas. Al sentirse ofendidos por estas palabras, en esta colectividad denunciaron el hecho ante el Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), pero este organismo, controlado por CiU y ERC, ha negado que constituya una afrenta.

El CAC tampoco ha considerado que en esta tertulia se vulnerara el principio de servicio público que debe regir a las televisiones autonómicas, como TV3, a pesar de que la opinión de los tertulianos sólo representaba al sector de la sociedad catalana favorable a la celebración de una consulta.

Fuentes de Societat Civil Catalana han expresado a Vozpopuli su perplejidad porque este organismo haya hecho la “vista gorda” hacia las palabras que se les dedicaron en esta mesa, en la que se aseguró que tienen un funcionamiento "que no es democrático", que "provocan misericordia" y que tienen un "discurso tóxico".

En las declaraciones concedidas a este medio, hacen un especial hincapié en la intencionalidad del término "quintacolumnistas", pues resulta especialmente llamativo que una tertuliana defensora de CiU les denomine, según la RAE, como un "grupo organizado que en un país en guerra actúa clandestinamente en favor del enemigo". Máxime, en el momento político que se vive en esta comunidad autónoma.

En la manifestación oficial que ha publicado la CAC sobre este asunto, insta a no tomar como literal el significado de "quinta columna", pues es habitual que se emplee en los medios de comunicación “de forma figurativa y metafórica”. Para respaldar este argumento, el organismo cita hasta seis ejemplos diferentes de este uso.

Una nueva acusación de manipulación en TV3

Desde Societat Civil Catalana ven claro que la televisión pública catalana está siendo usada "de forma clamorosa" para apoyar las posturas de los partidos independentistas, como se demuestra en su cobertura del 9N y de la Vía Catalana; o en el documental "¡Hola, Europa!", en el que los 31 entrevistados que aparecían en sus 76 minutos de duración explicaban las ventajas del nacimiento de un Estado catalán. "Hoy en día, este canal es un instrumento a favor de las ambiciones secesionistas y eso es contrario a cualquier filosofía de servicio público", han lamentado estas fuentes.

No es la primera vez que el CAC respalda a la radio y a la televisión pública de Cataluña frente a las acusaciones de falta de pluralidad. Hace unos meses, desestimó dos quejas interpuestas por Ciudadanos, contra los programas "La Tribu" (Catalunya Radio) y "La Segunda Hora" (RAC1), en los que sus humoristas comparaban al partido de Albert Rivera con Franco.

En otra ocasión, calificó de "poco afortunada", pero sin 'animus injuriandi', una intervención en TV3 del controvertido político de CiU Miquel Sellarès, en la que calificó de "cerebros enfermos" a los miembros de Ciudadanos y del Partido Popular.

El último acuerdo publicado por el CAC incluye el voto particular del expresidente del PP catalán, Daniel Sirera (2007-2008), en el que considera que en la tertulia de Els Matins del pasado 1 de julio se produjo una vulneración del derecho al honor de los miembros de Societat Civil Catalana, así como de las misiones específicas de servicio público que debe cumplir este canal.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba