Medios

Capital Radio: una apuesta por la información liberal, solo económica y global

Luis Vicente Muñoz dirige el nuevo proyecto radiofónico que aspira a aportar las claves de la economía a sus oyentes. Su lema es la defensa de la libertad de las empresas y las personas. Emiten en analógico pero su principal baza es internet. Llegan para quedarse y en un solo mes ya han conseguido buenos datos de audiencia... 

Con la que está cayendo en el sector de los medios de comunicación, todavía hay quien se atreve a poner en marcha una nueva aventura. Es el caso de Capital Radio. ¿Es que sus promotores están locos? "Estamos absolutamente locos y apasionados por la oportunidad que tenemos porque ahora, cuando está todo derrumbado en los medios, es el momento de construir y ganar ventaja a los competidores, es el momento de construir cosas nuevas, y nosotros vamos a intentar innovar humildemente", responde el histórico de las ondas Luis Vicente Muñoz, cofundador, junto a otros siete periodistas, de esta nueva emisora que se define como liberal, económica y global. 

El autor intelectual de esta idea charla con Vozpópuli sobre su propuesta, sus intenciones, su financiación y su futuro. Para empezar, es complicado conseguir una radio con frecuencias suficientes como para llegar a muchos oyentes. "No es problema -asegura Muñoz-, ya nos escuchan en Perú, en Chile, en Nueva York, en Miami, en Buenos Aires o en Berlín. Es a través de la radio online, que es la radio del futuro y es una parte importante de nuestra apuesta, porque estamos haciendo ya una radio global. En la parte analógica, vamos a alquilar postes con frecuencias en grandes ciudades, como Madrid (103.2 FM), Bilbao, Barcelona, Zaragoza, Valencia y quizás Sevilla".

Muñoz explica que decidieron montar la emisora porque había un hueco para quienes demandan información económica pura y dura

Contra los elementos, optimismo. "Este tipo de radio es algo que no existe en España, porque los medios son muy locales, sea de ciudad, de comunidad o de país. Hay 350 millones de hispanohablantes, así que el mercado es muy amplio". El presentador del mítico programa matinal conocido como Capital explica que la idea de montar una emisora nació "porque veíamos que se estaba quedando un hueco para la demanda de la gente, esa gente que quiere un medio económico puro, sin componentes políticos o ideológicos". ¿Y no hay una línea editorial definida? "Solo hay una línea editorial, solo un renglón: defendemos la libertad de las empresas y de las personas". Concepto liberal anclado en el deseo de no depender de licencias administrativas o de subvenciones. Es decir, una rara avis en España. 

La calidad de vida

Muñoz tiene el discurso bien estudiado. Y por ello autodefine su creación como "una radio de economía pura y calidad de vida. La economía es todo en la vida, cuando hablo de calidad de vida me refiero también a la salud mental y física, al entrenamiento físico, el ocio y el negocio mezclados, la alimentación. Estamos ante una gente que quiere información útil para mejorar su vida...". De momento, son solo una emisora de radio, pero en su negocio están previstas otras dos patas fundamentales: la presencia en internet, con el próximo desarrollo de un portal audiovisual, una especie de canal de economía que sea muy pedagógico; y, en tercer lugar, la formación, con organización de jornadas, cursos, eventos especiales... 

Los creadores de Capital Radio destacan su independencia respecto a poderes fácticos, al revés que la mayoría de medios

Todas las intenciones suenan muy bien. Pero hay un problema para cualquier medio de comunicación, y más aún en estos tiempos de tenebrosos descensos de los ingresos publicitarios. "El nacimiento del proyecto viene sin financiación de fuera. Es una iniciativa de profesionales del periodismo, somos ocho profesionales fundadores con la ayuda de personas que han querido colaborar. Pero no trabajamos para ningún interés ajeno, de ningún gran grupo o corriente o partido". La idea es buscar publicidad a raudales y salir adelante. Complicado objetivo. Pero no les faltan ganas. Y para ello, según dice, apuestan por "la independencia máxima, la libertad y elaborar un producto periodístico puro". 

La plantilla está compuesta por 18 personas, con algunos ex de Intereconomía, donde antes presentaba su matinal Muñoz. Cuando se le pregunta al respecto, aclara que "el programa que hago yo y que hacía en Intereconomía es una creación mía registrada por mí en el año 2000 en el registro de la propiedad intelectual". Sea como sea, dependen, como cualquier medio, de las mediciones de audiencia, porque las empresas que se anuncian se fijan en esos datos... "En el primer mes, recién nacidos, tenemos ya la mitad de audiencia que nuestro principal competidor, según la medición en internet, que es constatable". "En la medición analógica nos pasa lo que le pasa a todo el sector, que la medición no es fiable". Para conseguir más seguidores, trabajan a destajo en las redes sociales y han contratado una campaña de publicidad tradicional en autobuses de Madrid.  

Redacción en obras

La redacción, ubicada en pleno barrio de Salamanca, entre Castellana y Serrano, aún está en obras. Por el momento, estos locos metidos a periodistas o periodistas metidos a locos trabajan duro entre tabiques por terminar y polvo que no cesa. En unas semanas la obra habrá terminado y ya contarán con varios estudios de primer nivel. Será un lugar diáfano, abierto, en que también organizarán eventos. Uno de sus sellos distintivos es que a ese local no acudirán habitualmente políticos, salvo que sea para ser entrevistados. "Queremos a gente de la economía real, los políticos se los dejamos al resto", matiza Muñoz. 

Vivir alejado de la ideología es el sueño de muchos. Pero la economía es política y viceversa. La pregunta es obligada. ¿Cómo valora la política económica del actual Gobierno? "Depende de la semana en que me lo preguntes; no sabría valorar en conjunto la política económica del Gobierno. Esa es una de nuestras características, no somos capaces de generalizar, pero sí de precisar... Un hecho de política económica, como la subida de las cotizaciones sociales que se aprobó en Navidad, es un efecto perverso para la economía. Pero a la política económica no le veo una unidad...". Aunque, a su juicio, es cierto que "ya estamos saliendo de la crisis". La clave, asegura, es que los ciudadanos aprendan a no repetir los errores que nos metieron en esta penosa coyuntura económica. 

La parrilla de esta radio nacida hace un mes incluye programas sobre emprendedores y coaching, además de los formatos clásicos

En su parrilla destaca, para empezar, un matinal de alto contenido informativo. Se trata de Capital, la bolsa y la vida, un programa clásico, con ya 16 años de vida. Un magazine llamado Tú eres capital completa la programación de la mañana. Por la tarde llega Mercado abierto, con Laura Blanco, "con los cierres de los mercados europeos y muy enfocado a América Latina". A continuación, programas sobre emprendores y coaching. Capital Street, de nueve a diez, trata sobre el cierre de los mercados americanos. Y de diez a doce una idea alternativa llamada Déjate inspirar, con Luis Ignacio González, "para que te vayas a la cama feliz y no con tertulias que cuentan que todo se hunde...".   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba