Medios

Canal+ desbloqueará los pagos a Mediapro si PwC y Deloitte arbitran el conflicto

Propone que los auditores de ambas firmas designen un tercero independiente, que en el plazo de 30 días realice la comprobación efectiva de los costes de adquisición de los derechos audiovisuales del fútbol.

El empresario y productor Jaume Roures i Llop.
El empresario y productor Jaume Roures i Llop. EFE

Canal+ y Mediapro siguen sin ponerse de acuerdo sobre la valoración de los derechos televisivos del fútbol español, una cuestión que supone en peligro que los clubes cobren con normalidad la parte del pastel que les corresponden. Distribuidora de Televisión Digital (Canal+) propone ahora que sean PwC y Deloitte las firmas que medien en el conflicto fijando un agente independiente que valore el valor actualizado de las retrasmisiones de los partidos.

Esta iniciativa llega tras rechazar Canal+ la propuesta de Mediapro de que fuera el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas Medrano, quien arbitrara esta vez un conflicto que se repite cada verano. La nueva propuesta consiste en que las auditoras de ambas empresas sean quienes consensuen un mediador que en el plazo de 30 días realice la comprobación efectiva de los costes de adquisición de los derechos audiovisuales de la LFP correspondientes. Desde Canal+ se asegura que con la finalidad de “garantizar el pacífico desarrollo de la explotación de los derechos audiovisuales de la LFP para las próximas  temporadas” el nuevo ‘se firmaría en presencia del Secretario de Estado para el Deporte. DTS se compromete a abonará a Mediapro el importe retenido (unos 100 millones de euros) inmediatamente después de que dicho tercer auditor acepte el encargo.

Mediapro y Prisa llegaron en agosto de 2012 a un principio de acuerdo –con la mediación del Consejo Superior de Deportes- para terminar con la llamada ‘Guerra del Fútbol’, unas duras negociaciones que durante días bloquearon los derechos televisivos de la Liga. A 48 horas del arranque de la competición los pesos pesados de ambas compañías encauzaron las conversaciones y salvar ‘in extremis’ el arranque de la temporada de fútbol. En los últimos meses, las fuertes estrecheces económicas de ambas empresas han acentuado sus desavenencias sobre la valoración de los mencionados derechos, tal y como explican fuentes del sector que hacen hincapié en que si las partes no llegan a un acuerdo pronto se pone en peligro el normal desarrollo de La Liga. 

Canal+ tiene en la actualidad paralizados pagos a Mediapro correspondiente a facturas de la temporada 2012-2013 y 2013-14, urgiendo la intervención de un mediador independiente que "dirima las diferencias" que enfrenta a ambas compañías sobre el acuerdo que alcanzaron hace un año y que se suponía garantizaría una paz duradera en el conflicto. Mediapro, en este sentido, pretendía que fuera Tebas quien desbloqueara el asunto, pero en Prisa --que controla por ahora la mayoría accionarial de la plataforma-- ha rechazado dicha vía entendiendo que no es un tercero independiente.

La firma que controla el empresario Jaume Roures ha manifestado en las últimas semanas que Canal + “confirma su gravísimo incumplimiento contractual, al reconocer que, sin justificación alguna, ha dejado de abonar a la cantidad de 99 millones de euros. Incumplimiento cuyas consecuencias legales conoce bien cualquiera con conocimientos jurídicos elementales”.

Importante pérdida de espectadores

Pocos han sido los campos en los que esta temporada la afición no haya protestado por los horarios de los partidos, tal y como informaba Vozpópuli hace unos días. En especial, por los de los lunes. Según los datos facilitados por la Liga de Fútbol Profesional (LFP), la asistencia a los estadios en la Liga BBVA y la Liga Adelante ha disminuido un 2,4% respecto a la temporada anterior. Ya en la primera vuelta la cifra indicaba una reducción del 3,5% y sólo la emoción de las últimas jornadas, sobre todo en las que se han disputado los descensos y los ascensos, ha mejorado un poco las cifras. A la situación económica del país se suman los precios de las entradas y, aunque la Liga no se quiera dar por entrada, los lamentables horarios impuestos por Mediapro. A diferencia de Canal+, que tiene la posibilidad de ofrecer varios partidos al mismo tiempo, Roures sólo dispone de un canal, Gol Televisión, de ahí que exija que todos los encuentros se jueguen a diferentes horas, lo que provoca que semana tras semana seguir la Liga se convierta en un auténtica locura y los clubes perjudicados sean casi siempre los mismos.

Un negocio multimillonario ruinoso

Canal+ y Mediapro firmaron el pasado verano un contrato para la explotación de los derechos audiovisuales de la Liga de Futbol española para las temporadas 2012-2013, 2013-20114 y 2014-2015. El citado contrato fijaba un precio para cada una de ellas. Unos 700 millones de euros anuales de media. El mercado del fútbol PPV en España cuenta con cerca de 3 millones de clientes que se reparten entre estas Gol TV (Mediapro) y Canal + (Prisa, Telefónica y Mediaset). Hay que tener en cuenta, en este sentido, que mercados como el británico cuentan con una base clientelar de 12 millones de abonados y no se ofrece ningún partido en abierto. Hasta la llegada, hace un par de años, de Gol TV al mercado del fútbol de pago tan sólo una plataforma ofrecía la Liga y el precio por partido era similar al de ahora por toda la jornada (en torno a unos 16 euros).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba