Medios

La CNMC autoriza la venta de Digital Plus a Telefónica, aunque con voto particular

La CNMC ha dado el visto bueno a esta operación después de que Telefónica haya adquirido el compromiso de compartir el 50% de sus contenidos 'premium' y rebajar el tiempo de exclusividad que tiene sobre sus proveedores. El precio final rondará los 725 millones de euros.

El presidente de Telefónica, César Alierta
El presidente de Telefónica, César Alierta EFE

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado este miércoles la compra de Digital Plus por parte de Telefónica, nueve meses después de que recibiera el expediente. El organismo ha dado el visto bueno a esta operación, aunque a cambio de que la empresa presidida por César Alierta asuma dos grandes compromisos: por un lado, compartir con el resto de las empresas de la televisión de pago el 50 % de sus contenidos premium. Por otro, reducir de 5 a 2 años el tiempo de exclusividad sobre los clientes a los que adquiere los derechos de sus productos. Es decir, aquellos a los que compra los productos de ficción o deportivos, como pueden ser las major norteamericanas o la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Con estas exigencias, la CNMC pretende evitar las prácticas monopolísticas en este mercado, toda vez que Telefónica acaparará a partir de ahora el 84 % de sus ingresos, así como 7 de cada 10 de sus clientes. De hecho, Orange y Vodafone han tratado de parar esta operación desde el momento en que trascendió, al considerar que impedía su libre competencia en el poco desarrollado sector de la televisión de pago en España.

La batalla de los competidores de Telefónica se inició en Bruselas, pero las autoridades europeas delegaron este asunto al organismo regulador español. Desde entonces, la CNMC ha trabajado para evitar que esta compra se tradujera en un dominio absoluto de este sector por parte de Movistar TV. También para que esta compañía no aprovechara su nueva posición privilegiada para incrementar su protagonismo en negocios como el de la fibra óptica, mediante de la venta conjunta de paquetes que incluyeran televisión e internet.

Unas condiciones más suaves de lo que se estimaba

El borrador sobre el que han trabajado este miércoles los consejeros de la CNMC estipula que Telefónica deberá poner a disposición de sus rivales la mitad de los canales premium, tanto los procedentes de DTS, como los de su propia creación. Sus competidores solicitaron durante la fase de alegaciones que ese porcentaje fuera del 75 %; sin embargo, finalmente se ha fijado en el 50 % de estos contenidos, que serán tanto deportivos como de ficción.

El precio que abonarán por incluir estos productos en sus plataformas de televisión de pago estará regulado por Competencia. Para fijarlo, se tendrá en cuenta el coste que ha supuesto para la empresa de telecomunicaciones la adquisición de esos derechos.

Telefónica tendrá que poner a disposición del resto de los operadores el 50 % de sus contenidos 'premium'

Ahora bien, la CNMC se ha asegurado de que el resto de las empresas del sector puedan adquirirlos a un precio razonable, tanto para poder ofrecerlos a sus clientes de forma individual, como para poder incluidos en paquetes que estén formados por televisión, teléfono y ADSL, con unas condiciones que puedan ser igual de competitivas que las de Telefónica.

El otro compromiso que ha adquirido la empresa compradora es el de reducir el tiempo de exclusividad que tiene sobre los proveedores a los que adquiere los derechos. En concreto, será de 5 a 2 años. Éste ha sido el último punto que se ha resuelto, hace apenas unos días, y el que ha servido para desatascar definitivamente una operación cuyo coste rondará finalmente los 725 millones de euros. Será casi 24 millones inferior a lo acordado la pasada primavera, a consecuencia de la devaluación que ha sufrido Canal Plus.

Tras la confirmación de esta venta, los responsables de Prisa pueden respirar tranquilos, dado que, si la CNMC la hubiera prohibido, su viabilidad hubiese corrido serio peligro. Eso sí, supone su salida de un mercado en el que ha sido la principal referencia durante años y en el que ha marcado la pauta. Supone reconocer, en definitiva, que el peso de la compañía es hoy mucho menor y que varios de los medios de comunicación que la componen dan preocupantes señales de agotamiento.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba