Medios

El Consejo Audiovisual catalán controlado por CiU y ERC respalda otra vez a TV3

El CAC asegura que un programa especial de la cadena sobre la consulta "fue plural". Este verano el mismo organismo tumbó una reclamación de Ciudadanos contra la radio pública. En la Diada, cuatro de sus seis miembros realizaron una ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova... 

En sus dos últimos análisis sobre los medios, el Consejo Audiosivual de Cataluña (CAC), controlado por CiU y ERC, ha respaldado el trabajo de los medios públicos catalanes. A principios de verano se pronunció a favor de Catalunya Radio frente a una queja interpuesta por Ciudadanos. Poco después, en una resolución que pasó casi inadvertida a nivel nacional, el CAC también apoyó la "pluralidad" de un programa de TV3 sobre la famosa consulta del próximo 9 de noviembre. Curiosamente, la pasada semana, con motivo de la Diada, cuatro de los seis consejeros de este organismo dependiente de la Generalitat realizaron una ofrenda floral ante el monumento de Rafael Casanova.

En concreto, en un pleno del pasado julio el CAC constató "la presencia de pluralismo y de honestidad informativa en el programa Especial informativo consulta, emitido el 12 de diciembre de 2013 de modo simultáneo en TV3 y en el 3/24" y, por ello, desestimó una queja al respecto. Esta decisión no resulta sorprendente. La afinidad de este organismo a las tesis nacionalistas es innegable. Ahora mismo está controlado por personas afines a CiU y ERC, que recientemente colocaron al frente a sus peones. Cuando se discutió y votó la resolución citada aún no se había producido dicho relevo de sus miembros. Por ello, hubo un empate, con tres votos a favor y tres en contra. Finalmente, decidió el voto de calidad del presidente, Roger Loppacher, de CiU.

La afinidad de los miembros del CAC al nacionalismo es clara; uno de sus miembros dijo que "daría la noticia de la independencia con una gran sonrisa"

Hoy día la mayoría nacionalista en el CAC es todavía más clara. Los tres elegidos el pasado julio son, como ya explicó Vozpópuli, Salvador Alsius, Yvonne Griley y Eva Parera, que son reconocidos independentistas. Alsius es un periodista cercano a ERC que tiene dicho que "daría la noticia de la independencia con una gran sonrisa". Eva Parera, abogada de profesión, es afiliada a Unió Democrática de Catalunya desde 2006. Y desde 2011 era senadora hasta que este lunes presentó su renuncia. E Yvonne Griley, licenciada en Filología, es militante de CDC desde 1992. Además de los últimos en aterrizar, completan este organismo el citado Loppacher, de CiU, Daniel Sirera, exlíder del PP catalán, y Carme Figueras, destacada militante del PSC.

La Diada y el famoso listado

No es de extrañar, por tanto, que la pasada semana Loppacher, Griley, Figueras y Alsius, junto a la secretaria general, Maite Martí, realizasen la mencionada ofrenda floral. Como puede verse en las imágenes, publicadas en la web del CAC, todos ellos llevaron una corona de flores con los colores de la bandera catalana y, en negro, las siglas del organismo en el que trabajan. Un organismo que, como se recordará, ha generado diversas polémicas con sus dictámenes, quizás la más recordada unos meses atrás, cuando elaboró un listado de las expresiones que "fomentaban el odio". Otra de las controversias más sonadas en relación al CAC es la que tiene que ver con los abultados sueldos de sus consejeros

El caso es que el CAC, dependiente de la Generalitat y dominado por miembros de CiU y ERC, vuelve a apoyar el trabajo de los medios que también dependen de la Generalitat

Polémicas aparte, el caso es que el CAC, dependiente de la Generalitat y dominado por miembros de CiU y ERC, vuelve a apoyar el trabajo de los medios que también dependen de la Generalitat. Con su decisión los consejeros desestiman una queja presentada el 17 de enero. En dicha protesta se decía precisamente que aquel programa de TV3 adolecía de falta de pluralismo político y de honestidad informativa, dado que la presencia de voces discordantes con la consulta fue mínima. Asimismo, la queja también señalaba como erróneo el montaje y la estética del programa, porque, según los denunciantes, ambas cuestiones formales presentaban un sesgo favorable a la consulta, al derecho a decidir y a la independencia.

Eso sí, el acuerdo del CAC sí contiene un segundo punto crítico, que se refiere al vídeo final que cierra el programa, con una duración de 3 minutos y 9 segundos. Según el dictamen, el fragmento final utiliza "técnicas que no parecen del todo propias del lenguaje informativo utilizado en el conjunto del programa", que duró dos horas. Los consejeros explican que el programa, presentado por Ariadna Oltra, contó con dos mesas redondas, la entrevista a las presidentas de la Asamblea Nacional Catalana y de Òmnium Cultural, varios vídeos y conexiones con corresponsales. 

En el programa, presentado por Ariadna Oltra, se incluyeron entrevistas a las presidentas de la Asamblea Nacional Catalana y de Omnium Cultural

Una vez analizados los contenidos emitidos, el CAC concluye que, en formatos diferentes (insertos, entrevistas y debates), el programa dio voz a personas de instituciones, de fuerzas políticas y de sensibilidades diferentes respecto a la convocatoria de una consulta. El acuerdo señala que las imágenes de ilustración que aparecían en las pantallas posteriores a los actores fueron de diversos contenidos (imágenes de políticos, de manifestantes, de banderas, etcétera). Y en cuanto a las intervenciones de la conductora del programa, el informe de análisis estipula que no se aprecia ningún posicionamiento político por su parte. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba