Medios

Guerra entre Atresmedia y la Federación de Fútbol por los derechos en TV de 'La Roja'

La empresa presidida por Lara reclama a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia que investigue la posible venta de los encuentros amistosos a Mediaset. Denuncia "falta de transparencia" en la operación y pide que se convoque un concurso "abierto a todos los operadores".

En pleno Mundial de Brasil, los golosos derechos de emisión de la selección española de fútbol están provocando un terremoto en el sector. Esta guerra tiene numerosos frentes. En el último que se ha abierto pelean Atresmedia y la Federación Española de Fútbol. Al grupo mediático presidido por José Manuel Lara y liderado por Silvio González no le ha gustado nada la posible venta de los partidos amistosos de la Roja a Mediaset. Este miércoles el holding denunció la "falta de transparencia" en la operación, pidió que se convoque un concurso "abierto a todos los operadores" y reclamó a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que investigue el asunto.

En su duro comunicado, Atresmedia denuncia "la falta de transparencia de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en la venta de los derechos de fútbol que gestiona". Según el grupo mediático, "la RFEF habría negociado y prácticamente cerrado un acuerdo con un operador televisivo para la cesión exclusiva de los derechos de explotación de los partidos amistosos de la Selección Española, sin haber ofertado tales derechos al mercado, mecanismo por el que obtendría el mayor rendimiento posible a dichos derechos". El grupo presidido por Lara dice haber tenido "confirmación de dicha negociación" a través de la propia Federación, así como por informaciones periodísticas de los últimos días. Con esto último se refiere a una noticia del portal Vertele que apuntaba a que Mediaset se haría con los derechos de los partidos amistosos. 

El artículo 20.1 de la Ley General de Comunicación Audiovisual dicta la necesidad de cumplir con un proceso de negociación que debe ser transparente, objetivo y no discriminatorio

"Este proceso se está llevando a cabo de forma irregular y sin haber dado la oportunidad ni a Atresmedia ni a otros operadores televisivos de ofertar por estos derechos", denuncia la empresa. En el caso de acontecimientos de interés general, el artículo 20.1 de la Ley General de Comunicación Audiovisual dicta la necesidad de cumplir con un proceso de negociación que debe ser transparente, objetivo y no discriminatorio, así como el obligado respeto de las reglas de competencia, con la consiguiente concurrencia de ofertantes. El objetivo de Atresmedia es, según afirma, "la apertura por parte de la RFEF de un concurso transparente y abierto a todos los operadores".

Y revela que desde hace semanas, a través de múltiples burofaxes remitidos a la Federación, está solicitando "sin éxito" información para poder realizar una oferta en concurrencia con otros operadores. Al no recibir respuesta, Atresmedia ha puesto los hechos en conocimiento de la Secretaría de Estado para el Deporte y de la CNMC. La propia CNMC, al conocer la situación y al amparo de lo dispuesto en el artículo 69.2 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, ha abierto un periodo de información previa con el fin de conocer con mayor detalle las circunstancias del caso y la conveniencia o no de iniciar el correspondiente procedimiento.

Tres meses de batallas

Lógicamente, la denuncia del conglomerado mediático no ha sentado bien a los responsables de la (RFEF). Llueve sobre mojado. En los últimos meses ha habido varios encontronazos al respecto de diferentes derechos televisivos de la Roja. Tanto la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto (Uteca), patronal que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Vocento y Unidad Editorial, como varias de esas empresas por separado, cada cual cuando le ha convenido, han denunciado que Radiotelevisión Española (RTVE) juega con ventaja en los concursos para hacerse con los derechos. Por su parte, el presidente de RTVE, Leopoldo González-Echenique, tan cuestionado en su puesto, defiende la apuesta por los derechos de emisión tanto de la selección como de la Champions.

Ahora la batalla es por los amistosos entre Mediaset y Atresmedia, pero en los últimos meses la patronal de las televisiones ha denunciado las ventaajsn de RTVE

Ahora la guerra es por los partidos amistosos de la selección. Pero en los últimos meses las hostilidades se sucedían a cuenta de los encuentros de clasificación para las siguientes citas de la Roja. A principios de abril la citada Uteca denunció las prácticas de RTVE para hacerse con los derechos de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018. La organización que representa a las empresas denunciaba "la política de compras que Televisión Española practica recurrentemente y cuya nueva muestra es la reciente oferta realizada a la empresa CAA Eleven para adquirir los derechos de retransmisión de los partidos de la selección española de fútbol durante la fase clasificatoria de la Eurocopa de 2016 y el Mundial de 2018". 

Ya a mediados de mayo, la corporación pública anunció que emitirá los partidos de clasificación para la Eurocopa de Francia 2016 y el Mundial de Rusia 2018. Pagará por ello unos 40 millones de euros, según fuentes del sector. Dado que se trata de 20 partidos en total, cada uno de ellos costará al ente unos 2 millones. En una nota oficial, RTVE destacaba que "este acuerdo supone la vuelta de la Selección Española de Fútbol a Televisión Española, que adquiere estos derechos por su alto interés deportivo y su evidente interés para la sociedad". Dicho anuncio escoció a los directivos de las empresas privadas del sector, dado que RTVE se gasta importantes cantidades de dinero en el fútbol cuando 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba