Medios

Los síndicos ven irregular el cobro de la indemnización de la exdirectora de TV3

Nuevo toque de atención a Artur Mas y su gobierno catalán en la gestión de los medios públicos de comunicación. En este caso, la Sindicatura de Comptes –el Tribunal de Cuentas catalán- ha emitido un duro informe en el que “observa serias irregularidades” a propósito del pago millonario de la indemnización por despedir y luego permitir la recolocación de Mònica Terribas, la exdirectora general de TV3.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas
El presidente de la Generalitat, Artur Mas EFE

La Sindicatura de Comptes -el Tribunal de Cuentas catalán- en un informe firmado el pasado 11 de diciembre y en el que ha tenido acceso Vozpópuli (ver PDF), considera que Mònica Terribas, la flamante presentadora de la televisión pública catalana de ideología marcadamente independentista que llegó a ser la directora de esta cadena no debería haber cobrado indemnización.

Terribas percibió una cantidad que puede ser superior a los 800.000 euros, según distintas fuentes, cuando se negoció su salida antes de que fichara por el diario nacionalista ARA en agosto de 2012 como consejera delegada y editora y cuando volvió a la Universidad. En la actualidad, el cargo de consejero delegado de la editora del diario ARA lo ostenta Salvador García y Terribas ya no aparece en el puesto.

Tras TV3 se reincorporó a un cargo público universitario

El alto tribunal catalán sostiene que la cúpula directiva de TV3 -controlada por la Generalitat- no tendría que haber indemnizado a Mònica Terribas en 2012, cuando fue destituida, porque se reincorporó como profesora a la universidad pública.

El informe de los síndicos autonómicos indica que el artículo 2.4 del Decreto 243/2004 "por el cual se regulan determinados aspectos de la contratación laboral a la Generalitat, establece que no tiene derecho a percibir ninguna indemnización por incumplimiento del preaviso la persona despedida que tenga derecho a reincorporarse a un puesto de trabajo reservado en la misma Administración y en entidades del sector público".

El documento de la Sindicatura de Comptes que fiscaliza la actividad de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) durante el periodo 2010-2012 ha revelado dos irregularidades relacionadas con los dos últimos directores de TV3.

El alto tribunal catalán sostiene que la cúpula directiva de TV3 no tendría que haber indemnizado a Mònica Terribas en 2012

La CCMA, que preside Brauli Duart, alega, por su parte, que la Corporación Catalana que controla los medios de comunicación públicos consideró procedente el pago a Terribas en concepto de preaviso y que el artículo esgrimido por la Sindicatura de Cuentas no se tiene que aplicar, atendiendo a la naturaleza jurídica de la universidad que, interpreta, no se puede considerar sector público en sentido propio.

Se contrata al sustituto de Terribas que venía del Grupo Godó

El informe también analiza la idoneidad del caso de Eugeni Sallent, sucesor de Terribas al frente de Televisió de Catalunya, y donde el informe de los síndicos se critican las contrataciones con el Grupo Godó, editor del diario La Vanguardia y uno de los diarios que más ayudas públicas percibe de la Generalitat, de donde él procedía. El actual director se tenía que haber mantenido al margen y no haber intervenido en el contrato porque había sido alto directivo de Godó durante los dos años anteriores.

La Sindicatura de Comptes no considera que Sallent transgrediera la normativa de incompatibilidades pero sí la ley que regula las causas de abstención de cargos públicos.

El nuevo director infringe la ley de incompatibilidades

La Sindicatura de Comptes ha acusado al actual director de TVC de haber infringido la ley de incompatibilidades de las administraciones públicas al haber contratado la compra de guiones de ficción a una empresa de la que Eugeni Sallent Garriga había sido presidente antes de acceder al cargo. El último informe sobre las cuentas de Televisió de Catalunya (TV3), referente a los ejercicios 2010, 2011 y 2012, pone de manifiesto que también dio un adelanto a la empresa de la que había sido presidente justo antes de su nombramiento.

Sallent compatibilizó el cargo de director de TVC con el de presidente de Nova Verenda 2010, compañía que presidía desde marzo de 2011. Sallent fue nombrado director el 26 de abril del 2012, en sustitución de Mònica Terribas Sala, y, según el informe, "el 2 de mayo del 2012 el Consejo de Administración de esta empresa revocó sus poderes" aunque su inscripción en el Registro Mercantil no se hizo hasta transcurrido más de un año". Ante la falta de inscripción, Sallent siguió figurando como presidente, pero la Sindicatura lo atribuye a un error administrativo.

Sin embargo, denuncia que Sallent suscribió un contrato de compra con su antigua empresa en los siguientes términos: "El 9 de julio de 2012 el director de TVC suscribió un contrato de adquisición de guiones para una segunda temporada de una producción dramática con la empresa donde había sido directivo antes de su nombramiento, lo que infringe el artículo 28.2.e de la Ley 30/1992".

Además, la Sindicatura denuncia que "el 23 de julio de 2012 el presidente de la Corporación Catalana de Medios de Comunicación suscribió con la misma empresa un contrato de producción para esta producción dramática, que incluía un adelanto equivalente al 13,68 por ciento del importe del contrato", algo que el informe califica como una excepción singular.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba