Medios

Pese al retraso del Gobierno, en 13TV dan por hecho que tendrán licencia propia de TDT

La televisión de los obispos aspira a hacerse con uno de los canales que el Ejecutivo debe subastar. Industria ultima su plan sobre el 'dividendo digital' pero no aclara qué sucederá con el concurso de licencias de TDT... 

En 13TV dan por hecho que conseguirán una licencia propia para emitir en la Televisión Digital Terrestre (TDT). La cadena controlada por la Conferencia Episcopal es una de las compañías que desea un canal propio para asentarse en el sector televisivo. Gracias a sus buenas relaciones con el Gobierno del PP, no sería descartable que consiguiera su objetivo. Pero el Ejecutivo sigue sin mover ficha a este respecto. Y, por ello, incumple la obligación legal de convocar un concurso para subastar licencias. El Gabinete presidido por Mariano Rajoy da preferencia al plan del 'dividendo digital' y, por el momento, no aclara qué sucederá con la TDT. De hecho, el ministro de Industria, José Manuel Soria, continúa enfrentado a los grandes grupos mediáticos. 

El negocio de la TDT, que ahora vive un momento de incertidumbre, tiene muchos pretendientes. Uno de ellos es 13TV, cuyos directivos, como adelantó Vozpópuli, se han esforzado en hacer comprender al Gobierno la necesidad de conseguir una licencia en abierto. Si logra un canal propio para emitir, la televisión de los obispos se ahorrará pagar el alquiler que ahora mismo abona a Unidad Editorial. Una cantidad que, al decir de fuentes del sector, se sitúa entre 1,5 y 2 millones de euros al año. Estos días, en la sede de la cadena se da por hecho, y así lo remarcan varias fuentes, que habrá una licencia para ellos. ¿Por qué? ¿Acaso el Gobierno se lo ha prometido? ¿Incurrirá el Ejecutivo del PP en el mismo error que el de Zapatero, quien entregó licencias sin convocar concurso alguno? Solo el tiempo lo dirá...

Las pretensiones de los dueños de 13TV chocan con el concurso que deberá convocar el Gobierno cuando haya resuelto el caos del 'dividendo digital'

En todo caso, las pretensiones de los dueños de 13TV chocan con el concurso que deberá convocar el Gobierno cuando haya resuelto el caos del 'dividendo digital'. Es decir, si la Administración tiene que convocar una subasta de libre concurrencia, resulta imposible, a priori, que pueda haber cualquier tipo de acuerdo entre el Ejecutivo y algún grupo mediático. Aunque los precedentes en España van en sentido contrario, puesto que los diferentes gobiernos han acabado otorgando licencias a dedo, como prueban las hemerotecas. 

La subasta de canales es obligada, pero el Ejecutivo nada dice al respecto. Ante el retraso del Gobierno, el pasado junio Infraestructuras y Gestión 2002, la empresa que tumbó el reparto de canales decidido por el Gobierno de Zapatero y provocó el apagón de nueve canales, recordó la obligación de convocar un concurso. Según la empresa, el propio Alto Tribunal dejó claro en su fallo sobre este asunto que, una vez cerrados los canales, el siguiente paso es abrir el espacio radioeléctrico a todos lo interesados en hacerse con licencias, tal y como establecen la Ley 7/2010 y la normativa comunitaria. El plazo para implementar un concurso sobre los canales es de tres meses iniciales y nunca deben de exceder de seis meses desde la fecha del apagón (pasado 6 de mayo)

¿En julio?

Por el momento, el Ministerio de Industria no mueve ficha. En una entrevista concedida a Expansión, Soria aseguró que el plan del 'dividendo digital' estará listo "en julio". Respecto a la posible desaparición de otros ocho canales si así lo decidiera el Supremo, afirmó que "el Gobierno acatará la sentencia". Pero nada dijo sobre el concurso que debe convocarse, sea para nueve licencias o para diecisiete. En esa misma línea, dos meses atrás el titular de Industria dijo en una entrevista a El País que las telecos tendrían disponible las licencias para desplegar la tecnología 4G "en dos meses". Pasa el tiempo y las promesas del ministro son eso, solo promesas. 

Soria ha mantenido un duro enfrentamiento con los mandamases de los principales grupos de comunicación; Lara y Echevarría desean que se nombre a otro ministro

No puede obviarse que Soria ha mantenido un duro enfrentamiento con los mandamases de los principales grupos de comunicación. El pasado abril, la patronal Uteca, que agrupa a Mediaset, Atresmedia, Vocento y Unidad Editorial, hizo pública una carta abierta al ministro de Industria en la que vertía varios ataques a su gestión. En su misiva, firmada por José Manuel Lara y Alejandro Echevarría, pedían al miembro del Ejecutivo que se sentase a negociar una solución. Aquello no sirvió para hacer cambiar de opinión al ministro. Así, el propio Lara dijo poco después, tras el cierre de nueve canales, que espera que se nombre a otro ministro. Mande quien mande en Industria, el problema añadido para el sector es que ahora mismo, como adelantó Vozpópuli, el Tribunal Supremo estudia si ordena cerrar otros ocho canales de TDT


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba