Medios

Los obispos, en apuros: las trabas para alquilar las nuevas licencias de TDT comprometen 13TV

La cadena de la Conferencia Episcopal emite gracias a una licencia que le alquila Unedisa. Pugnará por hacerse con dos permisos de emisión en propiedad en el concurso convocado por el Gobierno pero, aunque consiga ambos, su supervivencia no será fácil.

Esta es la sede de la cadena de televisión controlada por la Conferencia Episcopal.
Esta es la sede de la cadena de televisión controlada por la Conferencia Episcopal. 13TV

La cadena de televisión de la Conferencia Episcopal, 13TV, presentará dos candidaturas para conseguir otras tantas licencias de TDT, en el concurso por el que el Gobierno prevé repartir hasta seis nuevas. Actualmente, este canal sobrevive gracias a que alquila su permiso de emisión a Unidad Editorial, por el que paga algo más de 2 millones de euros al año. Las aspiraciones de los obispos para hacer rentable esta empresa pasan por ganar los dos procedimientos en los que competirán. Pero, dadas las restricciones que establece el concurso y la naturaleza del sector audiovisual español, ni mucho menos está garantizado este objetivo, aunque finalmente se hagan con una licencia para alta definición y otra para emisión normal.

Fuentes de tres compañías que ya han confirmado que presentarán su candidatura para obtener una licencia han asegurado a Vozpópuli que el pliego de bases del concurso restringe la opción de alquilar a una tercera empresa estos nuevos permisos de emisión, como hasta ahora han hecho Unidad Editorial y Vocento.

Los obispos pagan 2 millones de euros al año a Unidad Editorial por emitir en la TDT

Eso significa que, si 13TV se hace con las dos licencias, tendría que explotar ambas -en condiciones normales- y no podría sacar fondos a través de la cesión de una de ellas. “Son muchas las empresas que van a competir en este concurso, pero sólo unas pocas las que tendrán éxito. Por eso, alquilar un permiso para emitir a una de las perdedoras sería un buen negocio, pues a buen seguro que el acuerdo se cerraría a un precio muy alto. Pero el Gobierno ha puesto trabas para ello”, exponen desde una de estas empresas.

Este medio de comunicación se ha puesto en contacto con el canal de la Conferencia Episcopal para tratar de obtener detalles sobre sus proyectos para la TDT, pero no ha obtenido una respuesta oficial.

El alto coste de emitir en la TDT

Desde una de las televisiones privadas recuerdan que mantener en activo un canal en la TDT es muy caro. Detallan que el servicio de transporte de la señal supone un coste fijo cuyo pago no representa ninguna dificultad para las grandes empresas, como Atresmedia y Mediaset. Sin embargo, sí que es condicionante para los pequeños proyectos, como el de 13TV. “El transporte de señal para un múltiplex completo, donde caben cuatro canales en calidad normal y tres en alta definición, tiene un precio de 20 millones de euros para TVE y aproximadamente 15 millones para las privadas”.

Con estas cifras en la mano se deduce que, en caso de que 13TV adquiriera dos licencias y no pudiera alquilar una de ellas, sus costes de emisión se incrementarían, máxime si se tiene en cuenta el aumento de la factura por la compra o creación de contenidos que conllevaría el explotar dos frecuencias. Evidentemente, la solución para paliar este déficit pasaría por atraer a un mayor número de anunciantes. Pero eso resulta muy difícil en España, donde la inmensa mayoría de la tarta publicitaria se la reparten entre Atresmedia y Mediaset.

13TV ha registrado pérdidas de cerca de 40 millones de euros durante los últimos años

Lo que es incuestionable es que, de momento, a los obispos no les salen las cuentas con su canal de televisión. Según los datos que figuran en el Registro Mercantil, durante los últimos años ha perdido casi 40 millones de euros y ha registrado anualidades en las que los números rojos han alcanzado las siete cifras.

El 23 de junio: una fecha clave

En las últimas semanas, los datos de audiencia de este canal invitan al optimismo, ya que han mejorado en varias décimas. Sin embargo, sus responsables, al igual que los de todas las televisiones privadas, observan con preocupación la llegada del 23 de junio, cuando el Tribunal Supremo decidirá si cierra o no ocho canales de la TDT. En caso afirmativo, Unidad Editorial perdería una de las dos frecuencias que tiene asignadas, lo que abre una gran interrogación sobre el futuro de 13TV.

Otro de los asuntos que preocupan en la Conferencia Episcopal -según ha podido saber Vozpópuli- es la firme intención de la productora Secuoya por conseguir una de las licencias a concurso. Al igual que 13TV, esta compañía cuenta con el beneplácito del Ejecutivo de Mariano Rajoy, al considerarla como una de las que más posibilidades tiene de establecer un canal fuerte y de derechas en la TDT. Ante esta situación, el impulso que el Gobierno pudiera dar a 13TV para lograr una licencia de emisión podría ser menor. Y eso también comprometería su futuro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba