TV

¿Por qué no hay 'edredoning' en este Gran Hermano?

Lo que empezó siendo una edición revolucionaria, se ha convertido en un desierto de emociones que no interesa ni a los fans acérrimos del programa. Gran Hermano se ha deshinchado como un globo en una fiesta de cumpleaños. La audiencia, ese ser repleto de manos y piernas, se ha encargado de arruinar una edición que prometía. Ahora, por no tener, no tenemos ni 'edredoning'. ¿Qué les pasa a los concursantes de la 15ª edición de Gran Hermano? ¿Qué clase de tranquilizantes les ponen en el agua?

Puede que mientras estén leyendo este texto, las cosas hayan cambiado radicalmente. Y es que la casa de Gran Hermano es del todo imprevisible y más cuando ya se alcanza la recta final del concurso. Los participantes llevan meses encerrados en el mismo sitio, viendo las mismas caras y comiendo los mismos macarrones con tomate y así no hay quien mantenga la cordura -si es que en algún momento la tuvieron-.

Además, los grandes protagonistas de la casa han sido expulsados del concurso, dejándonos un plantel de lo más aburrido. ¿Dónde están las riñas a altas horas de la madrugada entre Omar y Paula? ¿Dónde quedan las luchas de poder entre Lucía y, de nuevo, Paula? ¿Qué ha sido de la maldad contenida que destilaba Fran? La decimoquinta edición de Gran Hermano empezó por todo lo alto, con triángulo amoroso incluido y escenas de celos regadas con alcohol -fumar no es bueno, pero beber sí-, pero pronto se nos acabó la alegría. Ni desnudos tenemos.

En la edición española de Gran Hermano se censuran los desnudos frente a las de otros países.

El Gran Hermano español siempre ha sido mucho más políticamente correcto en cuanto a la intimidad física de los concursantes. Mientras en ediciones de otros países podemos verles incluso en la ducha, aquí se censuran imágenes míticas como aquellos golpes que Ismael Beiro, ganador del primer Gran Hermano, dio sobre una mesa con salva sea la parte. Parece que, hasta la llegada de Adán y Eva, España no estaba preparada para ver a gente desnuda -de esta edición se ha colado un desnudo de Omar, pero que únicamente podrán encontrar a través de internet-.

Cosa distinta son los momentos de edredoning, ese recurso clásico que todo participante conoce para mantener relaciones sexuales sin que sus familiares vean la acción de forma explícita -cuando, posiblemente, el sonido sin imagen sea todavía peor-. Los telespectadores no quieren ver cuerpos desnudos, pero no les importa echar un vistazo a los reveladores movimientos cubiertos por un nórdico de verano. Ay, pillines.

Cuenta la leyenda que Carlos -el 'yoyas'- y Fayna, de la segunda edición de Gran Hermano, optaron por mantener relaciones sexuales sin taparse, sabiendo que, así, la dirección del programa no se atrevería a emitirlas. Y acertaron de pleno. Eran otros tiempos, cuando todavía no se había descubierto la posibilidad de pixelar los vídeos. Ahora lo veríamos todo entre nebulosas -piensen en los pixelados de Gandía Shore-.

Pero eso fue en las ediciones donde los concursantes llegaron a intimar entre ellos, no como está ocurriendo en la de este año. ¿Qué les pasa a los actuales 'grandes hermanos'? ¿Por qué no ha cuajado ninguna de las parejas orquestadas por los directores de casting? Hasta el momento, tan sólo hemos visto un encuentro entre Paula y Omar en la ducha, aprovechando la discreción de las flores pegadas en los cristales -en el váter no hay cámaras, igual deberían darse cuenta-. Pero ¿y los demás?

Por qué no cuajan las parejas de esta edición de Gran Hermano

La llegada a la casa de los dos primos valencianos -guapos, musculosos, con barba y muy morenos- y de las dos primas de Albacete -guapas, pizpiretas, una rubia y otra castaña y con muchas ganas de juerga- estaba destinada a protagonizar un cuarteto amoroso digno de las mejores películas X. Lo mismo que el pobre participante que entró con una cabra como compañía, que pedía a gritos un poco de cariño humano. Pero ni por esas. Este año no hay edredoning y nosotros sabemos por qué:

1. Hace demasiado calor en la casa

Para que los concursantes estén 'sueltecitos', los responsables de Gran Hermano deben poner la calefacción de la casa en modo tropical. Si no, ¿cómo explican que se pasen el día en tirantes y pantalones cortos en plena sierra madrileña? En Guadalix debe hacer frío, pero unos concursantes demasiado abrigados arruinarían el espectáculo. El problema es que cuando la calefacción está demasiado alta, no apetece hacer nada. Y eso es lo que les ha ocurrido a los concursantes de este año. No pueden ni moverse los pobres.

2. Han entrado demasiados famosos de visita

¿Quién es capaz de desnudarse en una casa donde ha estado María Teresa Campos? Este año las cabezas pensantes de Mediaset han decidido cruzar todos sus programas e invitar a personajes populares de la cadena para que participen en la prueba de inmunidad. Jorge JavierVázquez, Robin Food o Santiago Segura han pasado por la casa de Guadalix y eso no invita a la intimidad. ¿Cómo van a ponerse en acción si saben que, en cualquier momento, puede aparecer alguien por la puerta?

3. Las camas son demasiado incómodas

Nunca batirán el récord de aquella edición en que les pusieron a dormir en literas sacadas de una nave espacial, pero las camas de este año son demasiado pequeñas como para dejarse llevar. Y, además, tienen a otro concursante justo al lado. Si querían fomentar el edredoning, deberían haber creado una habitación de invitados como en Gandía Shore. Seguro que ahí, Omar y Lucía se hubiesen animado más que teniendo a Paula en la misma habitación.

4. No quieren arruinar su futura carrera

Después de quince ediciones, los participantes de Gran Hermano todavía creen que su vida no va a cambiar en nada, que podrán volver a sus ciudades natales y continuar como si nada. Deberían haber aprendido ya que, en la mayoría de los casos, eso no va a ocurrir -¿cuántos ex concursantes han declarado que no consiguen encontrar trabajo?-. Aunque otra opción es que lo que no quieran arruinar sea su futuro posado en Interviú. Y para eso también están equivocados. Cuánta más polémica, mejor caché. Eso siempre es así.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba