TV

Series maltratadas por las teles españolas

A veces seguir una serie por televisión se convierte en misión imposible. Además de las interminables pausas publicitarias (a veces puestas donde caen, da igual si es en mitad de secuencia o, incluso, en mitad de un diálogo) hay otros factores que hacen que el espectador se sienta estafado: no respetar la hora de emisión anunciada, cambios de día, cambios de hora, quemar los capítulos de tres en tres y que para ver el último haya que renunciar a horas de sueño…

La lista de series maltratadas por las cadenas es larga pero aquí sólo vamos a ocuparnos de recordar algunas de las series que corrieron esta (mala) suerte dentro de las parrillas de las televisiones españolas.

Perdidos

Una de las series de las que más se ha hablado, incluso al margen de su controvertido final, que cosechó una legión de seguidores a lo largo del mundo, se podía ver, de manera casi normal, en La 2. Cambió de canal y hasta de franja horaria y, para arreglarlo, en Cuatro no se les ocurrió nada mejor que emitir el final a las seis y media de la mañana, media hora después que en Estados Unidos, y no sin pocos contratiempos: se perdió la señal, se les fueron los subtítulos… Vamos, el final perfecto para la manera en que se pudo seguir esta serie en televisión (si es que alguien lo logró).

Punta Escarlata

En España tenemos nuestra versión del "¿Quién mató a Laura Palmer?". La pregunta sería: "¿Quién mató a las chicas del camping?". Ah, que no te suena. Normal, dadas las desventuras que pasó Punta Escarlata desde que terminó el rodaje hasta que el último capítulo fue emitido. La serie se hizo a medida de Cuatro cuando Cuatro todavía era Cuatro, es decir, antes de entrar a formar parte de la familia Mediaset. Punta Escarlata quedó guardada en un cajón, después llegó la fusión, más tiempo en el cajón y, finalmente, Telecinco decidió que la serie iba a ser para ellos, no para Cuatro.

Quien piense que todas las series que se producen en España son iguales se equivoca, y Punta Escarlata era una buena muestra de que se puede hacer algo diferente. No era más que algo que ya habíamos visto desde Estados Unidos pero con lo que nunca nos habíamos atrevido: un thriller policiaco en torno a un pueblo en el que todos tienen algo que ocultar (salvando las distancias con Twin Peaks o True detective). Está muy bien arriesgarse con algo nuevo… pero hay que emitirlo bien.

Aparte de dejar la serie para el verano, cuando la gente prefiere pasar el tiempo en cualquier sitio antes que delante del televisor, no se respetaban los horarios de emisión anunciados (algunos capítulos comenzaban incluso media hora tarde), la serie se cambió de día antes del último capítulo, los cortes de publicidad guillotinaban las secuencias sin ningún pudor y, para rizar el rizo, si alguien se perdió el final e intentó verlo al día siguiente en Mitele, la plataforma de televisión a la carta de Telecinco, se encontró con un rótulo rojo y en negrita que decía "Fulanito, el asesino de Punta Escarlata".

Rockefeller Plaza (30 Rock)

¿Tú sabías que Rockefeller Plaza se emitió en España en abierto? Pues yo tampoco hasta hace relativamente poco tiempo. Fue en La Sexta, en verano de 2008 y suponemos que en un horario pensado para que la gente con problemas de insomnio no sufriera también de aburrimiento.

Todo apunta a que los derechos de esta comedia sobre los entresijos de la tele venían en algún paquete con otras series que a la cadena le interesaban más y no supieron muy bien qué hacer con ella, así que la utilizaron para rellenar parrilla y se sacaron de la manga un espacio que ellos mismos definieron como "series de culto".

Dexter y Betty

También sufrieron el verano Dexter y Betty, dos series que en verano de 2008 le salvaron a Cuatro la papeleta de rellenar dos noches a la semana. La época del año elegida y la manera de emitir las dos series, en sesiones maratonianas, hacían pensar que también formaban parte de un paquete de derechos en el que no eran precisamente el interés principal de la cadena, y se notaba mucho la intención de quemarlas cuanto antes.

En 2011, Dexter pasó a Nitro, ese canal que ya ni siquiera existe, pero si habías conseguido ver las dos primeras temporadas en Cuatro y luego no continuaste por tu cuenta, debes saber que te has perdido uno de los finales de serie más infames de la historia de la televisión. Sí, más que el de Perdidos o Los Serrano. Dale las gracias a Cuatro por no haber hecho lo mismo que con Lost y haberte ahorrado el sufrimiento.

Y podríamos seguir la lista: A dos metros bajo tierra, Criando malvas, Plutón BRB-Nero, Black mirror...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba