TV

¿Por qué Juego de Tronos no tiene sus vitrinas llenas de premios?

Parece una maldición. La de las renombradas series que siempre optan a mil y un premios en todas las ceremonias pero que se van a casa con las manos vacías. Al menos es lo que sucede con la serie de HBO que atesora millones de fans en el mundo desarrollado pero a la que se le niegan siempre los premios gordos. ¿Por qué será?

Juego de Tronos se estrenó el 17 de abril de 2011. Más de 2,2 millones de espectadores se sentaron frente a su televisor (por cable) en Estados Unidos para disfrutar de su episodio piloto, que costó más de 10 millones de euros. El último capítulo de la cuarta temporada reunió a casi 7,1 millones. Sirva este dato como muestra de lo que mueve Juego de Tronos. Sin embargo, ese aumento de telespectadores, fieles cada domingo en Estados Unidos, no se ha traducido nunca en estos cuatro años en reconocimiento en forma de estatuilla. Bueno, más bien de premio de los 'gordos'. Veamos.

Si tomamos como ejemplo los EmmyGlobos de Oro, los SAG y los Television Critics Association Awards, la serie ha conseguido de un total de:

  • 14 Emmys (la mayoría, creativos)
  • 1 Globo de Oro (a Peter Dinklage)
  • 3 TCA
  • 2 SAG

Solamente en los Emmy, los llamados galardones más importantes de la televisión, la serie de HBO ha obtenido 62 nominaciones y se ha llevado únicamente un premio gordo: el de mejor actor secundario a Peter Dinklage por su papel de Tyrion Lannister. Mismo caso sucede en los Globos de Oro: Peter Dinklage, mejor secundario. Del resto de personajes no se acuerdan o no se quieren acordar. Pero, ¿por qué? ¿Son peores? ¿No quieren dejar mal al resto de series o, simplemente, no están a la altura?

Comparemos, por ejemplo, las nominaciones a mejor serie por años en los Premios Emmy (en negrita los ganadores):

2011- Mejor serie

- Boardwalk Empire

- Dexter

- Friday Night Lights

- Game of Thrones

- Mad Men

- The Good Wife

Era el año de la última temporada de Friday Night Lights, el año del apogeo de Mad Men, el de una tímida The Good Wife que comenzaba a despuntar y el de la irrupción de Juego de Tronos. Su primer año en la lista de nominadas a mejor serie con una primera temporada que fue de menos a más: su primer capítulo tuvo 2,2 millones de espectadores; el décimo, 3,04. Luchar contra la cuarta temporada de Mad Men se antojaba difícil e irrealizable. Y, por tanto, totalmente justificado. Juego de Tronos no era mejor que el resto de sus contrincantes, salvo Dexter. La serie de Don Draper también reunía a una media de 2,5 millones de espectadores por episodio y sería el último año que conseguiría hacerse con tan ansiado galardón.

2012 - mejor serie

- Boardwalk Empire

- Breaking Bad

- Downton Abbey

- Game of Thrones

- Homeland

- Mad Men

En 2012 hubo varios problemas: se estrenaba Homeland en la categoría. La serie de Showtime llegó como un huracán y arrasó todo a su paso: mejor serie, actor (Damian Lewis) y actriz (Claire Danes). Su primera temporada fue apabullante y contra eso no se podía luchar. También estaba Breaking Bad con su tercera temporada y ese mítico capítulo de la mosca que tanto nos hizo disfrutar. La segunda temporada de Juego de Tronos, en este caso, pasó de los 3 millones con su primer episodio a los más de 4 con el último. El 2x09, el de la batalla del Aguasnegras, fue uno de los más comentados en las redes y antesala de lo que una serie de televisión podía llegar a mover. No fueron motivos suficientes para el jurado de los Emmy, que se decantó por el otro fenómeno: Homeland.

2013 - mejor serie

- Breaking Bad

- Downton Abbey

- Game of Thrones

- Homeland

- House of Cards

- Mad Men

En total, Breaking Bad ha estado nominada a los Emmy en 58 ocasiones. Ha ganado en 16. Los números benefician a la serie de Bryan Cranston por encima de Juego de Tronos. Se colaba en 2013, por primera vez, la serie original de Netflix,House of Cards. Era la primera vez que una serie no emitida en televisión salía nominada en unos premios de este calibre. No ganó, como tampoco lo hizo Juego de Tronos. Pero empezó a abrir un camino para otras series (Orange is the new black y Transparent) en su lucha contra las grandes cadenas norteamericanas. 

2014 - mejor serie

- Breaking Bad

- Downton Abbey

- Game of Thrones

- House of Cards

- Mad Men

- True Detective

2014 sería el último año en el que Breaking Bad estaría nominada a unos premios, cualesquiera fueran. Así que, casi por tradición y por un épico y milimetrado cierre de la quinta temporada, nada ni nadie podía luchar contra el fenómeno químico de Vince Gilligan y compañía. Felina, el último capítulo de Breaking Bad, registró la mayor audiencia de toda la serie: 10,3 millones de espectadores en Estados Unidos sintonizaron el episodio por AMC, convirtiéndose en el tercer final de serie más visto emitido por la televisión por cable, después de Los Soprano y Sex and the City.

Sin embargo, pese a que estaba más que merecido y justificado el galardón para la temporada quinta que ponía fin al legado de Heisenberg, la cuarta entrega de Juego de Tronos era también merecedora del galardón. Épico también es el capítulo 4x08: La Montaña y la Víbora (7,16 millones de espectadores) que todos los seguidores de la serie recordarán para el resto de sus vidas pero que, los señores de los Emmy no tuvieron a bien premiar. 

Falta decir, obviamente, que 2014 fue un año en el que la categoría estaba más reñida que nunca: la perenne Downton Abbey que nunca consigue arrancar pero por la que los norteamericanos beben los vientos; la melancolía de la despedida de Mad Men, otrora gran triunfadora; y la sorpresa de True Detective, que de tanta calidad acojonaba a sus rivales.

¿Busca ser premiada o ser una delicia para los fans?

Está claro que las series se producen por motivos económicos. Quien lo niegue, miente. Sin embargo, Juego de Tronos es un homenaje a esos libros que un loco escritor creó allá por 1996 y que otros dos locos guionistas quisieron trasladar a la tele. Y lo hicieron, con mucho gusto y un presupuesto desorbitado para conseguir que millones de fans en todo el mundo estén deseando que llegue el lunes para poder disfrutar de un capítulo más.

Por tanto, ser Juego de Tronos tiene, como todo, su lado bueno y su lado menos malo: ser la serie más pirateada de la historia tiene su precio. ¿Se repetirá la historia en 2015? ¿Hay alguna serie mejor que Juego de Tronos este año? ¿Qué pensáis?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba