TV

¿Por qué The Affair ha sido la mejor serie del año?

Sin haber terminado su primera temporada ya recibió las nominaciones a los Globos de Oro en las categorías de mejor serie de drama, mejor actor (Dominc West) y mejor actriz (Ruth Wilson). Ahora, con la resaca de los premios y su primera entrega ya acabada, repasamos las razones por las que la Prensa Extranjera de Hollywood ha decidido que ésta sea la mejor serie del año.

The Affair llegó como uno de los estrenos más esperados de la temporada otoñal. Y lo hizo entre redoble de tambores porque las expectativas estaban muy altas. La serie contaba con Dominc West (The Wire) y Ruth Wilson (Luther) como pareja protagonista, así que, a priori, contaba con dos grandes bazas para triunfar. La tercera, su trama, era algo que dejaba un poco desconcertados a los que nos sentamos delante del televisor para disfrutar del primer capítulo. The Affair narra la historia de un romance entre dos personas casadas pero contada desde la perspectiva de cada una. Entre medias, un asesinato, celos, castigos y drama, mucho drama.

Estas son las razones (creemos) por las que la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood ha sucumbido a la serie de Showtime:

Ruth Wilson está sublime

Si ya en Luther esta pelirroja de belleza extraña deslumbraba junto a Idris Elba, ahora en The Affair se consolida como una de las actrices británicas del momento (más allá de su carrera en el teatro). Su interpretación de Alison Lockhart le ha valido para coronarse también como la mejor actriz dramática en la gala de los Globos de Orode este domingo. Wilson se mete en la piel de la camarera de un restaurante de la zona veraniega de Montauk, en Long Island, donde los adinerados neoyorkinos acuden a pasar sus días de asueto. Alison está casada con Cole (Joshua Jackson) otrora lugarteniente del pueblo y que ahora lucha junto a su familia para sacar adelante su rancho. El matrimonio vive uno de sus peores momentos porque trata de superar la repentina muerte de su hijo. 

Dominc West es mucho más que The Wire

Mientras lo intenta, Alison conoce a Noah Solloway, un maestro y escritor de Nueva York que acude a Montauk a pasar sus vacaciones de verano junto a su mujer (Maura Tierney) y sus cuatro hijos en la lujosa casa de su adinerado suegro, al que odia. Su matrimonio es feliz pero Noah está resentido por la dependencia económica que tiene del padre de su mujer, el también escritor Bruce Butler (John Doman). Su intervención en la serie no es tan apasionante como la de Ruth Wilson. Sin embargo, juntos hacen una pareja que se compenetra tan a la perfección que transmiten sus sensaciones más allá de la pantalla. Y lo mejor, hacen que te quedes pegado al sofá porque necesitas saber más de su relación.

Dominic no es lo mejor de la serie, pero su personaje está tan bien escrito que no mencionarle sería un despropósito. Él representa una vía de escape para ella; ella hace lo propio para él.

El guión, lo mejor

Dos actores, por muy buenos que sean, no son nada sin un guión que respalde sus interpretaciones. Sarah Treem es co-creadora de la serie. Durante su premiere en Nueva York dijo que "intentaban crear arte en televisión". ¡Y vaya si lo hicieron! The Affair explora los efectos emocionales de tener una relación extramatrimonial. Sin embargo, lo hace desde dos puntos de vista: el de Alison y el de Noah. Primero uno, luego otro. Sus capítulos están diseñados en torno a esa estructura: la primera parte cuenta una historia desde la visión de Alison; la segunda parte lo hace desde la de Noah.

Es quizá este elemento el que deja noqueados a los seguidores cuando se plantan delante del primer capítulo y no saben ni por dónde les viene el viento. Estas dos perspectivas hacen que lo que cuenta cada uno sea mentira. ¿A quién creer? Eso os toca a vosotros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba