TV

¿Qué fue de los reporteros de Caiga quién caiga?

El año que viene se cumplirán dos décadas del estreno en Telecinco de un programa dominical que supuso una revolución a la hora de ofrecer entretenimiento: ‘¡Caiga quién caiga!’ (‘¡QCQ!’), un magazine de humor donde se abordaban temas políticos, culturales y casi de cualquier índole que correspondiese, y que en sus inicios estuvo capitaneado por el Gran Wyoming.

El Gran Wyoming entre Juanjo de la Iglesia y Javi Martín durante la primera etapa de CQC.
El Gran Wyoming entre Juanjo de la Iglesia y Javi Martín durante la primera etapa de CQC.

Una característica de ‘¡CQC!’ era que todos sus reporteros vestían traje de chaqueta dentro y fuera de plató, y que solían lucir unas gafas de sol que gustaban de regalar a personajes famosos variopintos.

Con los años, el programa se fue yendo y viniendo de la pequeña pantalla. De este modo, Manel Fuentes acabaría estando al frente de una nueva etapa del programa, también en Telecinco, y más tarde ‘¡CQC!’ acabaría emitiéndose en LaSexta con Frank Blanco y de lunes a viernes, Por último, Cuatro hizo un intento en el que en lugar de hombres fuesen mujeres las que llevasen las riendas, con Ana Milán, Silvia Abril y Tánia Sárrias como presentadoras.

Echando la vista atrás, se puede ver que de todos los profesionales de la comunicación que pasaron por las diferentes épocas del programa siguen en activo en el show business de algún modo, algunos con mejor suerte que otros.   Y es que muchos reporteros supieron sacar tajada de su paso por el programa y se mantuvieron en el candelero, mientras que otros tuvieron que reinventarse en medida de lo posible.

Los vencedores

En el primer grupo hay que mencionar a los principales presentadores, Wyoming y Fuentes, a quienes no les ha faltado trabajo en televisión. Pero fuera de los maestros de ceremonias, sin duda, Arturo Valls ha sido el mejor parado, ya que desde que debutó con las gafas de cristales tintados casi no ha desaparecido nunca de la televisión, y acabó realizándose como presentador de entretenimiento (Ahora caigo), actor (Gominolas) y showman todoterreno (Tu cara me suena).  Y casi lo mismo se podía decir de Christian Gálvez, que además de actor y presentador incluso es escritor y recientemente ha sacado un perfume con su nombre.

Gonzo, que debutó en la era de Manel Fuentes, también ha conseguido una carrera muy firme y actualmente le vemos en El Intermedio, si bien en el pasado tuvo algún proyecto que no acabó de cuajarle, como El método Gonzo, de Antena 3, el cual él mismo decidió abandonar. Su seña de identidad principal es darle la voz a aquellos que normalmente no la tienen y suele estar comprometido con los más débiles.

A Toni Garrido, de la etapa de La Sexta, tampoco le ha faltado el trabajo en la comunicación como comunicador o productor de audiovisuales. Lo mismo se puede decir de Eduardo Aldán, que recientemente publicó un libro llamado Espinete no existe y que es una adaptación literaria de un espectáculo teatral que llevaba años protagonizando.

Y a Juanra Bonet tampoco le fue nada mal una vez se quitó las gafas de sol, y actualmente tiene en pantalla el concurso ¡Boom!, y anteriormente estuvo al frente del concurso Lo sabe, no lo sabe.

Vencidos

Era dulce y simpático, todo un osito de peluche. Tonino era el más tierno de todos los gamberros de ¡CQQ!, pero el tiempo no le ha mantenido trabajando en primera división catódica. Le pudimos ver hace no demasiado en Un país para comérselo de Televisión Española y en la actualidad se ha reinventado laboralmente como director y guionista de un cabaret en el que también será actor, dando rienda a esa vis cómica que le conocimos con Wyoming.

Guapo hasta decir basta, Javier Martín parecía tener una carrera muy prometedora. Cuando trabajaba en ¡QCQ! participó en alguna producción taquillera, como Sobreviviré, y también como actor llegó a protagonizar alguna película de escaso éxito, como Corazón de bombón. Actualmente se dedica al teatro, y es raro verlo por la televisión. Como curiosidad, destacar que antes que ser un ‘hombre de negro’ fue actor en El juego de la oca de Emilio Aragón, encarnando a la muerte.

El curso de ética periodística de Juanjo de la Iglesia era la parte preferida de ¡Caiga quien caiga! de muchos espectadores, en la que Juanjo de la Iglesia tomaba algún titular real de prensa y le daba la vuelta. Juanjo, que además era subdirector del programa, aprovechó su fama publicando algún libro cómico como ¡Que se mueran los feos!, y continuó ligado a la comunicación. Uno de los últimos proyectos que ha tenido entre manos es un show en el que mezclaba el monólogo con espectáculos de ilusionismo.

Su paso por Supervivientes cuando éste se emitía en Antena 3 y no en Telecinco es de lo poco que se recuerda de Sergio Pazos una vez dejó ‘¡Caiga quién caiga!’, aunque igual los fans de Cuéntame  sigan con él en la mente gracias a su papel del conductor de Antonio Alcántara. Y es que como tantos otros recondujo su carrera por el arte dramático, e incluso participó en una webserie de Antena 3.

 Fue chico ¡QCQ! y también actor de Siete Vidas. Hablamos de Leandro Rivera, quien como actor participó en el musical de Mamma Mia y fue concursante de Desafío bajo cero, el ¡Mira quién baila! de patinaje sobre hielo de Telecinco que fue un batacazo en audiencia. Actualmente está centrado en el teatro, y se le ha podido ver en La Ratonera, obra dirigida por Víctor Conde y que ha realizado varias giras por España, aunque de la televisión parece haberse apartado bastante.

Y como broche, Mario Caballero, quien fue uno de los reporteros más jaleados durante los primeros años del programa y del que ahora casi no sabemos nada. Si se introduce su nombre en Google uno de los primeros resultados es su página web, la cual, pese a estar en activo lleva una década sin actualizarse, y de lo último que se le tiene constancia es de haber presentado un programa en Castilla la Mancha TV.

Las chicas

Deborah Ombres fue la primera ‘mujer’ de ¡Caiga quien caiga! durante la etapa de Fuentes, cuando la drag vallisoletana triunfaba en televisión como presentadora o colaboradora. Tras pasar por Cuatro (Rompecorazones) y publicar algún libro, uno de los últimos trabajos que se le conoce es protagonizar una obra teatral, Tonta ella, tonto él, dirigida precisamente por el antes citado Eduardo Aldán.

Luego llegaría la versión femenina del programa, que no cuajó en audiencia. Ana Milán fue la presentadora y actualmente está volcada en el teatro, pero posiblemente no tardemos mucho en verla actuar en televisión de nuevo. Silvia Abril, esposa de Buenafuente, sigue trabajando en televisión. A la que se le tiene la pista más perdida es a Tània Sàrrias, la ex de Sandra Barneda.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba