TV

Blanca Suárez: militar de día, soltera de noche

El estreno de Los Nuestros, la nueva apuesta por la ficción de Telecinco, ha devuelto -como si alguna vez se hubiese ido- a la actualidad a Blanca Suárez. La actriz, para sorpresa de todos -incluso tras haber visto el arranque de la serie-, se ha atrevido a meterse en la piel de una francotiradora. Pero no crean que todo es tan estupendo en la agitada vida de Blanca. ¿Qué pasa con la vertiente personal? ¿Se le han terminado las reservas de amor de tanto usarlas?

El cine español vive un pequeño momento de gloria. Sus películas atraen al público, arrasan en premios y han generado una cantera de actores dispuestos a dejarse la piel en cualquier papel -decía Carmen Maura en Alaska y Segura, que lo de seleccionar papeles en el cine español es una quimera, que los actores tienen que hacer todo lo que cae en sus manos si quieren trabajar-. Pero incluso en este nuevo y exitoso star system, hay estrellas que consiguen brillar más que otras.

Es el caso, sin duda, de Blanca Suárez. Desde que apareciera en El internado, la carrera de la actriz ha crecido como la espuma, llegando a repetir como 'chica Almodóvar' en La piel que habito y Los amantes pasajeros. Pero, además, ha dado el salto a Estados Unidos, se ha convertido en un valor seguro en televisión y las marcas se la rifan para sus campañas. Puede que a más de uno le sorprenda, pero el futuro profesional de la actriz está más que asegurado.

El futbolista Higuaín retweeteó una frase romántica de Blanca Suárez.

No obstante, no crean que todo es tan perfecto en su vida. Mientras de día se convierte en una aguerrida militar en Los nuestros, por la noche -incluso en horario de tarde-, ejerce de 'soltera de oro' del panorama nacional. Eso nos hace esperanzarnos con cualquier detalle nimio, como que el futbolista Higuaín se atreva a retweetear una frase que la actriz compartió en su perfil oficial. Claro que el tweet era de lo más romántico: “...te cambio tu corazón por el mío, para mirarlo y mirarlo”. ¿Una relación en el aire? ¿El amor llama a su puerta? ¿O, simplemente, el deportista quiso apoyar a la actriz y compartir, de paso, su lado más cariñoso? Contando que el futbolista se encuentra a pocos meses de casarse con su novia, la periodista Daniela Saurwald, también sería mucha casualidad que se atreviera a publicar un desliz como éste -y más sabiendo que las redes sociales se han convertido en la forma más fiable de conocer el estado de las relaciones sentimentales-.

Para la actriz supondría su vuelta, por la puerta grande, al amor, tras los múltiples fiascos a los que ha tenido que enfrentarse recientemente. Parece que han pasado ya muchos años desde que rompiera con el que venía destinado a ser el hombre de su vida, el actor Miguel Ángel Silvestre. La pareja salió durante tres años, convirtiéndose en la comidilla de todo photocall, en los novios más guapos del show business patrio y en el ejemplo perfecto de jóvenes triunfadores, talentosos y con un futuro prometedor.

Demasiado bonito para durar

Todo demasiado bonito como para que durara eternamente. Por lo que pudimos observar tras la ruptura, fue la actriz la que quiso dedicarse a otros menesteres, dejando al actor tocado y hundido -se refugió en los brazos de Pedro Almodóvar, con el que ambos habían trabajado en Los amantes pasajeros, hasta que consiguió reponerse de la tristeza-. Un drama al que asistimos en directo y que nos dejó hechos polvos. ¿Y si el amor, en realidad, no existe?

Blanca aprovechó el rebote para empezar a salir con el cantante Dani Martín. Coincidieron en un videoclip y el amor acabó traspasando la pantalla -con Silvestre también coincidió en la serie Los Pelayo-. Trataron de mantenerlo en secreto, hasta que vimos al perro de la actriz pasando la noche en la terraza del apartamento del cantante. Más claro agua. A partir de ese momento, se convirtieron en inseparables. Pasaban los días juntos, sacaban al perro, hacían la compra y disfrutaban como dos jovencitos, que para algo lo son. Ahora, la distancia, los compromisos profesionales y, tal vez, el exceso de amor concentrado, acabó con la relación. Volvía la soltería a casa de Blanca, aunque, esta vez, con menos dramas que su anterior ruptura. ¿Es el precio del éxito? ¿Encadenar triunfos en la vertiente profesional supone resignarse en el terreno personal? Desde luego, no será por falta de pretendientes.

Ahora, se abre un nuevo universo sentimental a sus pies. Contando que sus últimas relaciones han surgido en pleno rodaje, ¿qué pasará con Los nuestros? Teniendo en cuenta el plantel de hombres de lo más atractivos con los que va a tener que compartir set, maquillaje y hasta camerino, ¿volveremos a ver a una Blanca Suárez enamorada? ¿O se habrá hartado ya de los hombres? Permanezcan atentos a la actriz y, sobre todo, a su perro, que es el señuelo para descubrirlo todo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba