TV

Carreño, Camacho, Kiko o el forofismo

Los comentaristas de los partidos de España en el Mundial generan enormes polémicas en las redes sociales. Hace unos días la BBC pidió perdón por sus tertulianos, extremo que parece improbable en el caso patrio...

Hace unos días la todopoderosa y prestigiosa BBC pidió perdón públicamente por sus comentaristas en el Mundial. Los amos de la cadena británica emitieron un comunicado para expresar su disgusto por las quejas recibidas, reconocer la "falta de emoción" y pedir "tiempo" para adaptarse a los juicios del brasileño Juninho y el italiano Cannavaro. No parece, en cambio, que Mediaset vaya a hacer algo similar con Manu Carreño, José Antonio Camacho y Kiko Narváez, quienes han sido más que criticados en las redes sociales por su forma de narrar los partidos de la Roja en Telecinco. Especialmente el exjugador del Real Madrid ha estado en el punto de mira por sus apreciaciones. 

El bueno de Camacho soltó aquello de que "esta selección tiene mucho futuro" en plena eliminación, durante el amargo encuentro frente a Chile. Y algunos no se lo perdonaron ni se lo perdonarán. Llovía sobre mojado. Porque lo más duro para los oídos de los telespectadores acaeció durante el encuentro frente a Holanda. Tamaña humillación, por inesperada, provocó que estos comentaristas desvariasen por momentos. Así, por ejemplo, ninguno de ellos, tampoco Paco González, bastante más ecuánime, podía reconocer el piscinazo de Diego Costa. El árbitro había acertado, pero porque nos había favorecido con una decisión obviamente errónea que ellos, nublados por la pasión, no podían visionar como tal. 

Pedirle a Camacho mesura o buen juicio cuando juega la selección es peor que reclamar a Montoro que no nos asfixie con impuestos. Puede ocurrir, sí, pero solo si hay trampa

Tampoco en la hecatombe frente a Robben y compañía se escuchaban muchas críticas a Casillas, a pesar de su lamentable actuación. En realidad, a Carreño, Camacho, Kiko y compañía no debemos pedirles perdón, sino perdonarles por su actitud. Surge, al contrario que en el caso de la BBC, del forofismo. Un forofismo químicamente puro, sin ambages ni fisuras. Y aquí entramos en el terreno de lo irracional, donde se imponen las pasiones más salvajes y desaforadas. Pedirle al ex del Madrid mesura o buen juicio cuando juega la selección es peor que reclamar a Montoro que no nos asfixie con impuestos. Puede ocurrir, sí, pero solo si hay trampa. Reclamarle a Carreño que censure a Iker es como ponerle muros al mar bravo. Y exigirle a Kiko que olvide sus dejes y eduque su vocabulario es un imposible. 

Con estos antecedentes y prejuicios míos, este lunes escuché con atención a los comentaristas señalados durante el encuentro ante Australia. Y la verdad es que nada nuevo bajo el sol. Unos cuantos ejemplos del dequeísmo de Camacho, alguna que otra interjección de Kiko y, por supuesto, frases de Carreño para el recuerdo: "Iniesta no tiene que hacer de Xavi, Iniesta tiene que hacer de Iniesta, que lo hace como Dios". En fin, habrá que perdonar el forofismo por ser preferible a la ausencia de pasión. O, más sencillo, bajar el volumen y poner la radio.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba