TV

‘León come gamba’, el plato que puso en jaque a los jueces de Masterchef

A priori, Masterchef anoche iba a ser el cola de León. La segunda temporada de El Príncipe se estrenaba en Telecinco y los fans incondicionales de la serie se iban a pegar al televisor dejando de lado otras alternativas como el programa culinario de TVE. Lo que no sabían era que al término de este segundo programa, TVE reventaría los audímetros sociales.

RTVE
RTVE El plato del año y de la historia: León come gamba

Masterchef anoche tenía un difícil reto: enfrentarse entre los fogones de la audiencia a un príncipe que venía reclamando su trono desde hacía varias semanas. La serie revelación del pasado año volvía anoche entre tambores de victoria televisiva. Y así lo hizo: 'El Príncipe' de Telecinco registró un 24,7% y 4.883.000 seguidores frente al 22,7% y 4.615.000 espectadores de 'Allí Abajo', la comedia de Antena 3. Masterchef, sin embargo, se quedó en un 18,6% y 3.197.000 espectadores, subiendo respecto a la semana pasada.

Pero lo que anoche se vivió en el programa culinario ya ha pasado a los anales de la historia de la televisión. Para los que no lo vieron, uno de los concursantes, Alberto, presentó en la prueba de eliminación un plato que, a tenor de la valoración del jurado (y de la audiencia), no estaba a la altura de de las circunstancias. "Es una bobada", decía Jordi. "Un insulto a mi intelegencia", criticaba Pepe. Samanta, anonadada, se quedó sin habla. Y la cara del pobre Alberto se llenaba de un sudor intranquilo que corría por su frente. El plato en cuestión era este:

Lo llamó "león come gamba". Y sus razones tenía: "Me dijisteis que demostrara mi carácter". El valenciano, de 18 años y estudiante de Medicina, estaba tan seguro de que su plato iba a hacer sombra al mismismo llorica de esta edición (que merece otro extenso artículo), que se olvidó de demostrar un mínimo talento para cocinar. Una patata cruda, peor decorada que si lo hubiera hecho un niño del mismo programa infantil y menos lustrosa que un plato de tasca de carretera secundaria. 

Sin embargo, y para suerte de los tuiteros de pro, #LeónComeGamba se convirtió en la mejor diversión de un martes noche sin más atracción que la tele y Twitter. Con memes como estos, que salieron de las mentes más creativas al minuto de haberse producido tamaño momento televisivo, Masterchef reventó los audímetros sociales como muestran en Kantar Media.

Y aunque no todo el mundo estaba de acuerdo con la maligna decisión que habían tomado Pepe, Jordi y Samanta (ante una perpleja Eva González), el propio Alberto participó de la sorna que Twitter le estaba profiriendo.

Porque de bromas Twitter sabe mucho y, aunque pueda ser cruel en ocasiones, lo de anoche fue un recordatorio de que TVE todavía sabe hacer reír. Y con pena, España se va a perder un gran personaje televisivo como Alberto: su león come gamba será recordado como uno de los mejores momentos de la televisión. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba