TV

¿Quiénes deberían ser las nuevas ‘Hable con ellas’?

En un giro inesperado del destino, Telecinco ha decidido recuperar el programa Hable con ellas, como si no lo hubiese cancelado hace pocas semanas, y evidentemente, varias preguntas nos saltan a la mente: ¿era necesario? ¿Está justificado? ¿Quiénes se van a encargar de esta nueva edición? ¿Asistiremos a un clásico 'más de lo mismo' para cubrir el late night? Tratemos de darle alguna respuesta.

Cuando ya estamos más que acostumbrados a que las cadenas cambien el día de emisión de los programas a su antojo, sin pensar ni por asomo en la fidelización del espectador, ni en las implicaciones que puede tener para sus propios canales filiales -como es el caso de Cuatro o La Sexta-, nos encontramos con otras decisiones igualmente incomprensibles: rescatar un programa a las pocas semanas de su cancelación. Y no, no se trata de un saldo pensado para verano, cuando el público es menor y está más receptivo ante productos de menor calidad -como si el resto del año tuvieran algún tipo de poder-, sino que se trata de una decisión tomada de cara al invierno. Si ustedes son capaces de entenderlo, les agradecería que nos iluminaran, porque nosotros ya no entendemos nada.

Ni la productora ni la cadena quieren desvelar las novedades

Telecinco anunciaba estos días que pretendía sacar del armario de las sobras el formato Hable con ellas para darle un aspecto más o menos nuevo y volver a situarlo como apuesta definitiva para el late night de la cadena. No obstante, por lo que parece de entrada, los cambios van a ser mínimos. Tan sólo se descarta la presencia de Rocío Carrasco -un fichaje teóricamente muy esperado y que no ha cumplido las expectativas depositadas- y Alyson Eckmann, la presentadora de origen estadounidense con la que Isabel Pantoja se empeñó que su hija Chabelita hablara inglés. Y poco más. ¿Decepcionante? Sin duda.

Por mucho que tanto la productora como la cadena no quieran desvelar alguna de las novedades para poder engatusar al público, nos da que ni una ni otra tienen muy claro hacia dónde debe mirar el formato para conseguir unos resultados de audiencia aceptables. Y no crean que sería tan difícil -los datos de la primera hornada del programa fueron más que discretos-.

El programa no tiene una seña de identidad propia y pretende acogerlo todo sin centrarse en nada

El principal obstáculo de Hable con ellas es que pretende acogerlo todo sin centrarse en nada. Todavía vivimos a remolque de la herencia que dejó Crónicas marcianas en el late night español -por mucho que tratemos de refinarlo para desmarcarnos del 'papa llama' de Nuria Bermúdez- y pensamos que el público aceptará todo lo que le ofrezcamos con entusiasmo y ya no es así. ¿Qué sentido tiene llevar a personajes más propios del Deluxe o de El programa de Ana Rosa para ganar audiencia si, al final, los espectadores prefieren verles en sus formatos originales? Busquemos una seña de identidad propia y saquemos provecho a la presencia de cinco presentadoras de distinto perfil, que para algo las hemos contratados. Que no se vuelva a convertir en 'Hable con Sandra Barneda y cuatro más de las que no sabemos el nombre'. No hay ninguna necesidad.

Aun así, si las intenciones de los directivos es continuar con el mismo formato, esperando que la química y complementariedad de las presentadoras sea capaz de aguantar el ritmo del programa, les proponemos cinco nombres que, además de implicar una verdadera novedad, podrían convertir la locura en arte:

La Terremoto de Alcorcón

Aunque muchos se hayan quedado en aquella versión que protagonizó del Hung up de Madonna, la Terremoto de Alcorcón no para de triunfar -pueden verla como maestra de ceremonias de la obra The Hole-. Aportaría ingenio, diversión, espontaneidad y mucho oficio de vedette, muy importante a la hora de tratar con el público.

Luján Argüelles

En todo programa se necesita una presentadora con el guión claro y las habilidades propiaspara dirigir un directo sin desviarse demasiado de la escaleta. Luján podría encargarse perfectamente de darle un poco de coherencia al formato, sin perder su legendaria ironía y su mala leche cultivada. Más de un entrevistado acudiría esperando los efectos sonoros de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?.

Pilar Eyre

La periodista Pilar Eyre pondría el oficio, la experiencia, las anécdotas y el caché de finalista del premio Planeta. Además, se redimiría así su extraña salida como colaboradora de Sálvame, algo que nunca debería haber ocurrido. La periodista todo lo sabe, y lo que no, consigue averiguarlo. Hace falta alguien así en televisión.

Rosa Belmonte

Pocos profesionales existen actualmente con la rapidez de Rosa Belmontey su dominio de la cultura general. La periodista tan pronto encuentra la cita adecuada para completar sus artículos como se prueba el pijama de tigre del Sema para saber qué se siente. ¿No me digan que no debería estar en Hable con ellas?

Úrsula Corberó

Y como toque de color, qué mejor que una it-girl debutando como presentadora. Úrsula Corberó sería la voz nueva, la inocencia, las ganas de triunfar y, como no, la belleza juvenil. La actriz hace gala de un humor muy particular en sus apariciones menos formales y parece tener ganas de un espacio donde mostrarse como es. La quinta perfecta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba