TV

Coronado, Cortada y Coppet: el poli bueno, el chungo y el malo

La serie de El Príncipe se mantiene imparable en su segunda temporada. En su primer capítulo alcanzó casi cinco millones de espectadores y en el segundo los superó. José Coronado, Rubén Cortada y Stany Coppet hablaron de sus personajes y del final de esta  segunda y última entrega de la serie. Además nos hablaron de su relación dentro y fuera de las cámaras. 

En esta segunda temporadas los actores van a sufrir muchos cambios en la serie según comentó José Coronado: “Los guionistas conocen muy bien a los personajes. Apretarán las tuercas y van a provocar muchas tensiones y muchas defunciones. Todos los capítulos van creciendo y terminan en alto. Es un pasada. No sé qué pastillas toman esto guionistas para fraguar estas historias”, bromeó.

El actor encarna a Fran, uno de los policías de El Príncipe: “Mi personaje va a dar un cambio radical. Fran es un hombre acostumbrado a controlar su barrio y la lucha de bandas, ahora le encomiendan trabajar para el CNI y a él eso le viene bastante grande. Le va a  crear dificultades que va a poder apartar gracias a la buena y creciente relación de amistad que surge con Morey”.

Coronado: “Álex es como yo a los 25 años. Me llevo un amigo para siempre”

A pesar de la diferencia de edad José y Álex González han congeniado a la perfección: “Una de las mejores cosas que me llevo de la serie es mi amistad con él. En él he encontrado un tipo en el que veo un reflejo de mí mismo. Es como yo hace 25 años. Me gusta en su forma de ser, su educación, su ilusión que contagia, su forma de trabajar que es una delicia. Me llevo un amigo que es para siempre.”.

Cuando finalice la serie, Coronado señaló que lo que más pena le va a dar es “dejar de ver a los que durante dos años han sido mi familia. Hemos trabajado de una manera muy placentera, con el favor de la audiencia ya sí se  trabaja muy a gusto, sin presión como otras veces. Me va a dar una pena tremenda. En el último capítulo lloraré seguro cuando me tenga que despedir del equipo. 

El veterano actor no tendría reparos en desnudarse

En esta temporada veremos otro desnudo de Hiba Abouk y Álex González. Al preguntarle si él se desnudaría aseguró que no tendría reparos: “Yo soy pudoroso en mi vida pero no en mi profesión. Cuando lo tienes que hacer, lo haces. Es el personaje el que se desnuda. No es José, es otra persona" y añadió que además lo haría sin el pudor ni el agobio de cuando uno tiene 30 años: “Con esa edad se presupone que tienes que estar cañón. Ahora ya no tengo que vender eso, sino otras historias. Ya no habría esa presión de ser el guapo de la película. Ya están ellos para ser los guapos”.

Rubén Cortada es Faruq, el hermano de Hiba Abouk

Rubén Cortada también habló de su personaje en esta temporada: ”Para conseguir cosas se van a meter con su vida privada y le van a joder.Con Khaled me voy a llevar mal, muy mal porque obviamente hay un momento en el que Faruq se va a enterar de quién es realmente. Y con Morey, en una dirección se juntan pero en otra dirección se matan. Nuestros guionistas nos tienen acostumbrados a jugar al paroxismo en estas cosas. Una de las dos cosas tiene que ser”.

Al preguntarle qué final escribiría él para la serie indicó: “Yo sacarificaría a todo el mundo”. Incluso confiesa que le gustaría que su personaje muriera y añadía: “Es una historia que se ha ganado tanto el respeto de la gente que hacer un final feliz quizás gustaría a algunos pero por ejemplo, en Breaking Bad se mató a quien el público no quería que se fuera”.

Las ventajas y desventajas de ‘El Príncipe’ para Rubén

Respecto a lo positivo que se lleva de la serie explicó: “Lo mejor es el equipo con el que hemos trabajado, José porque lo admiras, Álex porque te enamoras, Hiba porque casi se han convertido en una hermana, y el equipazo que tenemos. También lo que ha aprendido y las situaciones por las que he pasado. Todo. Han sido dos años maravillosos”.

En cuanto a lo negativo señaló con rotundidad: “La fama por la pérdida de privacidad. Se te hace bastante raro que se metan hasta con tus momentos más íntimos. Es muy gracioso verlo". A pesar de ello, Rubén se ve envejeciendo en España: “Me gusta mucho, mucho, mucho España. Creo que lo tiene todo, todito, ningún sitio en los que he estado tiene concentrado en tan poco espacio de todo”.

Stalyn Coppet es Khaled, el malo malísimo de la serie

El actor de origen francés está encantado de hacer del malo de la serie: “La gente que me para me dicen que le gusta odiar a mi personaje. Entonces es como un complemento, eso es que hago mi trabajo bien. Entonces se lo agradezco es un halago. Khaled es un personaje muy ambiguo porque tiene su parte humana: ama a Fátima de verdad, quiere una familia con ella… pero luego es un personaje sombrío por el tema del yihadismo”.

Al preguntarle cuál sería el mejor final para él: “Se muere Morey primero (risas). Luego Fátima y Khaled se van a un sitio escondido y tienen una familia (risas). Eso es el final escrito por Khaled”. Sin embargo, el desenlace no se sabrá hasta el final. Según explicó Stalyn “se van a grabar varias opciones para que no se filtre".

Stalyn ha llegado a sentir miedo de sus fans

Allí donde van, los actores siempre están rodeados de fans. El hecho de que la mujer del actor, Dolores Chaplin, nieta del mítico Charles Chaplin comparta profesión con él facilita mucho las cosas según explicó Stalyn: “Ella sabe muy bien lo que es esto. Ella ha recibido un montón de proposiciones, flores o alguna nota”. Por ello entiende a la perfección las locuras que llegan a hacer las fans como la que el relató y que transcurrió en Granada: “No me esperaba tanta gente y aún menos a tanta gente que le gustaba Khaled. Fue una sorpresa de verdad. Pero me dio un poco de miedo porque no hay límites”.

El actor contó que después de acabar de rodar se acercó a toda la cola de fans que tenía para hacerse fotos. Sin embargo al llegar al hotel había más personas a las que también atendió: “Estoy allí para eso y entonces lo hago. Pero después subí a la habitación y enfrente de la puerta de la habitación hay más gente y pensé ¿dónde se para? Abriré la puerta de la habitación y… (risas). No, ahí no había nadie pero el ver gente en mi puerta me dio un buen susto porque ya estaban muy cerca de mi intimidad”. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba