TV

Tortilla y helados: la gran aventura de Carlos Soria y Jordi Roca en el Himalaya

El repostero Jordi Roca, el menor de los tres hermanos propietarios del mejor restaurante del mundo, El Celler de Can Roca, ha elevado su alta cocina al cielo nepalí de la mano del montañero Carlos Soria, con quien ha protagonizado el documental ‘El heladero del Himalaya’.

  • Jordi Roca le explica a Carlos Soria los alimentos liofilizados que han llevado al Himalaya (Foto: Discovery Max).
    Jordi Roca le explica a Carlos Soria los alimentos liofilizados que han llevado al Himalaya (Foto: Discovery Max).
  • Jordi Roca y Carlos Soria, en el Himalaya (Foto: Discovery Max).
    Jordi Roca y Carlos Soria, en el Himalaya (Foto: Discovery Max).
  • Jordi Roca preparando helado en pleno Annapurna (Foto: Discovery Max).
    Jordi Roca preparando helado en pleno Annapurna (Foto: Discovery Max).

¿Qué puede hacer un repostero en el Himalaya? ¡Pues preparar helado! No, no se trata de un (mal) chiste, sino de la pura realidad que podremos ver este miércoles en Discovery Max gracias al documental El heladero del Himalaya, protagonizado por Jordi Roca y el veterano montañero Carlos Soria. La extraña pareja, que ha presentado la producción en Madrid este martes, visitó Nepal en marzo de 2015, poco antes del terremoto ocurrido en Nepal en abril y que causó 9.000 muertos.

La idea de reunir la alta cocina y el deporteextremo surgió por la colaboración que ambos mantienen con la entidad bancaria BBVA, que avaló la presencia de Roca en la expedición que Soria tenía organizada al Annapurna, uno de los tres "ochomiles" más altos del planeta que le faltan por hollar. Para el repostero, "el ingenio se agudiza con la necesidad" y reconoce, en declaraciones recogidas por la agencia Efe, que, además del "clima superhostil" que reina en la cordillera del Himalaya, todo allí "era muy primario".

Helados y jarrete

Ponerse manos a la obra no fue fácil: "Leña, fuego, plancha y ya está, el humo ahumaba todo", apunta roca sobre las dificultades de la cocina a esa altura y a esa temperatura. Aun así pudo crear uno de sus celebrados helados para que lo disfrutaran los miembros de la expedición. "Teníamos que intentar hacerlo a mano, emulsionando una crema de lo que sea, darle densidad y en el frío cuajarlo. Teníamos frío y tiempo; todo vino rodado", ha detallado.

En el laboratorio, Roca y su equipo prepararon alimentos liofilizados, como tortilla de patatas o jarrete.

Soria, que a sus 76 años está inmerso en el reto de ser la persona más veterana en culminar las 14 cimas más altas del mundo -de las que, además del Annapurna, solo le faltan el Kanchenjunga y el Dhaulagiri-, ha valorado cómo el cocinero se preparó "mentalmente" para el reto, lo más importante para afrontar los "momentos complicaditos" que vivieron en la montaña.

Sin embargo, el reto para Roca comenzó incluso antes de calzarse las botas. Todo el proceso de creación de un menú que pudiera ser cocinado posteriormente por Soria y su equipo en la semana que duró el intento de cumbre del Annapurna supuso un auténtico trabajo de investigación. Para ello, el ‘laboratorio’ de El Celler y la chef coreana Yunju Choi, una de sus responsables de I+D y también dietista, fueron claves durante los tres meses previos a la expedición. En ese tiempo prepararon alimentos liofilizados, como tortilla de patatas o jarrete, que, levemente hidratados, sirvieron para nutrir a la expedición en la montaña.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba