Valga esta irónica entradilla para reflejar lo que sucede en millones de hogares en todo el mundo: la consola de videojuegos es la auténtica reina de la casa. Ya no hay castigos paternales tipo “te quedas en casa sin salir” o “escribe 100 veces ‘he de obedecer’ ”. No, qué va, ahora el peor castigo para un niño es privarle de su consola durante unas horas y su premio más ansiado, tarifa plana de videojuegos en cuanto a tiempo. Allá cada padre, pero es la realidad.

Microsoft y Sony se han puesto de acuerdo (es un decir, pero qué casualidad) en lanzar sus respectivas nuevas versiones de consola de videojuegos en apenas una semana. La nueva Xbox One estará en los escaparates el viernes 22 de noviembre; la PlayStation 4, el siguiente viernes 29. Desde hace meses, los templos comerciales de los videojuegos admiten reservas, las cuales, según las marcas, se cuentan por varios millones. Si eres de los que prefieren ver qué dice el vecino cuando tenga su elegida, aquí te aportamos ocho claves  para consolidar tu decisión.

  • 1 - Un punto y aparte en videojuegos. En cualquiera de ambos casos, los videojuegos que son capaces de correr estas consolas suponen un salto cualitativo en todos los aspectos respecto a los que tienes ahora: grafismo, velocidad, detallismo, sonido… todo multiplicado por 2 o por tres. La verdad es que la experiencia inmersiva gana muchos enteros. Un espectáculo impresionante.
  • 2 - Move contra Kinect. La Xbox One incluye una nueva versión de Kinect, su controlador de movimiento (para jugar sin mando). Es más preciso en todos los sentidos, reconoce a más jugadores, no tienes que estar tan alejado de la cámara como ahora y abre la puerta a nuevas funcionalidades de las que sólo se han dado unas pistas. Lo mismo podemos decir del Move de PlayStation. En suma, tano en un caso como en el otro, serán los videojuegos los que definan el gran potencial de ambas propuestas.
  • 3 - Aglutinar la multimedia. Cada consola por su lado pretender unificar la multimedia de tu casa. Porque su filosofía pasa por aunar las facetas de plataformas de videojuegos con las de ver la televisión, acceder a videoclubes on line, gestión de redes sociales, compra de música, descarga de aplicaciones, videoconferencias, etc.
  • 4 - Segundas pantallas. La diversión y ocio en general que proponen la One y la 4 pasan también por una segunda pantalla aparte de la del televisor. SmartGlass (Xbox) o PS Vita (PS4) suponen las plataformas adicionales para jugar a la vez que en la consola. Por ejemplo, mientas que en el televisor te estás cargando malos, en un tablet o PS Vita puedes tener los mapas de la misión o recibir consejos de otros jugadores.
  •  5 - Online. Jugar contra la máquina está bien, pero está mejor jugar online contra adversarios conocidos o no. Con la PS3, Sony apostó por la gratuidad de su servicio online. Pues se acabó el chollo; con la PS4 hay que pagar. En lo que se refiere a la Xbox One, sigue como siempre, es decir, Xbox Live precisa pasar por caja.
  • 6 - Juegos incompatibles. Si quieres disfrutar de los juegos que ya tienes y, además, jugar a los que saldrán especiales para One y PS4, ve añadiendo una balda a la estantería. Los videojuegos para PS3 no valen para la PS4, como tampoco los de la Xbox 360 valen para la One. Y los de la PS4 y One no son compatibles con sus versiones anteriores, PS3 y 360. Que si nueva arquitectura, que si hardware de nueva generación… En suma, que comprar la nueva consola supone preparar un presupuesto añadido para los nuevos títulos. Sí que habrá ofertas para, por ejemplo, pasar de FIFA 14 en PS3 a FIFA 14 en PS4.
  • 7 - Mandos. Mientras que el de la One progresa en su ya óptima ergonomía, el de la nueva PS4 también presenta un magnífico diseño. Ambos cuentan con una serie de detalles para agilizar su manejo.
  • 8 - Precios. La Xbox One sale por un precio a partir de 499,95 euros; la PS4, desde 399,95 euros.

No nos acuses de no mojarnos. A priori, es imposible decidirse por una u otra consola. Como ves, excepto en el punto 8 (100 euros de diferencia), las prestaciones y posibilidades de una y otra, no es que sean muy similares, es que son prácticamente idénticas. Y eso que no nos hemos detenido en detalles técnicos, porque en cuanto a disco duro, conectividad, Blu-ray, etc, también son prácticamente hermanas gemelas. Además, como una compañía advierta que la otra incluye una nueva característica en su consola, y tiene éxito, será cuestión de días que la suya la incorpore también (benditas actualizaciones de software). Y si tienes en cuenta que tus juegos actuales no te servirán, puede ser un buen momento para pasarte al “enemigo”, o mantenerte fiel a tu religión. Por potencia, posibilidades y desenfreno gráfico, cualquier decisión que tomes será acertada.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba