Tecnología

Los artistas crean su propio Spotify (pero cuesta el doble)

El interés de los artistas por controlar los beneficios económicos que tiene el negocio del streaming musical a través de Internet es de sobra conocido. Algunos cantantes, como Taylor Swift, han optado por quitar sus canciones de Spotify, mientras otros como Jay Z, Madonna o Beyoncé se han aliado para desarrollar una alternativa a este servicio en el que ellos tendrán el control. Por ahora, anuncian un precio mensual que duplica el que Spotify, aunque con muchas más funcionalidades.

Los artistas han decidido tomar la iniciativa para solucionar la crisis del modelo de negocio en la industria de la música desarrollando sus propias herramientas digitales. Este martes, Jay Z convocó en Nueva York a Madonna, Rihanna, Beyoncé y Alicia Keys, entre otros, para presentar Tidal, una plataforma de música en streaming que planta cara a Spotify, según informa la agencia Efe.

Añoranza del CD

Los músicos quieren aprovechar el río revuelto que es desde hace dos décadas la industria musical. Mientras en las majors aún se lamentan por la muerte del CD y los consumidores todavía recurren con frecuencia al pirateo para conseguir las canciones más escuchadas, los artistas han decidido dar la vuelta a un modelo que poco a poco estaba relegando sus ingresos en las giras de conciertos y no en las ventas de álbumes: si el streaming es el modelo imperante, seguramente preferirán controlarlo ellos antes de que lo hagan unos geeks suecos (como Spotify) o las grandes compañías tecnológicas (como iTunes o Google Play Music).

Jay Z tendrá que convencer a los usuarios de que vale la pena pagar por su servicio el doble que por Spotify.

Jaz Z es el cerebro de la operación que se ha llamado Tidal. Sin embargo, tendrá que convencer a los usuarios de que vale la pena pagar por su servicio el doble que por Spotify, aunque la verdad es que cuenta con algunas funcionalidades que no existen en la plataforma de origen sueco. El nuevo sistema de streaming ofrece, por 19,99 dólares al mes, un servicio de 25 millones de canciones sin anuncios, 75.000 vídeos musicales, identificador de melodías, gestor de redes sociales y listas de reproducción.

Todo ello, compatible con casi todos los sistemas operativos de teléfonos móviles y ordenadores, estará disponible en 31 países y promete una calidad de sonido superior a sus competidores. Eso sí, también se ofrece una opción por 9,99 dólares para aquellos que quieran un sonido de calidad convencional.

Es decir, a la batalla directa a Spotify (plataforma que ha sido explícitamente rechazada por artistas como Taylor Swift) añade competencia indirecta con YouTube en la cuestión de vídeos, las redes sociales en cuestión de cercanía con los artistas y a Shazam en el reconocimiento de canciones que suenan en radio o televisión.

Reunión de estrellas

El famoso rapero y visionario productor consiguió, además de crear este proyecto, reunir en una misma sala y con una puntualidad británica (a las 5 de la tarde de Nueva York (22.00 GMT) a los astros musicales con agendas más apretadas del mundo. Madonna, Rihanna, Beyoncé, Daft Pank, Alicia Keys, dos miembros de Arcade Fire, Jack White, Kanye West, Nicky Minaj y Usher, entre otros, firmaron el manifiesto inicial de esta propuesta y, por videoconferencia, Chris Martin y Calvin Harris siguieron el momento histórico.

"Tenemos que escribir la historia por nosotros mismos", dice Jay Z en el vídeo promocional. "Si estos artistas han podido sentarse en una habitación juntos, el mundo puede cambiar. Y eso ha pasado hoy", añade. Este martes en el edificio central de correos de Nueva York, fue Alicia Keys la que hizo las veces de maestra de ceremonias ante este dream team de la música internacional. "Parece una graduación", dijo.

El rapero compró Tidal a una compañía sueca en enero por 56 millones de dólares.

"Nuestra meta es simple: queremos ofrecer un mejor servicio y una mejor experiencia tanto para artistas como para el público", dijo en un evento cuyo hashtag para Twitter e Instagram era #TIDALforALL. "Buscamos la salud y la sostenibilidad de nuestra industria en todo el mundo", prosiguió Keys. "Es interés de todos preservar el valor de la música", añadió. "Hoy es el día. El día en el que empezamos este viaje juntos. Todos como si fuéramos solo uno", concluyó.

En enero, Jay Z compró Tidal a la compañía sueca Aspiro por 56 millones de dólares y, desde entonces, ha estado dándole la vuelta a la plataforma para adaptarla a este modelo de negocio, que se suma a un sector, el de la música en streaming (escucha directa sin descarga) que, según la Asociación de la Industria de Grabación de Estados Unidos está valorada en 1.800 millones de dólares.

Según el New York Times, Spotify tiene ahora mismo 60 millones de usuarios en todo el mundo, de los cuales 15 millones pagan la suscripción y los otros utilizan el servicio gratuito con publicidad. Se prevé que Apple también ofrezca su servicio de música en streaming a lo largo de este año.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba