Tecnología

Suiza declara la guerra… al Apple Watch

Si eres un 'outsider' de bolsillo generoso y quieres un smartwatch que se aleje de estas ‘plebeyadas’ de Apple, Samsung, Sony y compañía, aquí tienes unas alternativas más que atractivas. Tienen el prestigio suizo en cuestiones de relojería y unas prestaciones ‘inteligentes’ que, posiblemente, dejes de usar al cabo de una semana, pero llevarás en la muñeca un reloj que magnetizará miradas

La misma estrategia a la que recurrió Apple cuando en septiembre pasado anunció la inminente comercialización de su primer reloj inteligente (como aviso a los Reyes Magos para que desoyeran las peticiones de un smartwatch), la llevaron a cabo hace unas semanas el triunvirato Tag Heuer, Intel y Google. Comunicaron que estaban trabajando en el proyecto conjunto de un reloj inteligente: diseño externo y mecánica de la primera a partir de su modelo Carrera, circuitería de la segunda y sistema operativo googleliano, Android Wear. 

En el punto de mira, el Apple Watch. Se prevé que el Apple Watch supere las 10 millones de unidades venidas antes de fin de año, ojo, con un porcentaje de compradores en torno al 10% que no tendrán un iPhone, condición sine qua non si quieres que ese reloj sirva para algo más que para darte la hora. Lo que consigue Apple es un misterio propio de Cuarto Milenio, tanto el de Íker Jiménez como el de José Mota; a veces inexplicable, a veces de risa. 

El caso es que las empresas relojeras de toda la vida, que nacieron en Suiza y cuentan sus años de experiencia por múltiplos de 25, creen que tienen sitio en el reparto de ese pastel comercial de millones de potenciales clientes porque una parte importante de ellos no van a gastarse sólo los 349 euros del Watch básico (ver párrafo final). Tradición y tendencia tecnológica se unen en los siguientes relojes:

Breitling B55 Connected

Parte del emblemático Calibre B50 para proponer un smartwatch especial para para el mundo de la aviación. Su caja combina el titanio, el carbono y destaca por su peculiar correa azul. En combinación con un smartphone, permite compartir distintas mediciones relacionadas con los vuelos en general y los trayectos de su poseedor en particular, así como las horas de despegue y aterrizaje, entre otros datos. A partir de esta base, es de esperar que sus funciones se vayan ampliando a la vida más privada de los pilotos; nos referimos al de monitorización de la actividad física, alertas de comunicaciones, etc.

Frederique Constant y Alpina

Ambas enseñas pertenecen a la matriz Union Horlogère Holding: ella pone la mecánica, mientras que Fullpower Technologies (con experiencia en las pulseras de actividad Nike Fuelband y Jawbone) se ocupa del aspecto tech. El resultado son sendos modelos llamados con el mismo apellido: Horological Smartwatches. Con apariencia de reloj de toda la vida, se centran, mediante la vinculación con el móvil, en la faceta de seguimiento físico y monitor de sueño.

Mondaine

El Mondaine Helvetica No1 Horological Smartwatch se comunica de manera bi-direccional con cualquier smartphone o tablet. Su sub-dial muestra mediante caracteres analógicos los registros de actividad física y la monitorización del sueño. Ya mediante el móvil sugiere entrenamientos a la medida, cuyos resultados cotejas en el reloj.

Olio

El diseñador Steve Jacobs, que trabajó para Apple, Google y HP, ha dirigido un proyecto que ha dado lugar al smartwatch Olio Model One. En él han participado la NASA, Pixar y la marca de relojes suizos Movado. Su peculiaridad radica en que se entiende tanto con móviles Android como iOS.

Hublot…

Según apuntan diversos rumores, el grupo LVMH tiene intención de lanzar su propio smartwatch, para lo que está contactando con empresas de tecnología para que se ocupen del lado técnico. Dicho grupo integra marcas como Louis Vuitton, Christian Dior, Céline, Givenchy, Fendi y, aquí viene el quid de la cuestión, la relojera suiza Hublot (también la citada unas líneas antes Tag Heuer).

¿Smartwatches? No gracias

Pero no todas las enseñas suizas han sucumbido, o piensan hacerlo, a la moda de wearables inteligentes. Por ejemplo, Patek Philippe y Breguet han señalado por separado el mismo argumento: su política empresarial es incompatible con el mundo smartwatch

El Apple Watch más barato cuesta 349 euros; a partir de él, su PVP asciende en diversos modelos hasta los 5.000 euros. Luego están las tan provechosas licencias, como la de la empresa Brik, que va a lanzar Apple Watches con combinaciones de oro, platino y diamantes que pueden llegar a los 110.000 euros (no, no hay error tipográfico). 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba