Tecnología

Samsung Galaxy Note 8.0... y también es teléfono

Samsung presenta su ‘phablet’, término que define a la perfección la mezcla de Smartphone gigante con Tablet pequeño, hueco comercial en el que el Galaxy Note 8.0 se hace fuerte gracias a sus características.

Te propongo un reto: recorta una cartulina para que mida 21 x 13 cm; ponte delante de un espejo; lleva la cartulina a la oreja y haz el gesto como si hablaras por teléfono. ¿Te ves? Claro que te ves; quiero decir, ¿te ves ridículo? Si la respuesta es negativa, Samsung acaba de lanzar un móvil por el que te debes interesar. Si te ves grotesco, interésate igualmente, porque puedes usar este tablet como uno al uso. Y es que el Galaxy Note 8.0 es un phablet, término acuñado para definir la mezcla de un smartphone gigante con un tablet pequeño.

Uno de los mejores detalles de este gadget es su puntero (que viene de serie y se puede guardar en una ranura para no perderlo), porque abre unas posibilidades tremendas para anotar, dibujar, escribir, señalar y todo lo que harías con tu mano, un lápiz y un papel. En este caso, sobre una pantalla de una calidad estupenda, por cierto.

Multitarea real

Sí, el Note 8.0 es un maquinón con todos los recursos tecnológicos más modernos para que sea un centro de ocio y,  en cierto modo, laboral. Pesa poco, está muy bien construido y se ve y funciona de maravilla. Ahí van otros dos puntos fuertes. Por una parte, es un tablet con posibilidad de multitarea real, porque puedes dividir su pantalla en dos para poder ver un vídeo en una mientras que en la otra puedes escribir o navegar por la web, por ejemplo. Por otra, tiene una función de eBook reader mediante un doble efecto: la pantalla atenúa el brillo y aumenta su nitidez para asegurar –al menos así promete- que los ojos no se fatigan tras bastantes minutos fijos en las letras.

¿No te convencen sus 8 pulgadas? Los tablets de  10” son perfectos para cuando ellos están apoyados y el usuario está cómodamente sentado. Su peso y tamaño no los hacen idóneos para mantenerlos en vilo y tampoco para llevarlos en la mochila o bolso. Al final, cargamos con ellos más que transportarlos. Sin embargo, los muchos menos gramos y las dimensiones más reducidas de los tablets pequeños hacen que brille su virtud de portabilidad… y tampoco se nota mucho la ausencia de dos pulgadas. Personalmente, los de 7” no me convencen del todo. Siempre se puede optar por comprar un tablet pequeño, probarlo unos días  y, si no quedas satisfecho, te devuelven el dinero (ese lema me suena…). Hablando del vil metal, el Galaxy Note 8.0 cuesta 419 euros en versión WiFi y 529 euros la que puedes mantener conversaciones. Sí, algo carillos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba