Tecnología

Todos tus millones de archivos, en tu mano

Tus fotos y vídeos personales, cualquier documento laboral o privado, así como tus canciones y películas favoritas: Todo esto estará siempre a tu disposición cuando estés en casa y aunque te encuentres a miles de kilómetros de ella.

Te surge la oportunidad de presumir de aquel fantástico viaje, de lo altos que están tus niños  o del espectacular último pibón que te has ligado. Una imagen vale más que mil palabras; precisamente esas fotos que lo demuestran, las tienes muy lejos de donde te encuentras. La tecnología, una vez más, viene a nuestro rescate. Están proliferando una serie de dispositivos que, bajo la base de un disco duro para almacenar todo tipo de archivos, tienen la interesante virtud de que se pueden conectar a Internet y, a partir de ahí, acceder a su contenido estés donde estés.

La dinámica, así descrita, parece sencilla. Y lo es. Los únicos requisitos son una conexión a Internet, como queda dicho, y una aplicación en tu móvil, tablet u ordenador. Imagina entonces que tu jefe te reclama esa presentación en Power Point en la que estuviste trabajando anoche hasta las tantas y que te has dejado en casa. No tienes más que contar con un dispositivo como los citados, conectarte a él y recuperarlo: cuestión de segundos. Lo mismo para escuchar música o ver una película, porque estos equipos tienen otra característica: ofrecen contenido multimedia en streaming, esto es, que ayudan a reproducirlo de manera remota.

Ventajas e inconvenientes

Calcula entonces las ventajas: no tener que acarrear un disco duro a todos los lados, liberar al móvil de petarlo de música, tener toda tu vida a disposición… Sí, tiene un inconveniente fundamental, que la conexión a Internet cuando le pides archivos ha de ser, al menos, un poco consistente. Por descontado, este disco duro ha de estar encendido para que puedas ‘llamarle’ de forma remota.

En lo que se refiere a la conexión, si tiras de WiFi, podrás ver las películas en HD sin cortes; si has de usar los datos de tu móvil, no exijas florituras, pero para ver fotos y escuchar unas canciones, más que suficiente. Precisamente, el 4G, tan de moda y tan poco accesible aún en España, viene a arreglar este segundo punto.

¿Mejor que Google Drive?

A estos equipos se les denomina NAS, unidad de almacenamiento o nube personal. En sí, se trata de uno o varios discos duros en una caja de pequeñas dimensiones y que, de cara al ámbito doméstico, tienen también la función de concentrar tooooodaaaa la multimedia que tienes para que, igualmente, puedas reproducirla en los ordenadores, televisores, móviles y tablets independientemente de la habitación donde te encuentres. Ojo, ten en cuenta también la comodidad que supone eso. Es más, estos equipos pueden generar copias de seguridad automáticas (¿acaso te acuerdas tú?), de manera que nunca perderás tus valiosas fotos.

Aquí tienes tres ejemplos de sistemas de almacenamiento personal con posibilidad de acceso remoto: WD My Cloud, D-Link ShareCenter y QNAP TS-112.

Y nos dirás que estos equipos bien pueden ser sustituidos por sistemas como Google Drive o Microsoft SkyDrive, es decir, discos duros virtuales. Por supuesto que sí; en estos sistemas nunca desaparecen archivos… hasta que ocurre. Además, a los chicos tech de Marabilias nos encanta nuestra privacidad.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba