Tecnología

Canon Ixus 240 HS: cámara moderna, gadget anticuado

Canon es líder en aplicar tecnologías fotográficas a sus cámaras, objetivos, flashes y escáneres, pero cuando se trata de dar un salto tecnológico de otro ámbito, no es que se lo piense dos veces, es que se lo piensa doscientas.

Aquí está la Ixus 240 HS, diminuta (poco más que una tarjeta de crédito) y preciosa cámara digital disponible en diferentes colores. Cuenta con un zoom óptico 5x, distintos modos de exposición y un eficaz sistema de estabilización de imagen. Vale, estos son sus megapíxeles: 16,1 (en muchas ocasiones es preferible tener 10 Mp en condiciones antes que 16 mejorables, pero este no es el caso, por lo que no resulta tan relevante este dato de la resolución).

Esta Ixus destaca, además, por dos cuestiones: se maneja casi totalmente mediante su pantalla táctil, que ocupa el 90% de su dorso; y es una smart camera, concepto que se aplica a las cámaras de fotos que se comunican con Internet o con otros gadgets para transferir las tomas, entre otras muchas posibilidades.

Por eso, esta compacta invita a analizarla desde ese doble punto de vista: en cuanto a la calidad de sus fotos y vídeos, y en lo que se refiere a su detalle gadget (comunicación inalámbrica). Desde la primera perspectiva, la foto-videográfica, sus resultados son magníficos en todas las situaciones, por muy crudas que sean en cuanto a iluminación o contrastes. Eso sí, hay que desistir de forzar su ISO que, en valores altos, se transforma en ruido evidente en las fotos. El enfoque es rápido y su estabilizador es, sí, inteligente. Poco o nada que reprochar en este sentido.

Dicho esto, si recuerdas el móvil de tu abuelo, te evocará las pantallas que no son multitáctiles, es decir, sobre las que sólo puedes operar con una pulsación tras otra y no simultáneas. Pues, precisamente, Canon no ha tenido mejor idea que dotar a su criatura 240 HS con una de ellas. Si te acostumbras a esta pantalla, llamada resistiva, sin problema, pero si al lado de esta Ixus tienes un móvil de gama normal, ya con pantalla capacitiva, notas la clara diferencia.

A su vez, su faceta smart también nos traslada años atrás, porque sus posibilidades de transmitir las fotos son escasas y es necesaria la participación de un smartphone o tablet con el consiguiente 3G para que esta dinámica sea realidad. Por ello, si ponemos al lado de esta Ixus una Smart Camera de Samsung es como si cualquiera de nosotros le echa una carrera a Usain Bolt. Aunque, ya puestos a comentar, a las Samsung compactas les vendría de maravilla la mitad de la tecnología fotográfica de las Canon. 

En suma, hay una razón más que suficiente para adquirir la Ixus 240 HS de Canon: su calidad como cámara fotográfica, que es extraordinaria; y dos en su contra: una pantalla táctil trasnochada y una conectividad que sabe a más bien poco. Todo en la vida no se puede tener. Por cierto, habrá quien pueda decir que esta cámara lleva un año y pico en el mercado. Sí, pero los modelos que supuestamente la han sustituido no logran su calidad de fotos y de vídeos. Por eso es posible encontrarla por unos 240 euros, una auténtica ganga.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba