Tecnología

El retrovisor de un Mini, transformado en altavoz

Consejo para quinquis: localizar un Mini, mangarle uno de sus retrovisores e instalarle un altavoz en su interior. Consejo para el resto de la población: en vez de practicar el vandalismo y el hurto, podemos optar por el IUI Mirror Boombox, que es lo mismo (un altavoz-retrovisor de Mini) y, además, con una calidad impactante, lo mires por donde lo mires.

La empresa IUI Design acaba de lanzar un gadget muy curioso. Toma la forma y decoración de un retrovisor exterior de un Mini y lo ha transformado en un altavoz. Tanto su construcción y acabado exterior, como la calidad de sonido que proporciona, son óptimos.

Se trata de un altavoz -de ese tipo tan de moda- al que asocias una fuente musical dotada de bluetooth (smartphone, tablet, MP4 u ordenador) y puede reproducir la música de manera inalámbrica. Además, es compatible con el protocolo NFC, de tal forma que si el gadget emisor también lo tiene, basta con que toques ambos para que se alíen. No obstante, en su lado posterior presenta una entrada de línea Jack 3,5 -para que le puedas conectar los mismos reproductores u otro que no sea inalámbrico mediante un cable-.

Lo que no necesita es un cable de alimentación para funcionar, porque dispone de una batería interna que ofrece hasta 10 horas de autonomía. Y cuando se agota su energía, le enchufas un cargador del estándar Micro USB y, tras un rato, de nuevo listo.

¿El altavoz más completo del mercado?

En total, son 8 W de potencia de salida, apoyados en las tecnologías apt-X y AAC sobre bluetooth, cuyo objetivo es optimizar la calidad del sonido. Y a fe que lo consiguen. Su woofer pasivo genera unos graves contundentes. Este altavoz proporciona una potencia suficiente para ‘musicalizar’ una sala de tamaño medio, pero también pueden funcionar dos unidades a la vez (y lo hacen perfectamente sincronizados).

Si lo tienes conectado con un smartphone y alguien te llama, podrás contestar a través del Mirror Boombox, ya que ofrece la conocida función demanos libres, para lo que cuenta con un micrófono. Y no te preocupes por si pasa un avión justo por encima de tu casa, porque también incluye una tecnología que mitiga el ruido del ambiente.

Dos detalles muy específicos destacan asimismo en este peculiar altavoz. Por un lado, cuando lo enciendes, emite un sonido similar al del arranque del motor de un coche -suponemos que el de un Mini- mientras que cuando lo apagas, una voz femenina te dice educadamente “goodbye”. Por otro, cuando está encendido, en su espejo frontal se muestran unos iconos para subir y bajar el volumen y para conectarlo a la fuente de sonido (iconos que desaparecen en la posición off del equipo). La misma voz femenina te informa de que la conexión se ha realizado y sobre el estado de la batería.

Sin duda, un impactante retro-altavoz, útil para escuchar música y como elemento decorativo bien llamativo. Su dorso está disponible con la bandera británica en color, la misma en escala de grises o a base de cuadros blancos y negros, como la bandera de meta de las carreras. ¿Su precio? 149 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba