Una tele

Las pulgadas de un televisor nunca son suficientes. El Samsung S9W tiene 105, es curvo y dispone de la última tecnología de reproducción, es decir, 4K (o, lo que es lo mismo, UHD). Si unimos estas prestaciones, es el televisor 4K curvo más grande jamás creado. Presenta un formato 21:9 que evita las bandas negras de las películas, pero si éstas son 16:9 ó 4:3, se adapta a ellas de manera inteligente. El sonido que genera es igualmente espectacular. Son 120.000 euros de nada.

Cámaras

Te proponemos dos alternativas. Por un lado, la compacta de Sony Rx1R, que brilla por ser la cámara full frame (un tipo de sensor que usan los profesionales) más pequeña de la historia. Son 3.099 euros muy bien invertidos para hacerse selfies en condiciones.

Para que no te acusen de nuevo rico, lo mejor es adquirir el Rolls Royce del mundo de la fotografía: una Leica. Para que elijas, el modelo M Monochrom, que en plena era digital de cuantos más colores, mejor, sólo hace fotos en escala de grises. Lo dicho, fotos de marcado acento dramático por 6.800 euros (ojo, es el precio sólo del cuerpo, súmale más de 1.500 euritos de un buen objetivo).

Y la otra alternativa de Leica se llama S. Plenamente profesional, prepara un buen bolso para su kilo y cuarto de peso, y el bolsillo para sus 19.500 euros, a los que sumar un objetivo, que son otros cuatro dígitos.

Un proyector

Para montarte un cine en tu casa, comienza por un estupendo proyector. El Sony VPL-VW300ES reproduce contenidos 4K (y los que no lo son, los escala) a lo que suma la tecnología de paneles SXRD 4K, para generar imágenes de altísimo detalle. Johansson o Pitt te parecerán reales por sólo 6.999 euros.

Un móvil

Siempre puedes hacerte con un Vertu para Bentley (link) por 12.500 euros, que para algo trae mayordomo físico de serie, pero muy pocos lo reconocerán. El verdadero objeto de deseo hoy en día para los mortales sigue siendo el iPhone, así que cómprate el más caro. El modelo 6 Plus con 128 Gb de memoria cuesta 999 euros; por descontado, que sea el modelo dorado.

¿Te sabe a poco? El joyero británico Alexander Amosu ha creado una exclusiva versión de lujo del iPhone. Es una edición en oro macizo de 18 quilates e incrustaciones de diamantes. Habla y navega, eso sí, con la tarifa más barata de Yoigo, por dos millones de euros; sólo de oro sin diamante por 3.000 euros.

Un tablet

El iPad Air 2 con 4G y 128 Gb de memoria es el tablet más deseado, pero no el más caro del mundo (809 euros). Si buscamos ese ‘algo más de todo’, el Panasonic Toughpad MB5025 le supera por todos los flancos. Es un tablet de 20” y resolución 4K, perfecto tanto para los diseños gráficos como para jugar al Candy Crush. En tus manos por 4.500 euros.

Unos altavoces

Sonido claro, contundente, cristalino y realista es el que proporcionan los altavoces Bang Olufsen Beolab 14. Combinables tanto con un televisor como con cualquier fuente de sonido, la experiencia sonora es sublime. Desde 2.395 euros.

Unos auriculares

Decir la marca Sennheiser evoca la imagen de auriculares de muy alta calidad. Sus HD800 no son los ‘cascos’ más caros del mundo, pero están considerados entre los top tres que proporcionan mejor calidad de la historia de este tipo de gadget. Están refinados desde todos los puntos de vista, tanto de audición como de ergonomía y construcción. Los grandes éxitos de Los Chunguitos como merecen tus selectos oídos por 1.100 euros.

Un reloj

Al igual que lo dicho con el móvil, de qué sirve tener un reloj ‘carisísimo’ si los que te rodean no lo van a reconocer. La marca Breitling sí que es conocida por todo el mundo. Puedes elegir de su catálogo el Emergency II, segunda generación del único reloj del mundo que incluye baliza de emergencia para localizarte en caso de accidente aéreo (unos 11.000 euros).

Pero también espectacular y algo más económico es el Super Avenger Military, con caja de acero estanca hasta 300 metros y dotada de un revestimiento negro a base de carbono, con una correa de resistencia similar a la que utilizan las fuerzas armadas en sus operaciones. 6.600 euros en tu muñeca.

Una mochila

La Boblbee Megalopolis Aero A1 se hizo famosa porque era la que portaba Tom Cruise en Misión Imposible 2. Hace años de esto, pero sigue marcando el camino de las mochilas… muy caras. Está fabricada en aluminio pulido y protege casi por completo lo que lleve dentro. En tu espalda por 1.095 euros.

Una bicicleta

La marca de moda y complementos Hermès ha creado Le Flâneur. Esta bici cuenta con estructura y transmisión de fibra de carbono y los mangos del manillar, el sillín y el soporte trasero para bultos están elaborados en piel. Pedaleo muy chic por 8.100 euros.

Pero si prefieres pasearte con asistencia al pedaleo, la Moustache Samedi 27/9 FS es una bici eléctrica con ruedas asimétricas dotada de la nueva generación de motores Bosch Performance Cruise. Su batería, por cierto, permite cargar el móvil. Ninguna cuesta se atragantará por 5.499 euros.

Un frigo

El Smeg FAB28RDG es un frigorífico que combina la última tecnología de la marca italiana en cuanto a refrigeración con incrustaciones del metal más brillante de Swarovski Elements para el logo y un recubrimiento dorado en toda su superficie. Como no todo es gastar, su consumo energético es muy reducido. Cerveza fría por 1.999 euros.

Un coche

Coches con toque gadget hay cientos; aquí tienes algunos para magnetizar las miradas. Por ejemplo, el Starwood Full Metal Jacket que, basado en el Jeep Wrangler, está construido a prueba de bombas. Su motor desarrolla 285 caballos de fuerza, su suspensión supera cualquier obstáculo y su sistema de frenos, de Brembo, está considerado de los mejores del mercado automovilístico.

La cubierta del vehículo es de kevlar, lo que, como hemos dicho, garantiza la total protección a los impactos de balas o metralla. Al volante por 79.000 euros.

La versión eléctrica del archiconocido Audi R8 lleva el apellido e-tron; que una cosa es ser rico y otra muy distinta no respetar el medio ambiente. Sus motores, porque son dos, generan una potencia de 280 kw, y con una sola carga alcanzan los 450 kilómetros de autonomía. Logra pasar de0 a 100 km/h en 4,2 segundos y su velocidad máxima está limitada a 200 km/h (pero Audi asegura que la aguja puede llegar a muuucho más).

Se vende exclusivamente bajo pedido, previo pago de 45.000 euros. Su precio final… Ponle un dígito más.

Un robot… Para todo

El iRobot 710 Warrior (sí, es de la misma compañía que fabrica aspiradores autónomos) es un robot de tipo UGV (vehículo terrestre no tripulado) especializado en la realización de reconocimientos, en transportar cargas pesadas y en la desactivación de explosivos.

Ahora bien, gracias a sus accesorios, lo puedes utilizar para lo que necesites, porque es capaz de arrastrar hasta 68 kg de peso. Pasear al perro, acercarte el mando a distancia… Cómprate un robot, todo un gadget, porque tú lo vales. Su precio supera el millón de euros…

Hablando de perros, el Alpha Dog LS3 es un perro-robot igualmente especializado para el combate, concretamente, para surtir a los soldados de munición, víveres y material variado. Imagínalo entonces en tu casa… Puede seguir un recorrido determinado mediante GPS en un ordenador y también mediante control remoto. Obedecerá a todo sin rechistar y sólo pide algo de combustible líquido de vez en cuando. Y cuando te moleste, le pones en off. Ladrará, o no, por unos 70.000 euros.

Como un piloto

En este caso, de carreras. El Playseat The Ultimate Racing Experience incluye todo lo necesario para que las carreras a través de la consola –PS, Xbox… vale cualquiera- sean lo más realistas posibles. Su asiento es muy similar al de un monoplaza de Fórmula 1 y le puedes integrar unos potentes altavoces para que el rugir del ‘motor’ te reviente los tímpanos. Como Fernando Alonso desde 1.079 euros.

¿Un traje a prueba de balas?

Dejamos para el final este gadget puro, todo un wearable. La sastrería Garrison Bespoke ofrece en su catálogo trajes de hombre con la particularidad de que su tejido está realizado con la tecnología de carbono propia de los uniformes de las fuerzas especiales de Estados Unidos: antibalas y, por tanto, anti puñaladas. Por lo visto, no pesa mucho más que un traje estándar. A tu medida desde 14.950 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba