Tecnología

No es un pendrive, es un PC que te cabe en la mano

Y no en la palma de la mano, sino que cabe una vez que cierras los dedos. Los siguientes gadgets, con forma y tamaño de pendrive grandote, transforman cualquier pantalla en un ordenador con Windows.

Imagina la situación: vas por la calle y te entran unas ganas irrefrenables de diseñar el Power Point que se le atraganta a tu compañero de oficina; vislumbras al fondo de la manzana una cafetería con un televisor accesible en altura; si tienes uno de los siguientes sticks, ya tienes un ordenador 100% operativo.

Ciertamente, es un ejemplo tan extremo como estúpido, pero sirve de ídem para mostrar las posibilidades de los siguientes gadgets. Todos ellos tienen la forma de un pendrive (grande, eso sí) y sólo necesitan un puerto HDMI para conectarse a cualquier pantalla (televisor o monitor).

La letra pequeña comprende dos premisas: primera, que para funcionar necesitan una toma eléctrica (es decir, que debe acompañarse, sí o sí, por un cargador, a menos que la pantalla cuente con puerto USB con salida de energía); segunda, que, o la pantalla destino es táctil, o necesitarás un teclado y/o ratón para que, realmente, puedas hacer el dichoso Power Point. Para este segundo ‘inconveniente’, hay aplicaciones para móvil y tablet que pueden transformar estos en, precisamente, un teclado y/o ratón. Dicho esto, imagina en cualquier caso las posibilidades que se te abren: un ordenador anywhere.

Lenovo ideacentre Stick 300

Equipa un procesador Intel Atom Z3735F, 2 GB de RAM y 16 GB de memoria (más ranura para MicroSD), es decir, más que suficiente para lo que hace un usuario normal en su relación ocio-laboral con los ordenadores. Además, cuenta con un puerto USB para asociarlo con otros medios (de memoria, por ejemplo) y conectividad inalámbrica mediante WiFi y bluetooth, toda una invitación a aliarlo con un ratón y/o teclado sin cables. Los ‘agujeritos’ de su carcasa delatan un posible ventilador interno, un simple detalle propio de mentes tech-enfermas. Mide 100 x 38 x 15 mm y cuesta 129 euros.

Archos PC Stick

Como ves en las imágenes adjuntas, es más corto que un lápiz. Conectado a cualquier pantalla con entrada HDMI, como un televisor, tienes un ordenador completo a tu alcance en sólo una fracción de segundo. Le puedes conectar un teclado o ratón mediante bluetooth y viene con aplicaciones Microsoft Office pre-instaladas: Word Mobile, Excel Mobile y PowerPoint Mobile. Su procesador es el Intel citado en el modelo de Lenovo, la gráfica también es Intel y HD, y se acompaña por 2 GB de RAM y 32 GB de almacenamiento (más MicroSD). Tuyo por 119 euros.

Intel Compute Stick

El proveedor más famoso de procesadores no se podía quedar con los brazos cruzados en este escenario PC portátil y propone su Compute (no, no falta una ‘r’) Stick. Está disponible en dos versiones, con Windows y con Ubuntu -sistema operativo con raíz Linux-, presentando la segunda una dotación técnica más modesta, porque Ubuntu precisa menos recursos. Con USB, bluetooth, Windows, MicroSD… 150 y 110 euros respectivamente.

Dos curiosidades

Si Windows no va contigo pero te atrae este mundo dongle-PC, la propia Google te propone su alternativa llamada Chromebit: SoC Rockchip 3288 con 2 GB de RAM, 16 GB de memoria, una GPU ARM Mali 760 y cabezal de ángulo variable para facilitar la conexión HDMI. Ojo, que tiene WiFi ac (la más avanzada de momento para el usuario a pie de calle) y, efectivamente, funciona mediante Chrome, el sistema operativo propio de Google. Unos 100 euros.

iBall Splendo

De regreso a Windows, el iBall Splendo es otra alternativa, con el detalle significativo de que es una criatura made in Microsoft y que, de momento, sólo se vende en India. 8.999 rupias (125 euros).


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba