Tecnología

Así será el nuevo iPhone (o iPhones)

Según la tradición de Apple, en los años pares toca nuevo iPhone -en los impares, ‘celebra’ un restyling más técnico que físico del modelo presente-. Y todo indica que se presentará en septiembre. Aquí tienes muchas pistas sobre cómo será la nueva versión del gadget más icónico de la historia, unas quizá intencionadamente filtradas, y otras una mezcla de conjeturas pero con mucho sustento informativo.

El CEO de Apple, Tim Cook presentando el iPhone 4s
El CEO de Apple, Tim Cook presentando el iPhone 4s

Dos iPhones: 6 y Air

Vaya por delante que, cuando se le consulta a Apple sobre alguna de las miles de suposiciones sobre su nuevo móvil, la contestación es siempre “No comments”, eso sí, siempre con una educación exquisita.

Según hemos podido saber, el nuevo iPhone no será uno, sino que serán dos. Recordemos que no se trataría de una estrategia innovadora, porque en la actualidad conviven el 5s -modelo Premium- y el 5c -menos cualificado-. Por un lado, se espera un iPhone 6, cuya pantalla crecería hasta las 4,7 pulgadas -los 5s y 5c tienen cuatro-. A su lado, el iPhone -presumiblemente llamado- Air, aún mayor, hasta las 5,5 pulgadas. Con ello, Apple satisfaría el deseo de millones de usuarios que opinan que la pantalla de su iPhone se les ha quedado pequeña, y atraerían a otros potenciales clientes que quieren un móvil con estas dimensiones.

El Air sería el terminal estrella, el más capacitado, con el mejor procesador y la resolución de pantalla más poderosa de la historia móvil de Apple: ojo, hasta 416 píxeles por pulgada, lo que supone una capacidad de reproducción im-pre-sio-nan-te. El 6 mantendría la -ya de por sí- endiablada potencia del 5s y su indiscutible calidad de pantalla.

Aluminio y cristal

Todo parece indicar que, en ambos casos, Apple seguirá apostando por el aluminio, el cristal, la construcción unibody y, por tanto, la caída única. Y es que, sí, son espectacularmente bonitos los iPhone pero, ¿acaso nos has visto a muchos usuarios con el frontal o dorso de su amado móvil hecho añicos? Se mantiene también la proporción panorámica. Se especula que el Air podría incluir una lámina de zafiro en toda la superficie de la pantalla con el fin de resistir mejor los impactos y ralladuras.

Sensor dactilar

Sería una sorpresa absoluta que ambos iPhones no incluyeran el sensor de huellas del 5s. Su evolución práctica depende más de terceros -compatibilidad con nuevas aplicaciones y recursos de identificación y seguridad- que de tecnología propia, porque es evidente que funciona muy bien.

Procesador y sensores

El iPhone 5s equipa los procesadores A7 y M7. El iPhone 6 los mantendría, mientras que el Air estrenaría los A8 y M8, nueva generación de procesadores de 20 nanómetros y, por descontado, con 64 bits. Son más potentes, ágiles y prudentes en el consumo que los citados A7 y M7; además, integran nuevas funcionalidades relacionadas con el presumible iWatch, que todo apunta a que acompañará a estos nuevos iPhones antes de fin de año. Al lado de los citados chips, nuevos sensores cuyo trabajo es informar al usuario de la altitud, la temperatura ambiente y la presión atmosférica. Los nuevos iPhones se lanzan desbocados al mundo outdoor.

Cámaras mejoradas

Lo que parecía imposible, mejorar la calidad, rapidez y capacidad de detallismo de las cámaras del iPhone 5s, va a ser realidad. La trasera va a incluir un nuevo sensor, que se aúpa hasta los 10 megapíxeles, acompañado por un objetivo con una insultante luminosidad de solo f/1.8 -extraordinario-.  Es posible que la cámara frontal incluya un sensor alternativo especial para la moda selfie.

Detalles por concretar

Los principales puntos flacos de todas las generaciones iPhone han sido dos: la escasa autonomía y un punto de conectividad. Se espera que los ingenieros de Apple hayan hecho sus deberes, y que el 6 y el Air equipen tanto una batería potente, como una optimización de los consumos, con el fin de que el sueño de todo dueño de un iPhone se cumpla: que la batería no se ponga en rojo a eso de las 10 de la noche.

Por otra parte, también está por ver que incluyan NFC, el protocolo que asocia dos gadgets por contacto y que está extendido en toda la industria de la tecnología. La verdad es que su no inclusión en los iPhone presentes y anteriores solo tiene una razón: no porque no. Así es Apple.

Lo que sí parece que integrarán será una conectividad 4G de ultimísima generación. De ser así, valga el dato de que con un nuevo iPhone se podrían alcanzar velocidades de transmisión de hasta 300 Megabits por segundo -son 150 Mbps los de un 4G estándar-.  Eso sí, en uno y otro caso, siempre bajo unas condiciones de ubicación óptimas.

Sobre la posibilidad de recarga inalámbrica, nada se sabe. La verdad es que, en general, muy poco se sabe sobre el iPhone o los nuevos iPhones. Como hemos citado, este reportaje está basado en las especulaciones informativamente más asentadas y algunas –supuestas- filtraciones.

Puestos a predecir, aquí va nuestra apuesta: iPhone 6 a partir de 625 euros e iPhone Air a partir de 725 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba