Tecnología

Un merecido museo para Internet

Desde Berlín ha surgido la idea de construir a corto plazo un museo dedicado a la red de redes. El proyecto aspira a dar cuenta del pasado, presente y futuro de Internet, considerada por los promotores de esta pinacoteca en gestación como la 'idea más innovadora del siglo XX'.

Nace el primer museo dedicado a Internet (Facebook).
Nace el primer museo dedicado a Internet (Facebook).

La red de redes es desde hace lustros un ámbito esencial para las sociedades desarrolladas. Popularizada a finales del siglo pasado, Internet constituye una realidad sin la cual es casi imposible comprender cómo son a día de hoy la comunicación, la formación, el entretenimiento, la cultura, el comercio, la política y las relaciones sociales. La posibilidad de estar conectado a Internet ha cambiado éstos y otros muchos aspectos de la vida. Tanto es así que, en las sociedades donde se ha implantado como una necesidad más, la relevancia de la red de redes resulta insondable.

Por esto sorprende que hasta ahora no haya surgido la idea de levantar un museo dedicado a Internet. Justo ése es el deseo de Paul Rascheja y del grupo de personas que lidera para construir en Berlín la que será la primera pinacoteca centrada en la red de redes. “Será el primer museo dedicado a Internet”, dice a Marabilias Rascheja, el fundador del todavía proyecto bautizado InternetMuseum.berlin. “Soy un fan de los ordenadores y desde hace 30 años me intereso por este mundo, de hecho, mi primera idea fue hacer un museo dedicado a los ordenadores pero luego pensé ¿Por qué no un museo sobre Internet?”, cuenta.

Más iniciativas en torno a Internet

Otras iniciativas, como la página de Internet The Big Internet Museum – “El Gran Museo de Internet” –, donde se trata “de educar a los visitantes sobre Internet y la World Wide Web”, han podido inspirar a Rascheja y su equipo. Pero ellos quieren más. De hecho, aspiran a dar a la red de redes un merecido espacio en tres dimensiones. “Me gusta la idea de tener un museo, un lugar donde uno puede tomarse su tiempo para aprender sobre los pioneros de Internet, sobre en qué está basado Internet y cómo funciona”, enfatiza Rascheja, un apasionado por la informática que ha trabajado hasta ahora como diseñador gráfico. “En un museo, si uno tiene ganas, uno puede aprende mejor que a través de un libro o de una página web”, subraya.

Las personas que están detrás de InternetMuseum.berlin forman una red que lleva ya un año trabajando sin descanso en este proyecto museístico, presentado recientemente en la búsqueda de mecenas que quieran hacerlo realidad. La idea es que el museo pueda abrir sus puertas al público a mediados del año próximo en Berlín, una ciudad donde tiene mucho sentido que exista una pinacoteca así. “La idea de hacer este museo en Berlín no es sólo algo que se explica porque quienes estamos detrás del proyecto vivimos en Berlín, es porque en Berlín hay una escena sólida de starts-upademás de estar instalados aquí muchos iconos de Internet, muchos activistas, como Chaos Computer Club”, explica Rascheja, aludiendo, en concreto, a la asociación de hackers que se presenta como la “mayor y más influyente de Europa”.

Pese a que todavía corresponden a Berlín los adjetivos “pobre pero sexy”, según los términos del otrora alcalde berlinés, el socialdemócrata Klaus Wowereit, la metrópolis teutona, además de ser el centro político de Alemania, se ha erigido como la capital alemana en lo concierne a compañías emergentes en el sector de las nuevas tecnologías. En este campo, Berlín ofrece precios muy interesantes. Por ejemplo, se ha estimado que cuesta unos 7.500 euros anuales mantener un lugar donde trabajar con un ordenador en la capital alemana, un montante que representa la mitad de lo que hay que pagar en ciudades como Londres o Nueva York. Ahora bien, la ciudad donde vive la conservadora Angela Merkel, presenta, sobre todo, un bullicio de gente joven activa, creativa y bien formada sobre la que puede sustentarse esa innovadora escena empresarial.

InternetMuseum.Berlin - Crowd Funding Trailer from InternetMuseum.Berlin on Vimeo.

De resultas, no es casualidad que Rascheja haya coincidido en Berlín con otros “pioneros” que quieran lanzarse en un proyecto como construir el primer museo de Internet. En ese espacio, según la presentación que se ha hecho del proyecto InternetMuseum.berlin, se pretende “guiar a través de la historia de la idea más innovadora del siglo XX”. De ahí que se prometa en esta pinacoteca ver aquellos “legendarios ordenadores vinculados a los orígenes de Internet”. Se trata de los viejos PDP, siglas de las palabras inglesas Programmed Data Processor, unos computadores que fabricó desde finales de los años 50 con tamaño de frigorífico familiar - o varios frigoríficos dispuestos uno al lado de otro - la compañía estadounidense desaparecida en 1998 Digital Equipment Corporation.

Rascheja y compañía también quieren invitar a que en su museo se pueda experimentar lo que ellos llaman el “Internet de ayer”. Es decir, “las primeras páginas webs” o “proyectos inactivos como Geocities”, ese servicio gratuito dewebhosting desaparecido en 2009 en todo el mundo, salvo en Japón. Aunque como Internet tiene mucho que ver con el presente y el futuro, también se explorarán en el museo de Internet de Berlín temas actuales. Así, se ha prometido que en la pinacoteca habrá apartados dedicados a las “tendencias” en la red de redes, el “Internet móvil” al que se tiene acceso con smartphones y otro tipo de dispositivos móviles, o la relación entre red de redes, “seres humanos” y “sociedad”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba