Tecnología

¡Tablets que se creen que son portátiles!

La línea que separa un tablet de un ordenador portátil es cada vez más fina. La razón es la proliferación de tablets con una potencia muy elevada, con autonomía extendida, dotados de teclado y touchpad integrables, precios accesibles… y que funcionan bajo Windows.

Si el universo Android te es suficiente para tu vida cotidiana, en la que entran las facetas de ocio y laboral, un tablet basado en este sistema operativo es una excelente opción para la movilidad. Que lo uses con un teclado y/o ratón conectados, depende ya de tus gustos y necesidades. Por cierto, ya hay ordenadores portátiles estándar que funcionan con Android, como el HP SlateBook 14. Pero si el lado laboral ocupa un porcentaje mayoritario de tu citado día a día, Windows se presenta casi imprescindible. Son razones de compatibilidad con otros usuarios y de software disponible para necesidades especiales.

Es cierto que desde hace tiempo existen tablets con el SO de Microsoft con teclados dedicados, pero sus características físicas y, sobre todo, su precio, los han estado dirigiendo hacia un público de tipo profesional. Windows, por fin, se está abriendo paso de manera firme en el mundo global de las pantallas móviles de gran tamaño (nos referimos a las que superan las 6 pulgadas de un phablet). Poco a poco van apareciendo tablets con un grosor y peso muy comedidos, autonomía superior a las 6 horas, potencia y versatilidad propias de un ordenador portátil, los cómodos beneficios que proporcionan un teclado y un touchpad a su disposición, precios accesibles en la mayoría de los casos… y, sí, con Windows.

Antes de repasar los principales modelos de tablets portátil-‘killers’, conviene recordar que, en paralela competencia con Windows convive OS, el sistema operativo de Apple. Sus únicas traslaciones al mundo móvil se llaman iOS como plataforma global de software y un único dispositivo como medio físico, el iPad. Está ahí y no son pocos los que utilizan iOS-iPad para, también, trabajar. Vamos entonces con los portátil-‘killers’, es decir, los tablets basados en Windows con aspiraciones de ordenador portátil:

Microsoft Surface

Al padre de Windows se le debe el primer intento de tablet portátil-‘killer’ con su Surface. Recordemos que este equipo nació con dos versiones, una con un Windows completo (modelo Pro) y otro con una versión capada (modelo RT). Este último, tanto el equipo como esa versión de sistema operativo, se recordarán como una de las iniciativas tecnológicas más incomprensibles de la historia tecnológica. Pero el Surface Pro y su sucesor Pro 2, a pesar de su grosor y peso excesivos, marcaron el camino para atacar el intocable estatus de los ordenadores portátiles. Una de sus claves, su ultrafino teclado, en este caso sí, una las ideas que quedarán plasmadas en el cajón de ‘magníficas’ en los anales de la tecnología. La actual versión Surface Pro 3, de 12 pulgadas, sí que es un auténtico tablet portátil-‘killer’ por sus cuatro costados: potencia, versatilidad, comodidad y prestaciones.

Energy Tablet Pro 9

La marca española acaba de lanzar un súper atractivo equipo que se compone de un tablet Windows y un teclado completo específico para él que se compenetran, físicamente, a la perfección. La pantalla es una 8,9 pulgadas IPS Full HD que se ve de maravilla, soportada por un chip Intel Atom de cuatro núcleos y 2 gigabytes de RAM, más que suficiente para mover el equipo y las aplicaciones con gran agilidad. Su conectividad física es digna y en cuanto a la inalámbrica, incluye ranura para una tarjeta SIM, por lo que no tendrás que buscar el burger de turno para aprovechar su WiFi. Pantalla y teclado se pliegan a modo de funda de transporte de manera que si quieres tablet, es un tablet; ni necesitas teclado, lo tienes también. Ojo con su precio: 249 euros (teclado incluido).

Vexia

Otra empresa española que no sabemos si ha inventado el término ‘portablet’, pero sí que lo usa para denominar -y qué bien lo define- a su gama de tablets portátil-‘killers’. Dispone de tres modelos: dos con pantalla de 10,1 pulgadas basados en el chip Intel Atom y con teclados integrables (la diferencia es la cantidad RAM y que sea teclado-tapa o simple teclado) -249 y 299 euros-, y un maquinón de 11,6 pulgadas con un procesador Intel Core M. Asegura el fabricante que este equipo puede mover Photoshop sin problema aunque haya de utilizarse para rejuvenecer y quitar michelines al famoso desnudo de turno. Este último viene con un teclado-tapa-soporte muy cuidado y ergonómico. Claro, se sube hasta los 699 euros; la potencia tiene un precio.

Antes de proseguir, es precisa una apreciación. Hemos citado el procesador Intel Core M, una de las últimas novedades de la empresa americana. De gran potencia, su bajo consumo y escasas dimensiones permiten crear equipos móviles con grosores espectaculares. Excelente por tanto para tablets y también para ordenadores portátiles ultrabooks -busca en Google, por ejemplo, el Lenovo Yoga 3 Pro-.

Asus Transformer

Esta saga inauguró, hace ya algunos años, la categoría de portátiles híbridos o convertibles, es decir, un tablet con un teclado dedicado extraíble que, acoplados ambos, transforman el equipo en un portátil estándar. Sí, también hay modelos con Windows con la potencia necesaria. Desde 350 euros.

Acer Aspire Switch

Son dos modelos con pantallas potencialmente autónomas de 10 y 11 pulgadas, que disponen de sendos teclados completos a los que se unen mediante unos anclajes técnicamente muy bien pensados. Con Windows de fondo, el primero es más para ocio, el segundo aspira a cumplir un mayor abanico de opciones de uso. Desde 329 euros


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba