Tecnología

El ‘Google car español’ llega desde la Universidad de Alicante

La conducción autónoma está llamado a ser uno de los avances más relevantes del siglo XXI en el sector del automóvil, e incluso empresas ajenas a él, como Google, ya han anunciado que tienen muy avanzado su propio vehículo sin conductor. En España, un grupo de ingenieros de la Universidad de Alicante también lo ha desarrollado.

Casi todos los principales fabricantes de automóviles llevan ya años desarrollando diferentes sistemas de ayuda a la conducción con el objetivo final de llegar a ofrecer modelos capaces de circular por sí mismos sin intervención alguna por parte del conductor. Un interés propio hace no muchos años de las películas de ciencia-ficción pero que está cada vez más cerca de llegar a convertirse en una realidad palpable, y no sólo por parte de las propias fábricas, sino de empresas, como Google, ajenas al sector.

Y si Google ya ha anunciado su intención de poner a finales de año en pruebas en California una pequeña flota de modelos para seguir evolucionando el proyecto, en España podemos también decir que tenemos nuestra propia versión, surgida en este caso de un grupo de Ingenieros de Telecomunicaciones de la universidad de Alicante que, en lugar de desarrollar como Google el coche, han diseñado un sistema de conducción autónoma aplicable a vehículos convencionales… y a precio de low cost. Tras muchas pruebas, este grupo de investigadores afirman que su dispositivo se puede instalar sin problemas en cualquier turismo.

El sistema `español´ permite a diferencia de Google aplicarlo a cualquier vehículo convencional

Como el Google car, el sistema ideado entre otros por el doctor Tomás Martínez Marín, máximo responsables del proyecto, está diseñado sobre todo para ser utilizado en situaciones muy controladas, ya sea para el transporte de cargas en el sector industrial o para vehículos que puedan moverse en recintos cerrados, entre otras cosas porque la propia legislación actual no permite la circulación de un vehículo automatizado por la carretera convencional.

Para demostrar el funcionamiento los ingenieros, pertenecientes al grupo de investigación de Señales, Sistemas y Telecomunicación de la Universidad de Alicante, han automatizado un coche de golf que circula de forma autónoma por el campus universitario. Para ello incorpora un motor que mueve el volante, una placa microprocesadora que se encarga de acelerar y frenar, un sensor láser para que el vehículo perciba el entorno y dos cámaras instaladas en la parte superior para reconocer objetos y personas. Todo ello controlado por un ordenador que procesa toda la información de entrada y actúa sobre el volante y el pedal para mover el coche que es capaz, además, de calcular el itinerario más óptimo y evitar los obstáculos fijos, como un árbol, o móviles, como una persona.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba