Tecnología

E-bici de montaña: por si te ‘cuestan las cuestas’

Tanto si te gusta ir cómodamente por ciudad o el carril bici, como si prefieres hacer el ‘cabra’ por la montaña, sabes que las cuestas empinadas figuran entre los enemigos más antipáticos de los ciclistas. Aquí tienes una solución que hará sentirte como un superhéroe. Ah, y viene con sorpresa.

La primera vez que te montas en una bicicleta eléctrica, te da la sensación de que eres Superman: con un par de pedaladas, recorres muchísimos metros; si le echas un poco de esfuerzo, coges una velocidad más que considerable; subiendo una pendiente, sin apenas esfuerzo dejas atrás a cualquier ciclista por muy preparado que se encuentre.

Las e-bicis funcionan sólo y siempre que des -a la vez- pedales. Si el vehículo en cuestión anduviera sin tu participación, sería una motocicleta eléctrica. Entonces, pedaleando en una e-bici, su motor eléctrico funciona en modo de ayuda, de asistencia a la pedalada, por lo que tu fuerza se multiplica, se transforma, en una espléndida tracción.

Una vuelta de tuerca lo constituye la Goes E-Bike Cross Country, que es -que sepamos- la primera bicicleta eléctrica de montaña. Sí, toda una mountain bike, porque está construida de manera robusta y con todos sus componentes perfectamente preparados para resistir cualquier envite.

Su cuadro es de aluminio y su transmisión es de la marca Shimano, con un desviador Altus y un cambio trasero Acera con una relación de 3x8. La suspensión comprende una horquilla Suntour de 120 milímetros de recorrido, con bloqueo manual en la parte delantera y un amortiguador Zoom HLT-620 sobre la rueda trasera.

Autonomía a 25 kilómetros por hora

En lo que se refiere a su motor eléctrico, se trata de un Brusshless de 250 vatios. Atención a lo que te contamos a continuación: en su papel de asistente a la pedalada, es capaz de lograr una velocidad de hasta ¡25 kilómetros por hora! Para hacerte una idea, ya quisieran muchos lograr dicho registro en descenso cuesta abajo. Pues con la Goes, lo puedes conseguir incluso en una pendiente de subida. Eso sí, para evitar riesgos y problemas, una vez que adquiere dicha velocidad, el motor se apaga momentáneamente.

La batería que alimenta dicho motor es, por descontado, recargable, y es de origen Samsung. Incrustada en el chasis, es de litio, de 36 voltios y 8 Ah. Su autonomía está estimada en unos 60 kilómetros, pero todo depende de la velocidad que lee pidas, de tu peso y de las cuestas.

Para conocer en todo momento el estado del motor eléctrico y su batería, esta e-bici dispone de una pantalla LCD instalada en el manillar. A través de ella, puedes elegir entre los cinco niveles de ayuda a la pedalada que permite, conocer cuánto te queda de autonomía energética (de la batería, no de la tuya, aunque no estaría mal…) y te informa de los tiempos parcial y total, la velocidad y la distancia recorrida.

La sorpresa es -por si no te has dado cuenta en las imágenes- es que, además de eléctrica y perfectamente válida para montaña, esta bicicleta es plegable: de sus 175 centímetros de largo total puede a pasar a sólo 99 con un sencillo movimiento. Perfecta para llevarla en el maletero. 1.499 euros.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba