Nieve

James Bond, el espía que amó la nieve

Para los periodistas existen muchas maneras de conocer el mundo y que salga todo casi gratis. En todos los casos hay que apretar el codo y tener tanto desapego como flexibilidad, juventud y un par de mudas para poder emular al maestro de periodistas Manuel Leguineche. Los que escriben sobre viajes lo tienen más peligroso: como no guste el reportaje al promotor -pongo como ejemplo- dejará de visitar Punta Cana por enésima vez. Otra manera más sedentaria, cómoda y fantasiosa es tomar anotaciones ante una buena maratón cinematográfica ahora que el frío invade las fechas del calendario.

Antes se viajaba de manera virtual con el gran Julio Verne; ahora lo hacemos gracias a un agente británico de código 007 parido en Jamaica durante los años 50 en una mansión que ahora es un hotel con el temático nombre GoldenEye. Toda su saga y franquicia fue allí ideada (solo un libro al año durante 14) por un manipulado novelista de nombre Ian Fleming. Con estas novelas ejemplares y el ficticio nombre de otro habitante de la isla que estudiaba la vida y costumbres de las aves nació un mito muy estudiado y analizado en última décadas. 

Los diferentes actores que han encarnado a Bond se han movido por los cinco continentes y hasta por una estación espacial.

James Bond es recibido por lectores y audiencia como un querido y a la vez odiado personaje que se dedicaba a espiar y a ejecutar por su cuenta y “con licencia para matar” -de ahí el código- cotidianas reyertas y amoríos para el servicio de su graciosa majestad la reina de Inglaterra. Allí mismo se rodó el origen de la saga, 007 contra Doctor No en 1962 con aquella sorprendente (para la época) Ursula Andress saliendo del agua con gamucilla y puñal de manera casquivana. Años más tarde se repetiría viaje a la zona para El hombre de la pistola de oro.

Después de aquello los diferentes actores que han encarnado a Bond y que nos resultan familiares (Sean Connery y Daniel Craig son los mejores sin duda) se han movido por los cinco continentes y hasta por una estación espacial, la Moonraker. Donde más en las europeas Estambul (Desde Rusia con amor, El mundo nunca es suficiente y Skyfall), Berlín (Octopussy), Venecia (Casino Royale), Estoril (Al servicio secreto de su majestad) y siempre la fija de Londres.

Rodajes en España

En España se filma en 1981 para Sólo para sus ojos en Madrid y con Roger Moore y recientemente para Quantum of Solace. Para El mundo no es suficiente y en 1999 en Zaragoza, Cuenca (Las Majadas) y Tudela -como si fuera la capital de Kazajstán y Azerbaiyán- y Bilbao en el frontal del Museo Guggenheim. Tampoco se puede olvidar la gaditana playa del Castillo simulando ser Cuba en 2002.

Las dos películas de nieve pueden centrarse en Al servicio secreto de su majestad y en Sólo para tus ojos. Resumo: vértigo intrépido con acción, aventuras, persecuciones y acoso a los malotes y villanos. Localizaciones exclusivas o masificadas, históricas o reservadas, con pinceladas de gourmet, bon-vivants, gigolós, probadores de automóviles tuneados, gadgets y toda suerte de amoríos y fruslerías.

Al servicio secreto de su majestad

La estación suiza de Mürren (ahora se llama Piz Gloria) era el enclave y guarida del villano y maligno Blofeld (Telly Savalas) en Al servicio secreto de su majestad, donde  a Bond lo interpretaba un modelo australiano -George Lazenby- que no quiso seguir con el personaje pese a su contrato por siete entregas más. Hace unos meses se ha celebrado una exposición en el platillo volante o restaurante giratorio Schilthorn con unos cuantos invitados, el cuádruple de curiosos y voyeurs, degustadores del retorno del actor que protagonizo Al servicio secreto de su majestaden 1969.

Habló allí de cómo Connery, tras Sólo se vive dos veces, renunció al personaje por no soportar el agobio de aquel rodaje en Japón, aunque volviera en 1971 al tajo con Diamantespara la eternidad.Lazenby convenció al capo productor Albert R. Broccoli y su socio Harry Saltzman. Cuenta cómo se estuvo haciendo el encontradizo después de una cita accidental con él en una peluquería en donde Lazenby lucía traje de Saville Row y un Rolex Submariner mientras alardeaba de estilo. On Her Majesty's Secret Serviceera la sexta película de la serie oficial de 007 para el cine.

En ‘Al servicio secreto de su majestad’, Bond queda enterrado en un alud con su prometida.

En la película, el villano que interpreta Savalas toma al agente como rehén para presionar a la ONU tras chantajear con la posibilidad de una guerra biológica. Demanda a cambio una amnistía internacional para retirarse a la vida privada y el reconocimiento de su título como conde De Bleuchamp. En el camino Bond conoce, se enamora y se casa con la condesa Teresa di Vicenzo (Diana Rigg, actriz de la serie Los Vengadores). Se escapan en un pasional deseo y huyen esquiando en un momento efímeramente romántico; los malotes les persiguen con sus soldados y Bond y Tracy huyen hasta un punto donde se ocasiona un gran alud que entierra a Bond y a su prometida.

La filmación se inició en el cantón suizo de Berna en octubre de 1968. Se utilizaron diversas localizaciones incluyendo la ciudad misma y varios lugares del entorno de Oberland bernés, en la citada cima del Schilthorn, cerca de Mürren, donde se halla el ahora famoso restaurante Piz Gloria. Las persecuciones fueron rodadas en Lauterbrunnen, Suiza alpina y en Grindelwald las secuencias del festival navideño. Fue estrenada el 18 de diciembre de 1969 y logró un acumulado de recaudación de 87 millones y medio de dólares a nivel mundial.

Sólo para sus ojos

Sólo para sus ojos(For Your Eyes Only) es la duodécima de la franquicia y la quinta que da vida Roger Moore. Se rodó en 1981, aunque estaba prevista para 1979. Es la primera película dirigida por John Glen, quien había trabajado como montador y director de segunda unidad en otros tres Bonds: Vive y deja morir, Goldfinger Al servicio secreto de su Majestad.

‘Sólo para sus ojos’ fue rodada en Gstaad, donde vive habitualmente Roger Moore.

Esta película siguió un enfoque más realista y con un tema narrativo inusualmente fuerte sobre la venganza y sus consecuencias. Las localizaciones incluyen Cortina d'Ampezzo (la misma donde aparecía David Niven en La Pantera rosa), las suizas Gstaad (curiosamente donde vive habitualmente el protagonista de esta película, Roger Moore) y Saanen. A estas se suma Chamonix, en la región francesa de Ródano-Alpes, que es escenario también para El Mundo Nunca es Suficiente.

En Chamonix, el pico más alto de Europa Occidental, el Mont Blanc, el famoso agente vive grande aventuras mientras esquía en compañía de Elektra, su protegida. Es una de las estaciones de invierno más famosas de Europa y del mundo, Está en el departamento de Alta Saboya y tiene 600 kilómetros esquíables, con pistas de todos los niveles y 49 remontes en el macizo del Mont Blanc y de Aiguilles Rouges, donde se accede con los remontes mecánicos y a pie.

La Vallée Blanche dispone de excursiones guiadas por los glaciares, las pistas de hielo o visitar localizaciones como las de la casa de montaña o albergue El Priorato, el hotel Majestic y el Museo AlpinoLos Alpes franceses son un lugar tan atractivo que no solamente James Bond lo ha elegido para vivir sus vacaciones. Profesionales tan reconocidos como Robert Redford también han esquiado en ellos, dejando inmortalizadas sus emocionantes aventuras en aquella película, El descenso de la muerte (1969), una historia sobre la lucha por la fama y las consecuencias que esto conlleva.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba