LA PORSCHE DRIVING EXPERIENCE WINTER ESTRENA NUEVO ESCENARIO, FINLANDIA

Aprende a conducir en nieve de la mano de Porsche

Conducir un Porsche sobre la nieve es toda una experiencia, pero hacerlo además a través de los programas de conducción invernal de la marca resulta la mejor manera posible de disfrutarlo aprendiendo de paso todos los secretos para dominar las reacciones en el más complicado de los escenarios.

Eso sí, para disfrutar de esta inigualable experiencia hay que desplazarse algo lejos, hasta Finlandia, a más de 30 grados bajo cero, condiciones ideales de nieve y hielo donde los instructores de la Porsche Driving Experience Winter se encargan de transmitir todos sus conocimientos a los muchos clientes que cada año se inscriben en esta tan particular escuela de conducción. Una nueva localización que Porsche estrena esta temporada -los cursos tendrán lugar entre los meses de enero y abril- para acercar a sus clientes las mejores localizaciones donde poder experimentar la conducción en el más complejo de los terrenos, la nieve y el hielo. 

Porsche realizará los cursos invernales en Levi, Finlandia, localidad situada por encima del Círculo Polar Ártico

La localidad de Levi es la base de operaciones de esta prestigiosa escuela de conducción invernal, situada por encima del Círculo Polar Ártico, que tiene en otra localidad no muy distante, Rovaniemi, unos pocos kilómetros justo por debajo del Círculo Polar, el complemento perfecto para el desarrollo de estos cursos en sus diferentes programas. En cualquier caso, más de 200 días de invierno al año permiten encontrar allí todo tipo de facilidades para realizar con las máximas garantías estos cursos, divididos en cuatro niveles.

El primero de ellos, denominado Camp4, se desarrolla en Rovaniemi a lo largo de enero y febrero y tiene una duración de cinco días, un programa de iniciación que consta de una serie de sesiones teóricas con aspectos básicos de seguridad y conducción continuados con sesiones prácticas que incluyen frenadas, cambios de dirección o arranque en pendientes, siempre sobre superficie con nieve o hielo y a los mandos de un Porsche 911 Carrera 4S provisto de neumáticos de invierno.

Para poder realizar el siguiente nivel, Camp4S, es requisito haber realizado con anterioridad el programa Camp4. La duración de este curso es de cinco días y se realiza más al norte, en Levi, y en él los monitores avanzan ya un paso al frente con técnicas específicas para dominar el vehículo a velocidades ya elevadas sobre estas difíciles condiciones. Se realiza a los mandos de un 911 Carrera S, es decir, sólo con tracción trasera, aunque con neumáticos dotados de clavos de 1,5 milímetros.  

Más intenso resulta el programa Ice-Force que, durante cinco días en diferentes turnos a lo largo del mes de marzo también en Levi, los instructores de la Escuela Porsche profundizan en técnicas de conducción que buscan ya los límites de la física para sentir la increible aceleración lateral que se puede llegar a sentir a los mandos de todo un 911 Turbo provisto de neumáticos de invierno con más de 200 clavos de 4 milímetros en cada rueda rodando en un circuito cerrado sobre hielo.

Por último, los más experimentados podrán descubrir a través del Ice-Force S todos los secretos de una conducción auténtica, sin controles electrónicos algunos en el coche para sentir reacciones imposibles de descubrir en condiciones normales, con modelos como el 911 Turbo o el 911 GT3. Una experiencia en la que además los instructores toman tiempos sobre la pista para analizar con el cliente todos los datos obtenidos durante la conducción.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba