Gourmet

¿Y este año, dónde cenamos? 4 locales para celebrar la Navidad entre amigos

De todos es conocido el engorro que supone organizar la cena navideña anual con amigos. Hay cosas peores, pensarán algunos, como la cena de empresa, o que te toque organizarla.

Volovan de changurro a la donostiarra con salsa americana (La Otra Casa).
Volovan de changurro a la donostiarra con salsa americana (La Otra Casa).

Nos guste o no, la de amigos también puede ser infernal, cada uno con sus necesidades especiales, con sus requerimientos específicos, con la potestad de poner condiciones... Un sinfín de requisitos que además todos los que asistirán están demasiado liados como para gestionar. Da igual, hay que hacerlo, “todo por reunirnos un año más en torno a la mesa y brindar por el año que dejamos y por el que vendrá”.

He aquí algunas propuestas para cenas en grupo que sacarán del apuro a todos aquellos que osen coger el toro por los cuernos y organicen este encuentro que todos los asistentes recordarán con una sonrisa durante los meses siguientes. Huyamos de los sitios que están oficialmente de moda, pasemos de los que siempre están atestados de gente, pensemos en cómo es el espacio y, sobre todo, fijémonos en propuesta gastronómica, bodega y precio. Que luego no es para tanto. Que lo único complicado es organizarla. Eso sí: hay que coger el teléfono y reservar, que si no ya se sabe.

El gourmet a buen precio: La otra casa (Calle Olivar 6, tfno. 810520773)

Un lugar espacioso, con comedor a pie de calle y una hermosa planta subterránea. Apto para mesa larga o carrito de bebé. Se esté donde se esté, un ambiente íntimo envolverá la reunión. Y vamos a la cocina, que es importante: sofisticada sin ser rebuscada y productos de primera calidad son santo y seña de la casa. Espectaculares el ceviche de corvina o los chipirones rellenos de butifarra de Perol. Y si se quiere empezar fuertecito, gilda servida con vermut es la elección. Los vinos, sencillos pero estupendos, recomendado el godello para brindar y brindar. Por unos 25-30€ se disfrutará de una experiencia gastronómica de primera sin salir de Lavapiés, y sin ornamentos superfluos.

El andaluz: La caleta (Calle Santa Isabel 38, tfno. 645388077)

¿Que se apuntan a última hora “no sé quién que ha venido de no sé dónde” y las parejas de amigos que pensabas que no tenían pareja? En la Caleta no hay problema, juntamos otra mesa más o dos y cabemos todos. La Caleta es otro de esos lugares espaciosos, con parte de arriba y parte de abajo. Música flamenca animando al personal, y de comer, especialidades gaditanas: gambas, cazón en adobo, pipirraca, ortiguillas… Especialmente recomendados los boquerones fritos y las tortillitas de camarones. De beber, que corra el Barbadillo. Una cena de raciones informales, precio ajustado, que quitará solemnidad a esto de la reunión navideña y os hará sentir una vitalidad como la del Sur en verano. Si sois muchos no olvidéis recalcar que queréis mesa en el restaurante de calle Santa Isabel (tienen otro más pequeño en Tres Peces).

La taberna romántica: Casa Antón (San Mateo 19, tfno. 910021496)

Para los malasañadictos tenemos esta opción de mantel de cuadros rojo y blanco. Larga barra de mármol en la que se apuntan directamente con tiza vinos, cañas y vermuts, y un pequeño salón en el interior para cenas de 4 a 8 personas. Raciones de siempre muy bien puestas: ensaladilla, tortilla de bacalao, butifarra, rabo de toro, mejillones... Todo acompañado por el trato amable y simpático del servicio. Recomendación: empezar y acabar en la barra, hasta las 2 de la mañana hay tiempo y los combinados son otro de sus fuertes...

El sibarita: O can sentado (Calle Torrecilla del Leal 20, tfno. 665170335)

Una opción para una cena más íntima, el lugar ideal para de 2 a 4 amigos. Un enclave gallego diferente en el corazón de Lavapiés. Unas personalísimas y súper profesionales camareras-dueñas del local y una barra repleta de vinos por copas reciben al visitante. ¿Hay dudas sobre el caldo de la tierra con que empezar el aperitivo? Dejaos asesorar por ellas y disfrutad de la tapa que acompaña este primer sorbo. Una vez reunidos los implicados toca sentarse. No más de 5 mesas en una pequeña zona comedor. Sitio para pocos comensales que serán tratados con mimo y cercanía. De nuevo raciones al centro y a compartir. Imprescindibles las croquetas caseras, las zamburiñas al horno, los huevos de corral trufados sobre crema de patatas, cualquiera de los platos estacionales fuera de carta, y las reinas del lugar: las carrilleras al vino. Un pan fuera de lo común, unos postres exquisitos, y la satisfacción que proporcionan los detalles agradables (iluminación, vajilla, cristalería, trato…) os harán salir de allí felices con vuestra elección, y gozosos de haber superado airosos la cena de Navidad con los amigos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba