Gourmet

Las mejores raciones de oreja: con clase y de barrio

Sana, sabrosa y perfecta para el tapeo. La oreja es uno de esos productos que nos anima a ir al bar. Es un producto para tapear, para charlar y para tener una lista de direcciones privadas. A la plancha, guisada o con salsa... La forma no es tan importante, porque es un producto de autor. Cada plancha y cada puchero saben cómo dar el toque final.

La Oreja de Jaime

 Si lo que buscamos es un local tradicional, ajeno al paso del tiempo pero no al espacio que le acoge, ese es el de La oreja de Jaime. Que lo que ofrece es, lo adivinan, una de las más gozosas experiencias a la hora de degustar este plato típico. El de Jaime es el clásico rincón del centro de la capital, es decir, la experiencia de comer y beber de pie en un sitio pequeño y aparentemente indiferente a todo lo que sucede alrededor, sabedor de que la apariencia no importa cuando aciertas en lo fundamental: una de las mejores orejas de Madrid a un precio de derribo. Un chollo por el que merece la pena acompañar a mucho turista (Calle de la Cruz, 12).

La Oreja de Oro

Existe una importante unanimidad. Si llega la hora de la oreja, las bravas y las cañas, nada como los aledaños de la Puerta del Sol, donde la competencia resulta casi agresiva. Los de La Oreja de Oro lo saben, pero llevan la hostelería en las venas y también conocen el secreto de la oreja, ese al que las franquicias de alrededor parecen haber llegado demasiado tarde. En el centro de Madrid pasa como en los bares de carretera: si está perpetuamente lleno, tiene que ser por algo. Baratísimo… y picante al gusto (Calle de la Victoria, 9 – 915214322).

Bar Castillo de Jaén

Un santuario de la cocina de siempre… Su morcilla es un pecado y su oreja, una religión. Isi y su equipo tratan a sus clientes como una madre. Es el Pozuelo de pueblo, localidad de las afueras de Madrid, donde hay vida fuera de las urbanizaciones y donde nos esperan algunas direcciones en las que la calidad está muy por encima de la estética. Entre ellos está El bar Castillo de Jaén, toda una lección en cocina tradicional y castiza que seduce por su sabor, su tierna contundencia… y su precio. Hasta el punto de haberse convertido en uno de los lugares a visitar de la localidad y un punto de referencia y reunión para los pozueleros. Su oreja a la plancha, justa de ajo y cortada en trozos pequeños, es una tentación (Plaza de la Coronación, 13  – Pozuelo de Alarcón – 917 15 63 39).

Gonmar

En Carabanchel se encuentra otro hito de la oreja madrileña, otro local de batalla conocido en los alrededores y bastante más allá. Porque a la esquina del Gonmar no solo bajan amigos, parroquianos y vecinos, sino que llegan también habitantes sabios de otros rincones de la capital, ávidos de una buena oreja a la plancha y una cerveza bien tirada. Casi tan buenos o más están los champiñones. La ración por 5,50 euros y la receta de la salsa es un tema de estado… ¡alto secreto! (Paseo de Muñoz Grandes, 47 – 914660032).

Docamar

Docamar es casi un imperio, gracias a las bravas, pero sus orejas no le van a la zaga. En la muy destacada calle de Alcalá hallamos el gran templo de las bravas madrileñas, cuya fórmula secreta está sólo un poco menos protegida que la de Coca-Cola. En sala, en barra o en terraza, pero siempre abundante, su oreja también toca el corazón: después de décadas, los vecinos conocen perfectamente el clásico de los clásicos, el lugar donde los platos rebosan y en el que hacer la parada que convertirá tu día libre en el mejor de la semana. 5 euros y siempre a la plancha (Alcalá, 337. 28027 Madrid – 913 67 83 17).

Mesón el Aguila

 Rumbo al sureste, Vicalvaro toca el corazón del viajero –aunque a pocos minutos de Madrid- con un mesón abarrotado de los de siempre. El negocio familiar creado años ha por Julia y Clemente sigue vivo gracias al trabajo y la energía de sus creadores y descendientes, que conocen perfectamente su producto: una oreja definida por ellos mismos como “limpia, prensada y con una textura entre melosa y crujiente, con el perfecto golpe tostado”. El secreto está en su toque final con cebollino… No se olviden del resto de la carta, rica en carnes y pescados. ¿Para qué más? (Calle del Lago Como, 2 – 917 76 51 59).

La alegría

En plena calle de Antonio López se nos antoja un botellín bien frío y su conveniente aderezo. El tapeo hace honor a su nombre, mientras a nuestro alrededor se sucede el ambiente de barrio de Usera. La terraza, especialmente recomendable, ayuda a pedir otra ronda y a lanzarse con las otras especialidades. La cercanía del Manzanares nos ayuda a ir más lejos y a rematar la faena con esa parrillada de marisco o los cócteles que vemos preparar en el interior. Ojo, en la calle hay otro bar con ese nombre pero no todos son iguales… (Calle Antonio López, 158. Tiene otra sede en el número 131 - 915 00 26 93).

La casa de los Minutejos.

Nuestra nada imaginaria ruta de la tapa va culminando a lo grande. A un tiro de piedra de la boca de la estación de metro de Marqués de Vadillo encontramos otro de los definitivos templos de la oreja. Sus minutejos son, como mandan los cánones –y el nombre del local-, un poco picantes (o mucho, al gusto) y piden ser devorados en uno de sus conocidos y únicos sándwiches, aunque en esta ocasión vas a necesitar más de uno. El montadito cuesta 1,10 euros (Calle Tomás Meabe, 2, 28019 Madrid - 915 60 67 26).

Casa Braulio

Calidad, tipismo y precio, sin duda toda una isla en medio del barrio de Salamanca. Es así de simple. La oreja a la plancha bien adobada y hecha, y el extraordinario bacalao, compiten por nuestro favor en un lugar abarrotado de clientes, que han convertido Casa Braulio en casi uno de los núcleos de reunión social del prestigioso destino. Porque un infalible bar de barra, de los que libran la batalla del pincho y la cerveza bien tirada, se agradece esté donde esté. Plato de oreja por 5,75 euros y un buen ambiente (Avenida de los Toreros, 43 - 913 56 11 82).

Y para la recomendación número 10, dejamos un espacio en blanco. ¿Cuál es tu sugerencia para que nos vayamos a disfrutar de una buena ración de oreja?


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba